domingo, 10 de junio de 2018

STALIN Y LA CONQUISTA DE EUROPA (1)


Sabéis que al igual que Viktor Suvurov y su libro “El Rompehielos”, donde éste defiende y sustenta con abundancia de datos e informes soviéticos, la teoría de que Hitler se adelantó a los planes de Stalin de invadir Europa y lanzó un ataque preventivo para acabar con la URSS y la amenaza que representaba para Europa y el mundo, yo estoy completamente de acuerdo con el escritor y antiguo militar en la Unión Soviética.

Aunque sin más datos a esta conclusión ya se llegaba con el simple sentido común. En mis primeras lecturas de la Operación Barbarroja y contando con pocos años, me sorprendía por la gran cantidad de soldados prisioneros que los alemanes capturaron en los primeros días de la incursión en la URSS ¿Cómo era posible? ¿Qué hacían allí junto a la frontera polaco-alemana? Suvorov y otros historiadores rusos de nueva hornada ya empiezan a admitir esta verdad. Esos soldados estaban allí a millones para lanzarse sobre Europa en la primera quincena de Julio de 1941, conquistarla y expandir el comunismo y su maravilloso paraíso del proletariado por todo el continente.
 
Hace poco conseguí un enlace (https://www.unzcloud.com/wp-content/uploads/2018/06/Chronicles-2010apr-Navrozov.pdf) de un artículo, “A Man of One Idea”, escrito por Andrei Navrozov sobre el libro de Suvorov titulado “The Chief Cultprit: Stalin’s Grand Design to Start World War II”. A título informativo, Navrozov era un emigrante soviético que residió en UK durante muchos años.
 
Navrozov sustenta la teoría de Suvorov de que el ataque de Hitler fue preventivo y también dice que el ataque preparado por Stalin constituía meramente el acto final de una mayor estrategia geo-política que él había desarrollado desde principios de los años 30’s. Siguiendo la Revolución Bolchevique, el nuevo régimen soviético era visto con extrema sospecha y hostilidad por los países europeos, muchos de los cuales veían a sus partidos comunistas como elementos de una quinta columna. Por ello y para dar respuesta al sueño de Lenin y llevar la revolución comunista a Alemania y al resto de Europa, Stalin necesitaba dividir a los europeos y romper su línea común de resistencia. Vio la subida de Hitler como un “rompehielos” potencial, una oportunidad para desatar otra guerra sangrienta en Europa y desgastarlos a todos, mientras la URSS se quedaba sola e incrementaba su poder, esperando el momento adecuado para barrer y conquistar todo el continente.
 
Con este objetivo, Stalin había encaminado a su poderoso Partido Comunista alemán para llevar a cabo acciones que asegurasen la llegada de Hitler al poder y luego llevar a éste a firmar el Pacto Ribbentrop-Molotov para dividir Polonia. Esto llevó a Inglaterra y Francia a declarar la guerra a Alemania, mientras que al mismo tiempo se eliminaba el falso estado de Polonia y colocando al Ejército Rojo directamente en la frontera con Alemania. Desde el mismo momento en que Stalin firmó el tratado de paz a largo plazo con Hitler, Stalin abandonó todos sus preparativos de defensa y se embarcó en la enorme construcción de un ejército puramente ofensivo para ser usado en la conquista de Europa.
 
He ido viendo que la teoría de Suvorov ha ido generado un enorme interés en todo el mundo desde 1990 y ha sido ampliamente discutidas excepto en America, UK y Alemania, donde los medios no han hablado del libro. Eso sería concederle a Hitler algo bueno, el salvador de Europa... Ya lo dice Navrozov, una edición del libro “El Rompehielos” editada en Alemania bajo el título “Der Eisbrecher: Hitler in Stalins Kaulkul”, por una pequeña editorial llamada Klett-Cota, sólo vendió 8.000 ejemplares. En 1992 el manuscrito de Suvorov fue entregado a una editorial de Moscú y ésta vendió 100.000 copias de su primera edición. En los años siguientes, se vendieron más de 5 millones de copias, haciendo de Suvorov el historiador militar más leído de toda la historia.
 
A pesar de ello y después de más de 25 años de su debut, ningún editor occidental (excepto Planeta en España, que yo sepa, y sin más relevancia), han querido editar y presentar el éxito de este libro. Hay ediciones en inglés por las cuales se pagan en internet hasta 500 dólares... Ya ha sido traducido a 18 lenguas y ello ha producido una especie de tormenta y controversia alrededor de la hipótesis de Suvorov en Rusia, Alemania e Israel entre otros. Otros autores han publicado libros apoyando esta teoría y muchos más en fuerte oposición a la misma. Incluso en conferencias de estudiosos se ha debatido la teoría. Sin embargo y a pesar de todo esto, el silencio mediático en lengua inglesa ha sido atronador. La política detrás es bien sencilla “si no se habla de algo, no existe”.
 
Finalmente, en 2008 la prestigiosa “Naval Academy Press” de Annapolis, decidió romper estos años de embargo intelectual y publicó una versión actualizada del libro de Suvorov. Pero una vez más, los medios en su práctica totalidad cerraron sus ojos y sólo una pequeña reseña apareció en una oscura e ideológica publicación llamada “Chronicles”, donde los más ávidos pudieron conocer el libro. Esto nos demuestra de forma indiscutible que durante la mayor parte del siglo XX ha habido un frente unido de editoriales y medios que podían, de forma fácil y sin dar explicaciones, hacer un boicot sobre cualquier cosa de importancia o que ponga el peligro la historia oficial, asegurando que países o continentes enteros no oyesen o conociesen jamás sobre un tema concreto. Hoy esto es mucho más difícil para ellos gracias a internet.
 
Pero volviendo al dictador soviético, creo que determinar los verdaderos motivos de la política exterior de Stalin durante los años 30’s no es tarea fácil y sus discursos y frases pueden estar sujetas a múltiples interpretaciones. Por ello, la teoría de que el sangriento dictador comunista pasó esos años preparando el ataque sobre Europa, me parece verosímil y encaja con el personaje y la hipótesis de Suvorov. Lo que nos dice este antiguo militar de la URSS entiendo que pueda ser rompedor para los bienpensantes y borregos políticamente correctos, pero se puede evaluar con pruebas sólidas que Suvorov aporta.
 
El frente del Este fue el teatro de operaciones decisivo en la II Guerra Mundial, y se vieron involucradas fuerzas muy superiores en número y potencia a las desplegadas en el Oeste e incluso en la Guerra del Pacífico. Los libros habituales nos hablan de la ineptitud y debilidad de los soviéticos y seguramente así fue al inicio por el factor sorpresa y unos mandos que lideraban mal a sus hombres y que estaban aterrorizados por los comisarios políticos que les controlaban. Por ello y como decía al principio, las bajas iniciales de muertos, heridos y prisioneros fueron brutales mientras se iban retirando hacia el interior de la profunda URSS, sin poder desarrollar el plan inicial de lanzarse sobre Europa.
 
Siempre se nos ha hablado de la superioridad técnica y estratégica militar alemana. Creo que no es aventurado afirmarlo, pero visto con la distancia suficiente veo tres fallos fundamentales en la parte alemana:
 
1) Fue una guerra de cantidad frente a calidad. La inmensa reserva de hombres y material de la URSS era casi inacabable y un ejemplo fue el número de tanques: 27.000 frente a 4.000 alemanes... Sólo la fábrica de Jarkov produjo más tanques en 6 meses que toda Alemania hasta 1940.
 
2) Hitler no quiso aprovechar a los ucranianos para acabar con los soviets. En vez de crear un ejército ucraniano abastecido por Alemania y que hubiese entrado en Moscú con sed de venganza por los progroms en los que los comunistas mataron a millones de ucranianos de hambre, el Führer no se fió de ellos. Hubiesen luchado y muerto por Hitler con una ferocidad temible y hubiesen barrido a los comunistas. No tengo dudas de ello.
 
3) Stalin estaba perfectamente informado de los planes del Alto Estado Mayor alemán a través de un equipo de espías de primer orden y, además, Hitler debía de haber sospechado del enorme esfuerzo y ayuda a la URSS por parte de los USA y UK. Eso no encajaba con un país que en teoría era la antítesis de esos dos. Había un plan soberano, un entente, entre ellos.

2 comentarios: