domingo, 10 de junio de 2018

STALIN Y LA CONQUISTA DE EUROPA (y 2)


Sabéis que soy poco dado al comunismo y no soy un admirador de Stalin, pero si algo es verdad hay que decirlo, el primer “blitzkrieg” o guerra relámpago de la que tengo noticia, la utilizó Stalin en Agosto de 1939 provocando la derrota del 6º Ejército japonés en la Mongolia Exterior, con un sorpresivo ataque coordinado de tanques, bombarderos e infantería móvil. Y, curiosamente tras la debacle de Junio de 1941 ante los alemanes, mantuvo a sus mejores estrategas que, a pesar de las pérdidas iniciales, siguieron preparando las acciones y fueron promovidos a los más altos escalafones hasta el final de la guerra.

 
Es verdad que algunos aspectos de la maquinaria militar soviética eran primitivos, pero también los eran en la parte alemana. No era aún un ejército fogueado. Quizás el detalle más sorprendente sobre la tecnología alemana en 1941 era el sistema de transporte, que como he dicho en muchas ocasiones, era tirado por caballos, 750.000 concretamente. Este sistema, claramente desfasado ya en la época, era el que insuflaba vida y municiones al ejército que avanzaba rápidamente. El sistema a caballo duró hasta el final de la guerra, sólo hace falta ver las fotografías alemanas de la evolución del conflicto.
 
Otro punto muy importante que nos indica Suvorov de que era un plan de ataque fue la presencia de paracaidistas que jamás han sido tropas de defensa, sino de ataque y avance. Alemania disponía en ese momento de 4.000 paracaidistas, mucho más que los USA, UK, Italia o Japón. Stalin disponía oficialmente de 1.000.000 de ellos, y Suvorov nos dice que el número verdadero era de 2.000.000. ¿Para que quería Stalin 1 ó 2 millones de paracaidistas sino era para atacar?... Stalin también disponía de tanques anfibios y desplegó 4.000 de ellos que eran más que el total de tipos de tanques de que disponía Alemania. Sin embargo eran inútiles en defensa por lo que fue ordenado su abandono y destrucción.

Hay muchas pruebas de que en las semanas previas al ataque preventivo alemán, Stalin ordenó la liberación de cientos de miles de prisioneros del Gulag, a los que se dio una formación básica, armas sencillas y todo ello organizado por el NKVD para sus divisiones, constituyendo una parte sustancial del 2º Escalón Estratégico, ubicado a cientos de kilómetros de distancia de la frontera alemana. Estas unidades quizás fueron preparadas para servir como fuerzas de ocupación, permitiendo a las mucho más potentes divisiones de primera línea el seguir avanzando y conquistar Alemania, Francia, Italia, los Balcanes y España. Creo que no tiene otra explicación lógica esta acción de Stalin.
 
Esta invasión de largo alcance y ocupación de países con mucha población y que hablaban diferentes lenguas, requería una logística de primer orden. Un ejemplo es que previamente al ataque alemán éstos, siempre metódicos, imprimieron y distribuyeron a sus tropas unos libritos con frases habituales en ruso, para permitir una comunicación con la población. Fue irónico, pero al mismo tiempo la URSS había editado unos libritos muy similares con frases en alemán, francés, italiano y español ¿Si no era para atacar Europa para qué servían esos libros entre la tropa? Fueron distribuidos durante los primeros meses de 1941. Los alemanes capturaron trenes en camino hacia el frente con mapas topográficos de diferentes países de Europa con un nivel de detalle espectacular. El ataque alemán pilló a los soviéticos con el despliegue de tropas aún no terminado.
 
Todos estos ejemplos que nos explica Suvorov y sobre todo las armas, las decisiones estratégicas, el despliegue, etc., hacen muy difícil que nos creamos la narración habitual de un sistema defensivo soviético, pero adquiere todo el sentido del objetivo de Stalin desde 1939 en adelante para atacar en 1941, según el plan original de Lenin. ¿Podemos afirmar que Suvorov está en lo cierto? Algo que me mosqueó mucho fue lo que ha tardado su libro en ser editado en español y en inglés, parece que han querido cerrar sus ojos a lo que dice Suvorov ya que rompe la historia oficial. No sólo creo que Suvorov está en lo cierto, como digo al principio, sino que lo que sabemos o nos han explicado de la II Guerra Mundial debe ser revisado y releído de nuevo. Pero el sistema no lo permitirá ya que lo cambia todo y sus mentiras quedan al descubierto. El libro en España apenas ha tenido eco y sólo los interesados o que estamos al día de las novedades lo hemos adquirido y leído.
 
Hay un detalle muy interesante que nos dice Suvorov y en el que no hemos caído muchos. Los pactos o tratados suelen tener el nombre de la ciudad o el lugar donde se ha llevado a cabo, por ejemplo Pacto de Varsovia, el Acuerdo de Munich, Tratado de Versalles, etc., por ello el “pacto Ribbentrop-Molotov” debería llamarse “Pacto de Moscú”. Como resultado de ese pacto, Stalin ganó la mitad de Polonia, los Estados Bálticos y otras ventajas incluyendo una frontera directa con Alemania. Sin embargo Hitler fue castigado con declaraciones de guerra por parte de Francia y UK, y la condena unánime del mundo como “agresor” e “iniciador de la II Guerra Mundial”. La URSS evitó ser puesta en el mismo saco que Alemania, lo que es algo que aún hoy sorprende o no a cualquiera mínimamente informado. Por lo tanto, el principal beneficiario del “Pacto de Moscú” fue claramente Moscú. Seguramente no citar Moscú en el pacto fue parte del éxito comunista para hacer ver que la URSS no tenía nada que ver con la guerra.
 
Debido a que la I Guerra Mundial, una guerra de trincheras y de desgaste continuado de tropas sin avanzar un metro, fue una auténtica sorpresa cómo Hitler conquistó Francia en pocas semanas de 1940. Pero en este punto, Hitler veía la guerra ya finalizada y confiaba que la generosa oferta de paz que ofreció enseguida a los ingleses, llevaría rápidamente a un acuerdo. Como consecuencia hizo volver a Alemania la economía normal de tiempos de paz, cambiando cañones por mantequilla para mantener su popularidad en Alemania. Evidentemente, los aliados con UK a la cabeza no estaban por la labor.
 
Stalin no tenía estas restricciones políticas y desde el momento en que firmó el tratado de paz a largo plazo en 1939 y dividió Polonia en dos, llevó a cabo su economía de guerra total hasta un nivel superior. Su producción se centró en armamento ofensivo y desmanteló casamatas y bunkers defensivos en la frontera con Alemania. En 1941 se había completado el círculo productivo y sus planes estaban en consonancia con ello. Estos preparativos militares no pasaron desapercibidos a la inteligencia alemana y casi en el último momento Hitler se dio cuenta de la trampa estratégica en la que había caído y ordenó a su menor ejército el lanzar un ataque sorpresa contra los soviéticos que todavía estaban agrupándose y los sorprendió en sus preparativos finales. Enormes cantidades de material capturado fue añadido al ejército alemán, sin duda inferior numéricamente al soviético y con importantes problemas de suministro.
 
Los enormes recursos de todo tipo de la URSS, más la ayuda recibida por USA y UK, hizo cambiar el signo de la guerra hasta la victoria comunista. Sin embargo Stalin sólo se llevó media Europa, la oriental, en vez de su totalidad. Además de eso y como colofón histórico, Suvorov nos dice que la debilidad fatal de la URSS fue su inoperancia para competir con los países no comunistas en la producción de productos para la sociedad civil hasta que eso le llevó al colapso a finales de los 80’s.

8 comentarios:

  1. Una cosa es percibir la guerra como inevitable, tal como la contemplaba Stalin (aunque no, mientras siguiera la guerra en el frente Occidental) y otra muy distinta, justificar la agresión nazi a la URSS (ya descrita y comntada por Hitler en Mein Kamf) como un acto defensivo, al adelantarse a una "teórica" agresión por parte de la URSS. Tal como afirma el indecente traidor Suvorov. confundiendo sus pajas mentales con la realidad. Uno puede ser disidente del sistema político de un Pais, pero otra cosa muy distinta es colaborar con el enemigo, atentando contra la seguridad fisica de tu pueblo. Por desgracia desde Viriato el mundo nunca seha librado de traidores a su Patria. En este sentido, las dotes de Judas fabulador de Suvarov, capaz de lo más bajo por el vil metal, ya fueron denunciadas por los propios disidentes, como el propio Sajarov.
    Cierto, que la URSS colapsó por no producir mercancias, como los paises capitalistas donde el consumismo es uno de sus pilares, además de desviarse del humanismo y la lucha contra el capitalismo. Pero lo que no comenta Sucarov, es que desde el asesinato de Stalin, y las primeras reformas y regteso a la propiedad privada, del traidor ucro Khruschev, hasta el finiquito del anticomunista Gorbachev, la URSS era un pais totalmente capitalista, con muy poco de socialista y mucho menos de comunista. Donde unas élites económicas y burocráticas copaban un Partido Comunista, totalmente alejado del pueblo.

    ResponderEliminar
  2. Hola Sr. Artús, respeto su opinión sobre Suvorov aunque no estoy de acuerdo con usted. Sus tesis, como sabrá no han sido rebatidas peri sí silenciadas en los medios, lo cual denería hacerle sospechar a usted. De "teórica agresión" nada, Stalin iba a entrar en Europa y eso ya se empieza a decir y no sólo por parte de Suvorov sino de otros historiadores rusos. La verdad saldrá adelante y usted estará ahi para verla aunque no le guste.
    Saludos, Felipe Botaya

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aparte de que los aportes del artículo, como los apuntes de Suvarov son totalmente ciertos, me baso en lo que afirma el propio artículo. La táctica de Stalin no era buscar un enfrentamiento directo, con el por entonces, más fuerte ejercito del mundo. Su táctica era replegarse para estirar al máximo las lineas de aprovisionamiento del ejercito nazi. Para luego contratacar con un ejercito ofensivo. Una táctica que tan buenos resultados ofreció contra los ejercitos de Napoleón. En total contraposición, con el descalabro de enfrentarse directamente al ejercito alemán, sufrido por los ejercitos zaristas del zar, en la I Guerra Mundial. Saludos.

      Eliminar
  3. Buenos días Sr. Artús y gracias por sus aportaciones.
    Discrepo en la mayor cuando dice lo del "ejército más fuerte del mundo", entiendo que se refiere al alemán. El más potente era el Ejército Rojo de largo tanto en número de hombres como en material. Eso es una verdad que no puedo discutir, me guste o no. Y fue una guerra, al margen del invierno, entre calidad (alemana) y cantidad (soviética).
    Le recuerdo las enormes producciones soviéticas antes de la guerra y luego el colosal traslado de fabricas y fundiciones hasta detrás de los Urales donde siguieron fabricando sin interrupción hasta el final de la guerra.
    Mientras esto sucedía, efectivamente Stalin a base de pérdidas de hombres (lo mas barato para él) alargaba las vías de suministro alemán en la URSS y eso fue mortal para Alemania.
    Saludos, Felipe Botaya

    ResponderEliminar
  4. Como añadido a mi comentario Sr. Artús, por supuesto que Stalin iba a entrar en Europa y así lo había planificado desde los años 30's. Pero aprovechando la guerra de desgaste entre UK, Francia y Alemania. No fue del todo así y Hitler viendo lo que se venía encima, atacó. El resto es historia.
    El ocupar Europa militarmente y aplicar las ideas comunistas tenía toda la lógica, ya que el comunismo no había podido penetrar en los círculos obreros europeos por dos razones tal como George Lukaks y Antonio Gramsci indicaron: La cultura occidental y la Iglesia Católica, que había que destruir y a lo que asistimos en la actualidad.
    Por lo tanto el comunismo entraría "manu militari".
    Saludos, Felipe Botaya

    ResponderEliminar
  5. Hitler se inclinó por su estrategia del Este a finales de julio de 1940, decidiéndose completamente en el mes de noviembre del mismo año tras la visita cursada a Berlín por el de Exteriores soviético, Molotov. En diciembre de 1940, Hitler firmó y cursó la directriz de la Operación Barbarroja. Es decir, Hitler decidió atacar a la Unión Soviética mucho tiempo antes de que Stalin ordenase los despliegues y re-despliegues de primavera-verano de 1941.

    ResponderEliminar
  6. Hola Sr. Daniel, gracias por su aportación.
    No estoy de acuerdo con Vd. si bien los preparativos de Hitler tal como cita son correctos. Lo que no explica Vd es por qué los llevó a cabo.
    AH tenía claro que habría un enfrentamiento con el comunismo (además del crecimiemto alemán hacia Ucrania como cita en el Mein Kampf: Lebensraum), y tenía información a través de la inteligencia militar alemana y fotos aéreas de los preparativos soviéticos. Sencillamente llevó su plan adelante antes que los comunistas. Había motivos de sobra para su ataque y de ahí el gran número de prisioneros soviéticos en las primeras semanas. Otra cosa es si el ejército alemán estaba preparado para una campaña asi.
    Saludos, Felipe Botaya

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Felipe, hay una cosa que no estamos contando y es el "lastre" que le causo a ALemania tener que ir en ayuda del inutil de Mussolini y su inservible ejercito en sus fallidas operaciones en Grecia, los Balcanes y el norte de Africa lo que resulto en el desvio de importantes recursos materiales y humanos que podrian haberse usado en el frente oriental.
      Un cordial saludo.

      Eliminar