martes, 10 de marzo de 2015

EL BOMBARDERO INVISIBLE - HORTEN Ho229



Me gustaría hablar en este artículo sobre una de las armas futuristas más interesantes desarrolladas durante la II Guerra Mundial por los alemanes. Se trata del avión Horten Ho229, llamado también Gotha Go229, ya que estos fueron los fabricantes seleccionados por el Reichluftministerium para la desarrollo de este avión diseñado por los hermanos Horten, Reimar y Walter. Se trataba de un ala delta, propulsada por dos reactores.

El proyecto de este avión recayó en las manos de estos hermanos ya que eran especialistas en diseños de aviones de ese tipo. Desde los años treinta habían realizado numerosos prototipos tanto veleros como con motor. En 1943 el Luftministerium solicitó el desarrollo de un avión bombardero que cumpliese los requitos de los 1000 x 3. Es decir, que pudiese volar a 1000 km por hora, con una bomba de 1000 kg y a 1000 km de distancia. Con ese punto de partida, los Horten sólo tuvieron que utilizar uno de sus últimos diseños, el HoIX, para poder presentarlo ante el ministerio del aire, debidamente adaptado a la solicitud oficial. La propuesta fue aprobada y sólo se solicitó el montaje de armamento, dos cañones de 30mm, ya que a esa velocidad también podría ser utilizado como caza.

El Ho229 era un avión que heredaba buena parte de su origen como velero ya que excepto la parte central y carlinga que eran de acero, el resto era de madera. Una razón sin duda alguna era la escasez de aluminio y otros metales para esas partes del fuselaje. Pero a pesar de estos materiales, el avión alcanzaba los 1000 km por hora sin dificultades.

Algo reseñable y que lo hizo pionero en el campo de la invisibilidad a los radares fue la aplicación sobre la pintura y las chapas de madera, de una capa de polvo de carbón con cola de madera. Como sabemos el carbón es un excelente conductor eléctrico. Esta capa evitaba la localización del avión por los sistemas de radar de la época y por ello muy adelantado a los conceptos de entonces.

El primer prototipo era un velero que contenía todas las características de diseño del modelo final. Su referencia fue HoIX V1 y voló en Marzo de 1944, demostrando sus cualidades de vuelo. En Diciembre de ese mismo año voló el HoIX V2 con motores a reacción del fabricante Jumo modelo 004, ya que los motores seleccionados por los Horten serán del proveedor BMW. En las pruebas del único prototipo, éste tuvo un accidente por el incendio de uno de sus motores en Febrero de 1945.

Como elemento final de la guerra solo decir que no llegaron a entrar en combate y el único prototipo cayó en manos aliadas. El resto de aparatos en construcción fueron destruidos para que no cayesen en manos soviéticas. El prototipo que queda se halla en Suitland, Maryland,  Sala Paul E. Garber del Air and Space Museum.

¿Por qué explico todo esto? En 2008, la National Geographic y la empresa de aeronáutica Northrop-Grumman (fabricante del avión invisible B2), realizaron un documental sobre este avión y llegaron a construir uno a escala 1:1, sin motores, con los planos originales y material de época, para determinar cuan adelantado estaba este avión con respecto a su tiempo y si realmente era invisible al radar. El hecho asombroso es que considerando el tiempo de este diseño, se podía decir que era un avión prácticamente actual. Efectivamente era invisible al radar comparado con estándares actuales y los de su época y no soló por la capa de carbón, sino por su extraordinario diseño aerodinámico. Sólo sobresalía la pequeña cabina y los dos motores, siendo el resto la superficie de un ala. La madera aumentaba esa capacidad de invisibilidad al radar. Era más rápido, efectivo y eficiente que cualquier avión de aquel momento y era invisible realmente y muchos técnicos creen que su aparición en combate hubiese cambiado muchas cosas en aquel momento.

¿Qué se puede decir de este avión? Con sus líneas suaves y elegantes podría ser el prototipo de los futuros sucesores de los aviones norteamericanos de la clase Stealth. Sin embargo y no se puede negar u ocultar, este avión fue diseñado por Alemania treinta años antes de que los norteamericanos investigasen con éxito el desarrollo de la tecnología anti-radar. Los hermanos Horten calcularon que las ondas electromagnéticas de radar serían absorbidas y conjuntamente con la superficie del avión harían que éste fuese prácticamente invisible a los detectores. Este método es el mismo que usaron los USA en su primer modelo Stealth de 1980, F-117 Nighthawk. Este avión norteamericano llevaba una pintura con un alto contenido en grafito, que es similar químicamente al carbón.

Ante los comentarios de la época de que el Horten Ho229 era invisible al radar, la National Geographic y la Northrop-Grumann quisieron comprobarlo ya que sus técnicos dudaban de que fuese así, construyeron una réplica a escala que no podía volar, como he comentado antes. La idea era someter el diseño a las ondas electromagnéticas. Los resultados demostraron que el avión era prácticamente invisible a los radares de entonces y que tenía tal velocidad que podía llegar a Londres antes de que los cazas británicos despegasen en su persecución.





3 comentarios:

  1. ¿No hay un cierto aire de familia con el dibujo de uno de los objetos avistados por Kenneth Arnold en 1947?: http://www.ufoevidence.org/cases/case511.htm

    ResponderEliminar
  2. Hola Dorian, totalmente de acuerdo. Siempre he penasdo que el llamado fenómeno OVNI tiene más de terrestre que de extraterrestre. Desde ese año de 1947 empieza Hollywood con sus películas de platillos volantes y ha desviar la atención hacia un fenómeno espacial... ¡Qué casualidad!
    Saludos, Felipe Botaya

    ResponderEliminar
  3. Para Dorian Grey.
    Este es ese momento en el que uniendo las piezas das con una conjetura más que plausible. He visto, como muchos, el modelo del Horten Ho229 pero el unir las lineas de puntos se te ha ocurrido a ti.
    Desde luego que la apreciación es más que plausible. Por las fechas, el modelo de avion y las observaciones del Sr. Kenneth Anorld. Por supuesto que lo que este Sr. describio se parece sospechosamente al avión de los hermanos Horten.
    Vamos que un diez por tu observación

    ResponderEliminar