domingo, 3 de diciembre de 2017

EL DISCURSO ANTI-BLANCO: DESCOLONIZACIÓN


Alguien con sentido común ante el despropósito de la BBC...

Mucho están cambiando las cosas en el mundo académico de todo el mundo occidental en manos de comunistas y progresistas, convenientemente dirigidos por (((algunos))) más arriba. Es algo que se percibe en el día a día y en la forma de comunicarnos entre nosotros y los alumnos en ese mundo tan endogámico y punta de lanza del ataque sobre occidente. Hoy no se trata de enseñar, sino de politizar y realizar ingeniería social comunista que consiga un individuo débil, asustadizo y culpable. Me refiero a los alumno de raza blanca, concretamente.

En los USA, donde todo esto va a velocidad de vértigo, los conceptos van apareciendo para justificar los desmanes que se realizan en la formación de los jóvenes. Es una guerra de conceptos que intentan conquistar las mentes de los chicos desde temprana edad. Junto a los llamados “Whiteness Studies” y los “Black Lives Matter”, el concepto de “Descolonización” ya está arraigando en las universidades de occidente. Un ejemplo muy reciente ha sido la Universidad de Cambridge, en la que yo realicé un curso hace ya años. Esta universidad tan clásica, está considerando el cómo llevar a su puesta en marcha una solicitud de un pequeño grupo estudiantes negros y comunistas a “descolonizar” la literatura inglesa e incluir a escritores negros y de otras minorías y traer lo que llaman “Pensamiento Post-Colonial”, que es una rama del Pensamiento Crítico (Escuela de Frankfurt...).
 
Visto en el contexto de una agitación similar, el año pasado eso pasó en la Universidad de Yale, también en Sud-África con el movimiento “Rhodes Must Fall” (https://en.wikipedia.org/wiki/Rhodes_Must_Fall), la eliminación de los cuadros de los fundadores blancos del King´s College de Londres y ataques a estatuas de figuras prominentes blancas de los USA. El esfuerzo de “descolonización” es claramente una parte de una escalada enloquecida para eliminar la presencia blanca y reducir el espacio de los blancos en Occidente, su tierra natal. Esta reducción del espacio blanco está ocurriendo con la demografía, la cultura e incluso con la historia. Esta última incluye la grotesca, falsa y absurda presencia de negros en períodos históricos que eran prácticamente blancos al 100%, con la ubicación política obligada de negros incluso en conquistas romanas como Inglaterra, en los Caballeros de la Mesa Redonda o Robin Hood... 

La BBC lo hace continuamente. Ya en 2006 la BBC emitió la serie “Robin Hood”, con varias cosas absurdas (pero bien pensadas en esta ingeniería social que comento):
 
1) Los Cruzados son mostrados como una alegoría de la guerra de Irak
 
2) El “Sheriff” de Nottingham le declara “La Guerra al Terror” a Robin y sus hombres
 
3) Robin y sus hombres rechazan sus armas occidentales inferiores, por las muy superiores armas “árabes” como arcos y cimitarras
 
4) Robin hace mención habitual a versículos del Corán
 
5) El miembro más listo del grupo de Robin es una mujer árabe que tiene un conocimiento médico avanzado y moderno y se ríe de la patética ignorancia de los ingleses del grupo
 
6) El personaje de Friar Tuck es un negro que hace graciosos movimientos de Kung-Fu
 
“Robin Hood” de la BBC fue una serie horrible abiertamente propagandística de basura con la cual se mearon en la historia, la realidad y el folclore inglés. Recordemos la película del mismo título con Kevin Costner en la cual le acompaña el “buen negro oficial de Hollywood”, Morgan Freeman, que hace de árabe y que tiene una cultura y preparación de todo tipo espectacular, frente a los descerebrados ingleses. Ahora están preparando una película sobre el Rey Arturo en la cual ese rey es un negro... Tengo grandes esperanzas de que está película también alcanzará grandes niveles de basura racial propagandística.

El "Rey Arturo ataca"... según la BBC, claro!
Actualmente, las naciones blancas están indudablemente colonizadas por no-blancos, la cultura blanca es marginalizada cada vez más, e incluso no se la tiene en cuenta o no existe. Y la historia blanca está siendo re-escrita para apoyar y avanzar en la agenda del multiculturalismo que nos asfixia. Los blancos somos acusados de colonizadores cuando el mismo tiempo estamos sujetos a una colonización multicultural sin precedentes en la historia. Esta incongruencia entre la retórica política y la realidad social o en las calles, requiere preguntarse qué se quiere decir con los términos “colonizar”, “imperio” e incluso “genocidio”, particularmente con respecto al uso político que han adquirido y también preguntarse qué entendemos por procesos históricos de colonización, como los “Whiteness Studies” que he citado anteriormente y que sólo existen para alentar y facilitar el discurso agresivo contra los blancos.
¿Alguien imaginó que el caballero Lancelot du Lac era un negro? En la BBC sí...
Ha habido conferencias sobre los llamados “Genocide Studies” por parte del especialista (((Dirk Moses))). Este hombre ha construido su carrera profesional explorando los asuntos del colonialismo y del genocidio y su relación. Se le considera como uno de los escritores esenciales en colonialismo, conquista, genocidio y problemas como esos en el ser humano. Moses dice que el término “colonización” tiene una definición más fluida que fija, sobre todo en su uso y que ese término como el de “imperialismo” han sido adaptados en las últimas décadas para facilitar la agenda política a seguir y condenar a las naciones europeas poniendo en cuestión la legitimidad moral de occidente, es decir de los blancos.

Por ejemplo en su introducción en “Empire, Colony, Genocide: Conquesy, Occupation,and Subaltern Resistance in World History” de 2008, Moses explica que la conquista y la ocupación son universales en la conducta humana en vez de centrarla en la malvada Europa y su cultura. Escribe que “Imperio, colonia y genocidio son palabras clave con connotaciones controvertidas, pero que “pocas son las sociedades que no hayan formado parte de un imperio alguna vez, ya sea en su centro o periferia. Pocas son las sociedades que no hayan sido producto de un proceso colonizador, ya sea casual o planificado”. A pesar de la presencia universal de la conquista, desplazamiento y dominación en la historia de la humanidad, Moses indica que el uso de esa terminología ha sido enfocado en el reciente pasado de Europa: “Imperio y Colonia son vistos como algo exclusivo del siglo XIX y XX y que se han convertido en palabras de oprobio implicito ya que significan dominación europea sobre el mundo no-europeo... Imperialismo fue acuñado a mitad del siglo XIX para criticar las ambiciones de dominación y expansión. Un siglo después, el acusar a un país de colonialismo es condenarlo por esclavitud y explotación de otro país”.
 
Cuando se utilizan estas palabras clave, los activistas étnicos de hoy cogen estratégicamente el expansionismo europeo del siglo XIX como punto de partida, excluyendo muchos siglos antes durante los cuales la participación de no-blancos en conquista, esclavitud, expansión e imperialismo eran al mismo nivel o mayor que la de los propios europeos. 

El colonialismo blanco se ve como algo dinámico en el cual esos explotadores molestaban a la utópica existencia de los no-blancos antes de someterlos a un trato horrible, un mito desarrollado por la Escuela Boasiana de Antropología, de (((Franz Boas))) y sus “investigadores” comunistas. Lo que deja claro Moses es que el discurso actual sobre la legitimidad de la civilización occidental está en entredicho cuando se usan esos términos. Nadie más lo sufre por su historia ni los turcos, ni los mayas, ni los aztecas, ni los romanos, ni los persas, ni en Sudán, ni en la India, ni China, ni los árabes, ni los judíos, ni los comunistas, ni los negros, etc.. por sus millones y millones de muertos, sólo los blancos que somos la pieza a batir por nuestra “maldad”. Todos los demás son seres angelicales con una historia de amor, cariño y comprensión espectacular.
 
Uno de los puntos más interesantes y frustrantes del cuestionar la legitimidad moral de occidente, es que los blancos hemos permitido el someternos a ello e incluso en muchas ocasiones lo hemos alentado. A ciertos niveles podría ser algo que nos confortase el atribuir esa auto-flagelación a recientes influencias extranjeras que nos invaden, pero la verdad es más compleja. Puede ser que los europeos tuviésemos un éxito sin precedentes en los siglos XIX y XX en expandir nuestras esferas de interés e influencia a nivel material y cultural, pero también entramos en un nivel sin precedentes en cuanto a auto-crítica por ello. Moses sugiere que la participación o cooperación blanca en el cuestionamiento de la legitimidad moral de la civilización occidental es parte de la “culminación de una larga tradición europea de crítica legal y política por la colonización y el imperio... Los teólogos, filósofos y legalistas europeos, han estado debatiendo la moralidad de la ocupación desde la conquista española de America en el siglo XVI.
 
Es lo que Kevin MacDonald llama “altruismo patológico” de la sociedad europea. Los europeos somos especialmente vulnerables en las discusiones actuales sobre colonización, esclavitud e imperio y no por nuestras acciones que pudieron ser discutibles en algunos casos, sino por haber sido el único grupo étnico exitoso en esos asuntos y capaz de someternos a la crítica por nosotros mismos en nuestro propio grupo étnico, sino por otras razas que reclaman una superioridad moral. Una de las razones del rechazo actual al colonialismo es que el colapso del imperio ha sido catastrófico para nosotros como pueblo, y no en términos de recursos sino en que inmediatamente estamos siendo víctimas de una colonización contra nosotros. Hemos desarrollado también esa aversión contra el colonialismo por razones de nuestra cultura que ha sido absorbida e interiorizada por el anti-imperialismo de intelectuales de izquierdas como Sartre o Fanon, para los cuales todos los imperios, excluyendo el comunista por supuesto, entrañan la explotación y la degradación de la población local.
 
Según este baremo comunista y propagandístico los negros, turcos, chinos, árabes, judíos se muestran siempre como inocentes e incapaces de racismo. Estas explicaciones simplificadas tanto del colonialismo como del anti-semitismo, implican también que ltodos ellos son incapaces de tener ambición, envidia, crueldad u hostilidad hacia otros grupos raciales, algo que es ridículo pero que tiene una influencia enorme en el campo académico actual en occidente. Por todo ello, el discurso de la “descolonización” es simplemente una máscara para la colonización imparable de Occidente por gentes del Tercer Mundo y su borrado de la faz de la Tierra como objetivo final...

10 comentarios:

  1. Pues está claro que o la raza blanca no es tan superior, al menos ahora, o es tan moralmente despreciable que usa esa superioridad para ponerla al servicio del N.O.M. con los askenazis a la cabeza y vender a los suyos.

    Con superior, me refiero a que ha conquistado y dominado a otros pueblos, ¡lo cual parece no ser censurable!, lo único lamentable es que ahora se lo vayan a hacer a ellos (a nosotros). Y como digo lo triste es que sea con la necesaria colaboración de una élite blanca, al servicio de... sabe dios como definirlos.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Esto me recuerda a la "leyenda negra" española, donde las muy piadosas y melífluas consideraciones de "De las Casas" para con sus "angelicales" e inocentes indios dieron pie a la inteligencia extranjera para deshonrar y desbarrar contra el imperio español por doquier. Donde las dan las toman y ahora los anglos toman algo de su propia medicina con la que empozoñaron al mundo entero. Aunque los anglos son bastante ígnaros y salvajes con ínfulas a la postre; nada más que esbirros de nuestros amigos ((())) que les prometieron mucho botín a esos piratas y ya vemos cómo les han dejado "el imperio".
    P.D.:La mentira tendrá las patas muy cortas, pero mientras los cortos (de mente, que esas son sus patas) sigan siendo tantos (y cada vez hay más) tendrá camino para rato

    ResponderEliminar
  3. Totalmente de acuerdo y gracias con vuestros comentarios. Espero que podamos solucionarlo...
    Saludos, Felipe Botaya

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  6. Pues soy bastante pesimista al respecto. Por lo que veo a mi alrededor, años de propaganda muy bien hecha, unidos a la falta de interés en formarse como hombres que Irene la mayor parte de las personas han conseguido que, por lo que observo a mi alrededor, la mayor parte de la gente este ciega y no vea esto, como tampoco ven la manipulación del clima, ni la intromisión cada vez mayor del estado e nuestra intimidad ni...
    Delenda est Europa




    ResponderEliminar
  7. Apreciado Felipe,

    Magnífico artículo, has descrito muy bien este fenómeno, que yo incluiría en la imperante "corrección política" (en la que está también la política de género), que es un intento de establecer un pensamiento único global e imponer culpas y vergüenzas a todos los pecadores. Los que conocemos bien la historia ya vemos que esto es una gran patraña, pero se impondrá por los habituales mecanismos de opresión (perdón, quise decir "comunicación") social. Ya estamos de lleno en la era de la pos-verdad oficial, el reino del Gran Hermano.

    Saludos,
    X.

    ResponderEliminar
  8. Gracias Xavier y Piedra, es un placer escribir para personas como vosotros. Un abrazo y hay que cambiar muchas cosas, Felipe Botaya

    ResponderEliminar
  9. Buenos días,

    Artículo necesario. En mi opinión, con la cantidad de de jóvenes preparados que tenemos, haría falta una fuerza, un partido político o movimiento social, lo suficientemente atractivo y con capacidad de unir en un proyecto que ilusionara a la gente. Creo que sí apareciera y tuviera de su lado unas cuantas mentes lucidas llevando su departamento de comunicación, las cosas podrían empezar a equilibrarse. Creo que cada vez somos más las personas de descontentas y con ganas de tener un proyecto que nos devuelva la ilusión y el orgullo.

    ResponderEliminar
  10. http://www.martinzoller.com/single-post/2016/12/11/Prophecies-for-Europe-and-Israel-ED

    ResponderEliminar