lunes, 18 de diciembre de 2017

¿ES ODIOSA LA TV?


Es fácil y habitual escuchar a la gente decir que ellos apenas o jamás ven la TV. O, en algunos casos, lo que resulta cómico es cuando dicen que sólo ven los documentales de animales de la 2... Bueno, será verdad o mentira, pero si hablo de mi caso, sí que es cierto que apenas la veo excepto algún programa concreto o alguna serie de mi interés. El resto de la programación no existe para mi. Seguramente no soy “target” como dicen los cursis, pero no me preocupa lo que otros piensen o cómo me cataloguen. En cualquier caso así es y tengo motivos para ello que me gustaría compartir con los lectores de este blog.

Creo que la TV tiene un efecto pernicioso a cualquier edad sobre todo en aquellas personas con una formación intelectual mejorable y fácilmente impresionables o manipulables. Que nadie se equivoque, no estoy en contra de la tecnología ni de que sea bien utilizada, aportándonos ayuda, valores y avances de interés. La tecnología puede tomar muchas direcciones dependiendo de su uso y aportes, pero creo que la TV ha tomado el camino equivocado. También creo que cualquiera tiene una vida muy vacía cuando los programas de TV le parecen más interesantes que la vida real. Y ese creo que es el eje de la industria del entretenimiento que suministra a la TV sus productos audiovisuales. Estas empresas provocan un empobrecimiento físico, cultural y espiritual sin que la gente se de cuenta. Una persona media que cada día ve cosas increíbles en TV, llevadas a cabo por actores y figurantes al efecto, ve un mundo de fantasía plagado de mentiras y de cosas imposibles, pero que no es capaz de discernir.

El espectador de esa realidad virtual tiene la ilusión de que hay muchas cosas geniales en el mundo donde vivimos y muchos científicos y técnicos hablándonos y avisándonos del avance de la tecnología que nos ayudará, pero también nos hablan de la extinción de muchas especies de animales, el calentamiento global, el incremento de la pobreza y la explosión del número de negros en África preparados para inundar el planeta, etc. A pesar de estas últimas malas noticias que son debidamente edulcoradas, la distracción es tan efectiva que ante cualquier cruel realidad para esa persona media, su reacción será negar el problema y buscar refugio en una más y mayor realidad virtual. Se ha convertido en alguien tan cobarde que ya no puede lidiar con la realidad nunca más y prefiere vivir toda su vida a través de personajes virtuales, falsos.

Con ello es fácil llegar a la conclusión que alguien que ve la TV confortablemente quiere ser esclavizado, explotado, engañado y oprimido porque cada vez que conectamos ese electrodoméstico, estamos de acuerdo con todo ello. Nadie nos fuerza a verla, pero cualquiera que lo elige, está pidiendo esa esclavitud. Uno no puede seguir siendo humano y ver la TV al mismo tiempo. Sea lo que sea lo que uno ve en la TV, uno está renunciando completamente a sus propios deseos e intereses y adopta los de extranjeros anónimos. Y este último punto nos lleva a una conclusión muy interesante. Uno se rinde a cualquier derecho de decisión de lo que quiere, ofreciéndose como un cuerpo sin alma, esperando pasivamente que alguien le diga lo que debe gustarle o no.

Si ese alguien te dice “eso son puntos de vista extremistas” o “eso son teorías de la conspiración”, podemos estar seguros de que lo ha aprendido en los medios y de la TV concretamente. De verdad que me siento mal cuando alguien utiliza estos términos porque significa que esa persona no tiene opinión propia y repite ciegamente lo que los medios le dicen. Esta forma de pensar es el resultado de un condicionamiento animalístico y no de la libertad de elegir y pensar. Independientemente de cuanto haya estudiado o leído uno, nadie que ve la TV confortablemente puede ser visto como alguien cultivado. Y lo primero porque ver TV viola tu mente de tal forma que te hace imposible formarte una opinión y segundo porque la TV esta pensada para ignorantes y gente materialista del Tercer Mundo, que de hecho es su gran audiencia.

Si la gente pudiese hoy pensar por sí misma y desarrollar una opinión, jamás usarían términos como “la teoría de la conspiración” o adjetivos como “extremistas”, porque son totalmente absurdos. Es obvio que el grupo en el poder, mal llamado élite, conspira ya que lo ha hecho siempre y el hecho que puedan existir teorías ridículas sobre la conspiración (que también las hay...), no cambia el hecho en sí. El término “herético” no diferenciaba entre Galileo Galilei y alguien que dijese que la Tierra era plana, sencillamente no había posibilidad de saber si era verdad o mentira, se trataba de mantenernos en la oscuridad independientemente de lo que uno pudiese creer. Esto mismo es válido en las “teorías de la conspiración” de hoy, no tiene pretensiones de verdad ni diferencia entre marcianos, OVNIS o las bien documentadas inversiones del filántropo y amante de la humanidad (((George Soros))). La idea es mantenerlo todo nebuloso e irracional.

Que una idea es “extremista” depende totalmente del punto de vista. El globalismo es ahora una visión extremista (¿que puede ser más extremo que destrozar todas las naciones para convertir a (((algunos))) en más ricos todavía y en sojuzgarnos?) y la libertad parece también extrema para alguien que ha sido esclavo. La única razón que yo puedo aceptar para ver TV es tener una mente sobria, preparada y consciente ante las mentiras desparramadas continuamente por la pantalla. Es decir, estar vacunado ante la enfermad que transmite. Es como si un profesional de la TV nos informa del satánico contenido de algo heroico y difícil en nuestra vulvocracia, como es tragarse el veneno en directo ante un tribunal de opereta para todos aquellos que no vemos la TV, tal como hizo el general Slodoban Praljak. De lo contrario tendríamos que enseñar a nuestros hijos a temer la TV y utilizar todo el dinero gastado en TV, monitores, ordenadores, IPads, IPods, MP3/4, auriculares, Consolas, DVD y videojuegos, en alquilar por ejemplo a un pobre estudiante blanco o un viejo profesor para formar a nuestros hijos con proyectos artísticos, pidiéndoles que pinten o escriban algo y muy lejos de la TV.

No, eso es demasiado.

16 comentarios:

  1. Apreciado Felipe

    Completamente de acuerdo con tu análisis; para mí, la TV es una de las drogas más duras que existen y la administran en consecuencia. Hasta el propio Noam Chomsky ha denunciado el papel de la TV (y los medios en general) como una forma de propaganda, control y aborregamiento de la sociedad. Por lo tanto, para una buena salud física, mental y espiritual es preciso dejar de ver TV o verla el mínimo posible. Claro que las alternativas, como los juegos o las redes sociales, no son como para despertar mucho optimismo, yo creo que incluso son peores. Nos quieren convertir en androides (niños) mansos, y por el camino vamos.

    Saludos,
    X.

    ResponderEliminar
  2. Creo que te quedas bastante corto y eres muy optimista al pensar que la tecnología puede ser buena; siempre se muestra el lado positivo, pero no compensa respecto a lo que supone: la tecnología es contraria al espíritu y se desarrolla para sustituir a este.

    Yo soy uno de esos que dice que no ve la tele :) y ya hace unos diez años que lo digo. De vez en cuando veo titulares de las noticias para encontrar carnaza sobre la que escribir en el blog, pero sobre todo para analizar como nos manipulan y nos engañan.

    Es muy recomendable comparar la tele de hace 40 años con la actual: es otro mundo, desde los planos de las películas, muy largos, con diálogos inteligentes, con mensajes (a veces) bastante positivos... a películas gilipollescas basadas solo en efectos especiales esperpénticos, sin diálogo, con planos de fracciones de segundos que te vuelven loco, con tramas para subnormales, que son lo que esperan tener ya a estas alturas.
    Y los debates, ¿alguien recuerda La Clave?, pues que la compare con la basura actual de cualquier cadena, o a Jiménez del Oso, o a Rodriguez de la fuente...

    La tele ha caído en picado, pero porque la gente viéndola acepta que los traten así.
    No se ofrece información, se crea opinión, se manipula y se engaña. No se cultiva nada, solo se entrega ocio, perder el tiempo de forma estéril.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una de las mejores definiciones que he visto. Aquí en Argentina pasa exactamente lo mismo. De programas de alto nivel cultural, buenas películas y humoristas refinados que no necesitaban de las groserías para hacer reír, hemos pasado a una abyecta inmundicia

      Eliminar
  3. Saludos Don Felipe y gracias por el articulo.

    ResponderEliminar
  4. Saludos,

    Acertado texto. Sin embargo, personalmente sospecho de Chosky.

    Según el texto que enlazo debajo, Chosky es "mainstream" y Parenti "uno de esos extremistas".

    https://lorenzoae.wordpress.com/2016/05/31/chomsky-vs-parenti/

    Copio y traduzco un párrafo:



    As mentioned earlier, Herman and Chomsky’s Manufacturing Consent was the second comprehensive look at how the media’s owners determine what is broadcast.

    As early as 1845, Karl Marx explained that “the ideas of the ruling class are in every epoch the ruling ideas, i.e. the class which is the ruling material force of society, is at the same time its ruling intellectual force.

    The class which has the means of material production at its disposal, has control at the same time over the means of mental production, so that thereby, generally speaking, the ideas of those who lack the means of mental production are subject to it.”

    Though there are many books probing the nature of broadcast media, Michael Parenti’s Inventing Reality (1986) was the first to provide an in-depth analysis of the corporate nature of the media using Marx’s dictum as a thesis.

    Despite Herman and Chomsky’s book coming two years later, the two don’t mention Parenti at all, instead thanking Australian psychologist Alex Carey for inspiring their work (John Pilger, perhaps revealingly, credits Carey as a “second Orwell”).

    Even a cursory glance at Inventing Reality’s contents reveals extensive similarities between Parenti’s analysis and that of Herman and Chomsky—hearing Parenti discuss his book at length further cements the commonalities.

    In fact, beyond these two works, Chomsky and Parenti share a great deal alike. Like his superstar counterpart, Parenti has produced mountains of scholarship and given dozens of easily accessible speeches and presentations. Parenti has been a strident critic of capitalism and imperialism for decades, writing over two dozen books on nearly every conceivable issue that relates to those subjects.

    In a neat biographical synchronicity, both are even octogenarian New Yorkers. However, unlike Chomsky, Parenti can’t claim everyone from Bono to Radiohead as prominent fans.

    Chomsky’s influence is particularly felt now during the interminable American election cycle; as Kevin Dooley points out in an excellent post on Chomsky, he “is always at his most visible during election season,” when he can be found churning out almost-weekly interviews warning about the dangers of not voting Democrat.

    ResponderEliminar
  5. Saludos,

    Anonimo otra vez:

    en ese articulo se habla de teorias conspirativas tambien:

    https://lorenzoae.wordpress.com/2016/05/31/chomsky-vs-parenti/#conspiracy

    Un video de parenti:

    https://www.youtube.com/watch?v=j9BvnHfwZPo

    Conspiraciones y el poder (de las clases dominantes)

    ResponderEliminar
  6. Totalmente de acuerdo en que la TV es puro veneno. Recuerdo haber pasado muchas horas de pequeño viéndola, sólo en casa, porque llegaba del cole y no tenía otra cosa que hacer. Y me ponía los dibujos o los ("mas adultos") canales musicales sobre música "pop" tipo MTV y se me revolvían las entrañas porque no entendía los videoclips ni la música que se me antojaban horribles y enfermizos y en teoría eso tenía que ser lo más "cool" (¿tenía que ser más mayor para comprenderlos/disfrutarlos?) y yo los sentía insoportables/demenciales y me esforzaba en "aprender a disfrutarlos" porque si los padecía eso significaba... ¿que era un freak?¿que no era lo suficientemente fuerte/adulto para disfrutar de ellos?.
    Ahora sí veo claro que toda la música en radiofórmulas y TV es pura basura pero cuando un niño no conoce otra cosa, pues intenta adaptarse a lo que hay...
    Y respecto a los videojuegos, seguro que en sus guiones se caerá en tópicos de lo Políticamente Correcto, como en muchas series. Pero la alta calidad de su factura convierte hoy en día a algunos en auténticas obras de arte de infinito mejor gusto que cualquier basura televisiva. Sin ir más lejos las bandas sonoras compuestas para juegos tan "mainstream" como Europa Universalis o Final Fantasy XV destilan muchísima más clase que cualquier cosa que se emita por la TV o radiofórmulas al uso. Así que sí; mejor que el niño juegue a videojuegos a que lo envenene la tele.

    Final Fantasy XV BSO: https://www.youtube.com/watch?v=fNjoVHmJqzE

    Europa Universalis IV BSO: https://www.youtube.com/watch?v=hGrtN02XTI0&t=5s

    ResponderEliminar
  7. Gracias por vuestras aportaciones tan interesantes!!
    Cuidado con Noham Chomsky es del sistema... y del pueblo elegido.
    Saludos, Felipe Botaya

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí Felipe, sé perfectamente quién es Chomsky. Pero también entre ellos puede haber disidentes (o "libre-opinantes"), no seamos maximalistas. No sé si conoces a Finkelstein, por ejemplo. Lo que he leído de Chomsky me parece razonable y muy directo, sin ambigüedades ni agendas ocultas, pero reconozco que puedo estar equivocado. Estamos en un momento de tanta confusión, intoxicación y falsedad que prácticamente nadie queda a salvo de la duda. Mucha gente también decía que Assange era anti-sistema y ya ves...

      Saludos,
      X.

      Eliminar
  8. Entretener - entre + tener

    Pan y circo

    No sé dónde leí/escuché que algo (¿NWO?) quiere individuos egocéntricos y aislados. Sospecho que con la tecnología se pueden "entre-tener" a esos individuos con un circo personalizado y ahistórico a una velocidad de 400megabytes por segundo :)

    Normalmente nos gustan las narrativas. Pero con el bombardeo actual, las importantes (historia, nazismo, colonialismo, capitalismo), están rodeadas de un océano de trivialidades.

    Eso provoca individuos egocentricos, aislados y desestructurados (incapaces de analisis anticapitalista).

    Si uno no utiliza su cerebro, alguien puede estar usándolo por él.

    Hay un pájaro que avisa a unos canes del desierto de la amenaza de algun ave. Los canes se fian y se esconden en sus madrigueras.
    Despues el pajaro, cuando ve que los canes han atrapado algo para comer, hace lo mismo y los canes se vuelven a esconder, dejando la comida fuera. El pajaro se come la presa.

    Sospecho que Chosky es algo asi. Abre la puerta a una critica correcta (pero desapasionada), se gana la confianza de algunos y luego acaba pidiendo el voto para Killary Hlinton.

    Pero como Parenti dice: esto no funciona con todos. Los del poder, a veces, fallan pero tienen muchos recursos para reconducir la situacion (Catalunya: No podian enviar doscientos mil policias, pero con sus medios, sus amenazas y servicios secretos han ...).

    Ja veurem !!!

    ResponderEliminar
  9. Hola Xavier, no tenía duda de que sabías quien es Chomsky, es un referente que hay que tener cuidado, todos juegan a dos bandas y montan el lio del cual ellos tienen ventaja.
    Finkelstein hizo su libro y sus quejas ya que no cobró... no lo olvides.
    Saludos, Felipe Botaya

    ResponderEliminar
  10. Yo tengo 36 y si me dicen de escoger entre dos regalos,una un libro y otra una tv,directamente la tv ni la contemplo.Para mí la tv es un mecanismo adocenador,alienante y estupidizador que además es utilizado por la élite con saña. Tengo la desgracia de que mi pareja si la ve y por eso tengo,si no la hubiera vendido ya..Soy radical en ello,estoy orgulloso de serlo y además hago apologia de ello),un saludo.

    ResponderEliminar
  11. http://politicospartidos.blogspot.com/2017/12/pos-trabajo-1.html

    Interesante artículo. ¿Cómo encaja el entre-tener-miento de la TV en ese artículo?

    ResponderEliminar
  12. En líneas generales estoy de acuerdo con el artículo, lo que sucede es que como en todo hay clases y gustos. No dudo de el adoctrinamiento que padecemos pero también hay cosas buenas dentro de la industria.

    Por ejemplo, he visto recientemente la película "Infierno Blanco" y me parece una obra magnífica llena de mensaje y contenido, con premio final para los que son algo más que devoradores de palomitas.

    Y por otro lado creo que es autoengañarse creer que a la gente en general no le gusta lo que ven y son una especie de "zombies" que se tragan lo que sea que le echen en la T.V. y que si en la programación hubiese producciones de alto contenido cultural de forma constante en todos los canales las personas reaccionarían en consonancia elevándose poco a poco en teofanía a las más altas cotas de erudicción, sensibilidad e inteligencia.

    De hecho hay una peliculilla sobre el asunto:

    https://www.youtube.com/watch?v=rDJfgeR40EE

    Por desgracia, eso es no conocer al ser humano. No todos somos iguales y hay clases y clases. De siempre ha funcionado el asunto del "circo", será por algo... y de hecho en todo mi entorno familiar y laboral (seguro que no soy un caso único) la abundancia de seguidores y fanáticos del batiburrillo (aparente) que podríamos denominar como "tele-basura" es simplemente apabullante y vergonzosa.

    La sofocracia tuvo un mal final en la Grecia Clásica y fue precisamente por no ver que no todos somos iguales ni nos gustan las mismas cosas y tal asunto no es baladí.

    Y los porcentajes mandan... Independientemente de datos de audiencia manipulados y de financiación intencionada lo cierto es que a la mayor parte de los telespectadores les gusta de verdad la mayor parte de la programación. Programas de música clásica y ópera siempre ha habido y los ven 4 gatos si es que llegan... Por cierto, esos supuestos 4 gatos es posible que también vean alguna otra cosa fuera de la onda de los documentales de "La 2".

    Y si por cosas de la vida, no hubiese variedad suficiente ya la buscarían, no por casualidad existe la Deepweb.

    Hay quien cree que la educación lo es todo, no niego que tiene su peso pero "la cabra siempre tira para el monte"...

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  13. Querido Felipe verdaderamente que es de enorme agradecimiento por mi parte el hecho de que compartiera su opinión personal respecto a la televisión. Me siento reconfortado por saber que no soy el único ser humano al que le parece un martirio y un gran problema social la televisión. Ya no solo es la pura falacia y mentiras que vierten los presentadores sobre la audiencia esque ademas hay algo peor pero que es de naturaleza sutil y pasa inadvertido un fenómeno del que es menester detenerse a oír por simple curiosidad, se trata de que no solo manipulan con lo que dicen sino <> lo dicen, si préstamos atención a los tonos y a lo forma de modular la voz en los programas televisión nos percataremos de que efectivamente hablan al público como si fueran tan solo críos de 5 años y con técnicas totalmente de carácter sugestivo( trance hipnótico).El televisor.Se dice además que activa del cerebro la parte primitiva o cerebro reptil y se asegura de inhibir el correcto funcionamiento de las zonas cerebrales más elevadas encargadas del pensamiento lógico, analítico y de reflexión.El investigador Daniel Estulin sobre este punto comenta lo siguiente en su libro "El Instituto Taviskot" :
    <>.Ademas, estás regiones inferiores del cerebro no saben distinguir la realidad de las imágenes inventadas (una tarea que realiza el neocortex), de manera que reaccionan al contenido de la televisión como si este fuera real y liberan las hormonas correspondientes y así sucesivamente.(...)a la larga, un exceso de actividad en las regiones inferiores del cerebro causa la atrofia de las regiones superiores>>
    En este mismo libro se citan frases de por ejemplo el doctor Fred Emery que en 1972 escribió : << Sugerimos que la televisión evoca la premisa básica de la dependencia. Y debe de evocarla porque es esencialmente una actividad emocional e irracional.[...] La televisión es el líder constante que proporciona alimento y protección>>
    Fred Emery también expuso junto a Eric Trist tal valoración: <>

    ResponderEliminar
  14. **Comentario corregido**
    Querido Felipe verdaderamente que es de enorme agradecimiento por mi parte el hecho de que compartiera su opinión personal respecto a la televisión. Me siento reconfortado por saber que no soy el único ser humano al que le parece un martirio y un gran problema social la televisión. Ya no solo es la pura falacia y mentiras que vierten los presentadores sobre la audiencia esque ademas hay algo peor pero que es de naturaleza sutil y pasa inadvertido un fenómeno del que es menester detenerse a oír por simple curiosidad, se trata de que no solo manipulan con lo que dicen sino como lo dicen, si préstamos atención a los tonos y a lo forma de modular la voz en los programas televisión nos percataremos de que efectivamente hablan al público como si fueran tan solo críos de 5 años y con técnicas totalmente de carácter sugestivo( trance hipnótico).El televisor.Se dice además que activa del cerebro la parte primitiva o cerebro reptil y se asegura de inhibir el correcto funcionamiento de las zonas cerebrales más elevadas encargadas del pensamiento lógico, analítico y de reflexión.El investigador Daniel Estulin sobre este punto comenta lo siguiente en su libro "El Instituto Taviskot" :
    "Una de las cosas que ocurren cuando vemos la televisión es que el hemisferio derecho del cerebro está el doble de activo que el izquierdo, lo cual en si ya es una anomalía neurológica. El cruce del izquierdo al derecho libera un torrente de los opiáceos naturales del organismo, las endorfinas,que a su vez comprenden las beta-endorfinas y las encefalinas.Las endorfinas tienen una estructura idéntica al opio y sus derivados (morfina, codeína, heroína, etc). En otras palabras la televisión funciona como un suministro de drogas de alta tecnología, y sus efectos los sentimos todos. Otro efecto que tiene ver la televisión es que las regiones superiores del cerebro, como la zona media y el neocortex, quedan inactivas y la mayor parte de la actividad se desplaza al sistema limbico, la región inferior del cerebro. El cerebro inferior o reptiliano se limita a reaccionar al entorno utilizando programas de respuesta profundamente imbricados en el sistema, del tipo <>.Ademas, estás regiones inferiores del cerebro no saben distinguir la realidad de las imágenes inventadas (una tarea que realiza el neocortex), de manera que reaccionan al contenido de la televisión como si este fuera real y liberan las hormonas correspondientes y así sucesivamente.(...)a la larga, un exceso de actividad en las regiones inferiores del cerebro causa la atrofia de las regiones superiores"
    En este mismo libro se citan frases de por ejemplo el doctor Fred Emery que en 1972 escribió : " Sugerimos que la televisión evoca la premisa básica de la dependencia. Y debe de evocarla porque es esencialmente una actividad emocional e irracional.[...] La televisión es el líder constante que proporciona alimento y protección"
    Fred Emery también expuso junto a Eric Trist tal valoración: "La televisión tenía un efecto disociativo sobre las capacidades mentales y hacía que la gente fuera menos capaz de pensar de forma racional.Los espectadores, conforme van habituando a ver seis horas o más la televisión al día ceden el poder de razonar a las imágenes y los sonidos que salen del televisor"

    ResponderEliminar