lunes, 3 de agosto de 2015

EL INCIDENTE DE GLEIWITZ


Mucho se ha hablado de cómo comenzó la II Guerra Mundial, cual fue el detonante, quien había detrás de todo, las figuras principales, etc. Lo cierto es que se da el pistoletazo de salida cuando un supuesto comando SS con uniformes polacos, toman al asalto la estación de radio de Gleiwitz en territorio alemán y eso desencadena la entrada de las tropas de Hitler en Polonia. Fin de la historia. Sin embargo creo que este asunto tiene otra lectura mucho más próxima a la verdad. Es cierto que muchos países han utilizado acciones de “falsa bandera” para iniciar el combate o conquistar algo de su interés. Ejemplos hay muchísimos en la historia. Desde culpar a los cristianos por el incendio de Roma, hasta las Torres Gemelas... Veamos como se desarrolló el llamado “Incidente de Gleiwitz”.


 
Para entender qué pasó, hay un dato que debe ir en primer lugar y es que Robert H. Jackson, máximo responsable de la Corte Suprema de Justicia USA de 1941 a 1945, fue enviado a Europa con la misión de asegurar que sólo Alemania sería culpada por el inicio de la misma. Jackson, como líder del equipo legal USA, ayudó a confeccionar el “London Charter of the International Military Tribunal”, que creó la base legal para los Juicios de Nuremberg.
 
Tras estudiar algunos de los documentos, Jackson supo muy bien enfatizar que la declaración de guerra alemana contra los USA, era perfectamente legal. Por lo tanto, señaló, lo que debe ser mostrado ante la corte que la guerra en Europa fue, desde el principio, una agresión alemana contraria a la ley internacional (convirtiéndola en un Crimen Contra la Paz). Por ello, la invasión de Polonia debe ser mostrada como un movimiento agresivo sin justificación y sin culpar a Polonia de nada.
 
Como funcionario del Gobierno USA y de la Política de Guerra USA, Jackson apareció con la única solución: prohibir cualquier discusión de las causas de la guerra antes de los Juicios de Nuremberg. En otras palabras, no tener un juicio justo. En las transcripciones del proceso, no hay nada sobre las políticas de guerra del oeste, Polonia o la URSS, ya que todos los documentos y testimonios que hubiesen sido relevantes en este caso, fueron rechazados por la corte como irrelevantes.
 
Pero en declaración jurada como la firmada por Alfred Naujocks (un SS que dice que participó en el falso asalto), en la cual afirma sin corroboración alguna, que participó en la operación secreta alemana para atacar la emisora de radio de Gleiwitz la misma noche en que Hitler ordenó la invasión de Polonia, y culpó de ello a los polacos para justificar el “crimen alemán contra la paz”. Esto fue admitido por la corte sin preguntas ni discusión alguna. Naujocks no apareció en persona, sólo su declaración se puso como prueba. No hubo oportunidad de que la defensa preguntase al testigo. De esta manera, se acumularon las “pruebas” para culpar al gobierno alemán de “Crímenes Contra la Paz”. ¿Y que dijo en su momento la otra parte, Alemania, de lo que pasó en Gleiwitz?

El jefe de la policía de Gleiwitz envió una comunicación en la noche del 31 de Agosto de 1939, diciendo que la emisora de radio había sido asaltada por tropas irregulares polacas que en poco tiempo, tuvieron éxito en ocupar la emisora antes de ser reducidas por la policía alemana de fronteras. Durante la defensa de la emisora, un polaco irregular fue abatido y dejado atrás por sus compañeros. Otra comunicación vino de un representante de Troppau acerca de la oficina de aduanas de Hohenlinde. En la noche del 31 de Agosto, fue atacada por sorpresa por tropas  irregulares polacas que tuvieron éxito en ocuparla, pero gracias a un contraataque de las  tropas auxiliares de las Waffen SS, los irregulares polacos fueron expulsados.

Si todo esto es cierto, quiere decir que los dos primeros crímenes de guerra de la II Guerra Mundial ¡fueron cometidos por los polacos! Primero, por hacer incursiones en territorio alemán cuando no había declaración de guerra. Segundo, por usar tropas irregulares sin uniformes (haciéndolo hacían sospechar de cualquier civil). En los documentos alemanes sobre estos incidentes fronterizos, se mencionan 44 actos de agresiones polacas en los seis días previos a la invasión alemana. En la noche del 31 de Agosto, se reportaron 14 incidentes de provocación por los polacos irregulares, de los cuales Gleiwitz y Troppau sólo fueron dos de ellos. En este texto, queda claro que los atacantes no vestían uniformes polacos, pero que eran tropas irregulares. Y finalmente y de acuerdo con los documentos alemanes que detallan los ataques polacos antes de la guerra, la oficina de Hohenlinde no fue quemada (como dijo H.S. Hegner), sino sólo ocupada.

En su discurso a la nación del 1 de Septiembre de 1939, Hitler no mencionó , excepto de forma indirecta, este ataque de “falsa bandera” a Gleiwitz, que se suponía que él había ordenado para justificar la orden de invasión. En vez de ello habló largo y tendido de las continuas provocaciones polacas de los últimos cuatro meses. Señaló que desde 1919-1920, 100.000 alemanes étnicos que habían sido ciudadanos polacos habían sido obligados a abandonar sus hogares en Polonia. Sólo dijo con respecto a la noche del 31 que los propósitos de mediación habían fracasado porque mientras se negociaba hubo una movilización general en Polonia, seguida de más atrocidades polacas. Estas se repitieron la noche anterior. Recientemente en una noche hubo más de 21 incidentes fronterizos y ayer por la noche hubo 14, de los cuales 3 fueron muy serios. Por lo tanto, había ordenado hablar con Polonia en el mismo lenguaje que ellos han utilizado durante los últimos meses. Esta actitud del Reich no iba a variar.

Más adelante en su discurso, Hitler dijo que esa noche, por primera vez, soldados regulares polacos habían disparado en territorio alemán. Y que desde las 5:45 se devolvía el fuego y se respondería con bombas a las bombas.

Hemos de tener en cuenta que “disparos en la frontera” por parte de soldados regulares polacos, no quiere decir un ataque a una emisora de radio por irregulares. Los ataques a la emisora de Gleiwitz y la oficina de aduanas de Hohenlinde, deben ser incluidos entre “los tres muy serios”. ¿Pero esta es la forma en que un líder hace uso de un acto de “falsa bandera” que él a ordenado para usarlo como pretexto? No. Las palabras “Gleiwitz” o “emisora de radio” nunca aparecieron en el discurso, ni más tarde por parte de Hitler. No parece un acto de “falsa bandera” por parte de Alemania.

Para que veamos un ejemplo práctico de lo que digo que es un ataque de “falsa bandera”, recordemos lo que dijo el presidente USA Roosevelt, como pretexto para la guerra con Japón, tras Pearl Harbor. Roosevelt inició su discurso diciendo:
 
“Ayer 7 de Diciembre de 1941 - el día que se recordará como de la infamia - Los Estados Unidos de America fue atacada repentina y deliberadamente por fuerzas aéreas y navales del Imperio de Japón.
 
"Los Estados Unidos estaba en paz con esa nación y, por solicitud de Japón, todavía en conversaciones con su gobierno y su emperador buscando el mantenimiento de la paz en el Pacífico”.
 
Aquí Roosevelt describió al detalle el ataque, movilizó a la gente y finalizó diciendo:
 
“Le pido al Congreso que declare, tras el ataque no provocado y ruin de Japón el Domingo 7 de Diciembre de 1941, que ha existido el estado de guerra entre los Estados Unidos y el imperio Japonés”.

¡Así se hace!

9 comentarios:

  1. "La Verdad os hará libres", gracias por ayudar tanto en tan difícil tarea Don Felipe.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Realmente interesante Felipe. ¿Crees poder realizar un artículo sobre tu punto de vista de el gueto de Varsovia?

    Un saludo.

    Hideyoshi.

    ResponderEliminar
  3. Hola Hideyoshi, aquí lo tiene
    http://www.felipebotaya.com/2015/01/el-ghetto-de-varsovia-editado.html

    ResponderEliminar
  4. D. Felipe, que poco se sabe de la actividad del Dr. Von Ardenne en Rusia después de la guerra, p. ej. de la prontitud con la que la URSS consiguió la bomba de hidrógeno, si se sabe más de su actividad en la Alemania Oriental pero es muy extraño y casi increible que a un alemán y solo 2 años después de terminada la guerra (con Alemania y los Alemanes estigmatizados por gentuza asesina como I. Ehrenburg) se le otorgó el premio de la academia de ciencias de la Unión Soviética y luego posteriormente en el año 1953.
    ¿la pregunta es: que coño haría para el pais como para ser tan reconocido y además de forma casi inmediata?.
    Lógicamente sea el desarrollo que sea fue parido en la Alemania de Hitler.

    ResponderEliminar
  5. Si alguien tiene interés también podríamos estudiar lo relacionado con la Energía Libre durante el periodo Hitleriano y antes, los Hans Coler, Viktor Schauberger, Karl Schapeller, Kaluza-Klein y los seguidores cientificos de N. Tesla en Alemania pais que visitó durante su época en que nada hizo pero que hizo de todo.

    ResponderEliminar
  6. Totalmente de acuerdo Pablo, von Ardene en Rusia es algo no explicado suficientemente, pero está claro que sirvió a los interes comunistas. veré qué puedo saber. Saludos, Felipe Botaya

    ResponderEliminar
  7. El Vuelo del Aguila de FBG.

    Recomiendo a cualquiera que aún no lo tenga que se anime a leerlo, es el que más datos aporta de toda la saga, muchos de ellos nuevos y difíciles de encontrar en otro lugar además de completar la historia desconocida desde el final de la Segunda Guerra Mundial hasta casi nuestros días. Es el colofón de la saga para los que deseen tomar el testigo y continuar el camino por sus medios pero con una base sólida para no dejarse engañar...

    FBG completa un digno legado para los que vendrán y de todo corazón espero que este último libro no sea un testamento ni figurado ni literal de la saga, ya se verá.

    En lo particular, inmensamente agradecido, en el capítulo del CERN he encontrado la pieza que me faltaba para completar el panorama del Sol Negro, me encontraba estancado al respecto desde hace tiempo. Hay cosas por ahí dando vueltas, pero desgraciadamente la mayor parte esoterismo que o no se entiende y es divagar, o que tiene nula aplicación práctica.

    Por lo demás la historia ocultada que narra tiene más sentido que nunca y efectivamente, como comenta Kammler, el Führer no va a estar nada satisfecho, con razón, pero también con explicación, en lo que no me voy a entretener por lo obvio, todos tendemos a acomodarnos y salvo en caso de guerra abierta, el ser humano relativiza esfuerzos y sacrificios, funcionando finalmente como las mafias, con reparto de zonas de influencia amén de que sin un Führer como la Providencia manda...
    Lo resumiré con lo que ya han dicho otros.

    Recogido en la vida de Buda: "Si la cuerda esta muy floja no suena y si esta muy tensa se rompe".
    Atribuida a Cicerón, sin confirmar que sea suya, pero le va a la figura: "No hay muralla que resista el ataque del oro".

    Salvo que hayan podido crear una civilización disidente en la Luna y Marte, observando las virtudes clásicas y los valores y moral de la antigua Prusia con un Führer digno y sin que les tiente demasiado la actual american way of life... me temo que esto es todo lo que nos va a quedar:
    http://www.elektrokammler.de/
    Y esto también, para los que aprecian lo bueno de los "países libres", lo que da qué pensar acerca del ser humano, el artista se llama Herbert Smagon, ha realizado pinturas bastante realistas sobre episodios de la Segunda Guerra Mundial, visto desde el lado de los alemanes y ésta en concreto es de otra serie dedicada a la Alemania moderna y su reunificación, ejemplifica perfectamente el espíritu de la atracción de los valores occidentales:
    http://galleria.thule-italia.com/wp-content/gallery/smagon/smagon4.jpg

    Y pese a todo, antes o después, lo lleguemos a ver o no El Sol y el Aguila volverán...

    Este es el video del menú de los DVD de la serie de la HBO ROMA, muy recomendable por todo, pero lo dejo aquí en concreto debido a que el realizador parece que entiende de símbolos y para aquellos que también tengan ojos para ver, una delicia para la vista y el espíritu de principio a fin:
    https://www.youtube.com/watch?v=pDDkewvGbrU

    Un saludo.

    ResponderEliminar