miércoles, 20 de febrero de 2019

¿UNA NUEVA RELIGIÓN?


En algún artículo de este blog he hablado largo y tendido sobre Albert Einstein y el bluff que siempre ha representado, a pesar de que lo quieran presentar como el humano más inteligente de la historia. Se sabe que plagió el trabajo de Jules Henri Poincaré y Hendrik Antoon Lorentz, al trabajar en la oficina de patentes de Zurich, por donde pasaban todas las novedades y avances científicos para su registro. Era cuestión de elegir... El resto es historia y ya sabemos hasta donde ha llegado. Lo que hizo Einstein es dogma científico y por ello no discutible.

Einstein, desde mi punto de vista fue la solución del sistema tras la II Guerra Mundial para acabar con la investigación empírica, como la que desarrollaron los dos científicos que cito más arriba e incluso el mismo Nikola Tesla, que no sólo realizó teorías sobre las cosas, sino que consiguió resultados útiles en sus investigaciones y conocimiento. Por ello, el sistema siempre necesita de su gente, a la que promociona públicamente, para “conducir” las cosas por el sendero de su interés y no el de la humanidad, incluso si no producen nada. Albert Einstein es un ejemplo palmario de lo que digo. Pero dejemos al tipo este tan simpático y entremos en el meollo del artículo.
 
Según un estudio de la “Pew Research” de 2015, Occidente es cada vez menos religioso. Muchos piensan que quizás es un buen asunto, incluso positivo, ya que parece que más gente de raza blanca pensará de forma crítica. También puede querer decir que cada vez  hay menos occidentales que caen en la retórica religiosa impulsada por el sistema a través de sus iglesias variadas. Incluso en esa masa de ateos “libre pensadores”, hay gente con profundas raíces religiosas judeo-cristianas. Estas raíces se manifiestan en la forma de dogmas asumidos, valores anti-blancos y el deseo de un liderazgo mesiánico.
 
En su libro “Science set Free” (Ciencia Liberada), el exbioquímico de Cambridge Rupert Sheldrake, nos indica algunos de los dogmas de la ciencia moderna materialista. Esto incluye asuntos asumidos por la teología cristiana. Me gusta indicaros libros que valen la pena, pero no intento promocionar a este científico o su libro en concreto. O incluso presentarlo como alguien próximo al pensamiento occidental. Sin embargo, creo que  Sheldrake es importante en la discusión sobre el materialismo que se ha producido en los últimos años. Un tema que me interesa particularmente.
 
Algunos de esos dogmas científicos son, por ejemplo, las supuestas leyes fijas de la naturaleza, los principios asumidos y la evolución sin propósito evidente. Eternas, fijas, las leyes de la física (como la gravedad), son conceptos bíblicos. Los cristianos educados del pasado, necesitaban un calzador para defender su teología frente a los nuevos descubrimientos y avances que iban rompiendo moldes establecidos. Imaginaban un universo como una gran máquina, una arquitectura muy bien diseñada y cuidadosamente montada por Yaveh. Este concepto del “Gran Arquitecto” también está presente en la masonería.
 
Con un poco de sentido común, estas asunciones caen por su propio peso de forma inmediata. La teoría más popular y aupada por el sistema, sugiere de nuestro origen cósmico que las leyes que gobiernan la materia no existían antes del “Big-Bang”. ¿Por qué entonces todos hemos de asumir que esas leyes no cambian o siguen ciclos temporales? Al revés que los cristianos, nuestros antecesores veían todas las cosas del cielo como cíclicas en vez de lineales. El tiempo era imaginado como un círculo, no un camino recto como se nos dice desde el “Génesis” a “Revelación”.
 
La conservación de la energía es otro principio fundamental de la ciencia, que muchos de nosotros probablemente lo aprendimos de niños. Y dice que la energía total de un sistema es siempre constante y que la materia ni se crea ni se destruye. De hecho, este principio tiene sus raíces en la teología cristiana antes de ser adoptada por la ciencia moderna. Por ejemplo, Descartes creía que la materia es inmutable porque Yaveh es inmutable. Esta opinión era compartida por el físico del siglo XIX William Thomson, que declaraba que “Es cierto que solo el Poder Creativo puede crear o eliminar la energía mecánica”. Una vez más, este dogma es endeble cuando consideramos el celebrado origen del “Big-Bang” por los materialistas. Se nos ha dicho que la materia no viene de ningún sitio o desde un estado de la energía de punto cero. En cualquier caso, parece haber una contradicción.
 
No parece ser esencial seguir la asunción materialista de un proceso evolutivo sin propósito. Un ejemplo de porque no hemos de seguir esa asunción es la antigua relación de nuestros ancestros blancos con la naturaleza. Fueron el resultado de miles de años de una aparente evolución aleatoria, en la que fueron participantes activos. Nuestros antepasados a través de la historia han ayudado a mantener el planeta y el cuidado de sus criaturas. Se podría decir que eran parte de un plan de auto-alimentación o sostenibilidad, como se dice ahora. La naturaleza producía a nuestros parientes para que la ayudasen a mantener una buena higiene ecológica. La selección natural aleatoria fue simplemente para garantizar que el producto final encajaría para la supervivencia. No indicaba que hubiese una falta de propósito en la evolución.
 
La actitud liberal moderna hacia la raza pudo haber sido originada en el cristianismo. En Galateos 3:28, se nos dice que no hay diferencia alguna entre un judío o un griego. A la vista de esto, le pediría a los lectores que puedan defender esta moralidad bíblica que miren las imágenes en internet de las diferentes razas humanas. Y preguntémonos si el mismísimo “Espíritu Santo”, puede sentirse igual en cualquiera de esas personas. De hecho, es en el pueblo homogéneo donde uno encuentra el alma eterna. Esto mismo también es verdad para los liberales de hoy. Los liberales ignoran muy mucho el genocidio blanco por sus ideas religiosas programadas en sus cabezas. A pesar de que algunos de ellos hayan podido abandonar la religión, aún mantienen ese condicionamiento moral.
 
El condicionamiento forzado es una forma de supremacismo del sistema que nos aplasta. Este aspecto de la conciencia del sistema, no puede ser más aparente que en la literatura  “Nuevo Ateista” del escritor de origen judío y neurocientífico, Sam Harris. Harris nos propone, sin despeinarse, su propia idea de una moralidad universal para toda la humanidad. Y él hace el papel de Moisés en el Monte Sinaí. En su libro “Free Will” (Voluntad Libre y hay que añadir que Harris no cree que los humanos tengamos voluntad libre...), dice tener la solución a la maldad en la Tierra. Nos dice en las páginas 54, 55:
 
“Para ver como nuestras intuiciones morales deben cambiar, consideremos qué pasaría si descubriésemos una cura para la maldad humana. Imaginemos que cualquier cambio importante en el cerebro humano pudiese ser hecho ahora de forma barata, sin dolor y con seguridad. De hecho, la cura podría ser introducida directamente en el suministro de la comida, como la vitamina D. La maldad se convertiría en poco más que una deficiencia nutricional” Yo me pregunto tras leer esto ¿cual es la idea de “maldad” por parte del autor en este caso? Desde luego creo entender que Harris se refiere a las violaciones o asesinatos. También puede querer decir “racismo”, que muchos materialistas ven como una forma de pecado original. ¿Querrá Harris tratar de curar a homosexuales y gente con fobias y filias variadas, además de criminales violentos? ¿Podemos creer en el juicio limpio e imparcial de un escritor del sistema y en la bondad de lo que preconiza? Yo no...
 
Mucha gente ve la ciencia como un medio por el cual todos los problemas del mundo pueden ser solucionados. Sabios y un sin fin de “expertos”, sirven como una elite de clérigos para batallar contra los demonios de la enfermedad, la ignorancia y el racismo. Los fármacos son el sacramento diario. Los devotos incluso profetizan la aniquilación de la humanidad. En las profecías del Cientifismo, Dios no destruye el mundo con fuego, pero sí con el calentamiento global. El deseo de un Salvador viene del miedo a la responsabilidad. Los cristianos creen que sin importar lo que pase en la Tierra, hay un paraíso eterno esperándoles tras la muerte. Al mismo tiempo, los creyentes en el Cientifismo tienen la fe de que todos los pecados serán purgados a través de la ciencia y la tecnología. En vez de crecer por sí mismos a niveles superiores, la gente con una programación cristiana potente, pasan la responsabilidad a un Salvador.
 
La religión del Cientifismo es de hecho la cuarta más importante de origen Abrahamico junto al judaísmo, el islam y el cristianismo. Sus profetas son sicarios del sistema. Creo que es el momento de abandonar el concepto de la ciencia como una institución organizada que nos ayuda y finalmente liberarnos del dogma del sistema. Debemos seguir la voluntad y la ingenuidad de personas grandes, no a una religión científista. Sólo esas personas grandes pueden llevar a la humanidad hacia el futuro.

9 comentarios:

  1. Buenas tardes Sr Felipe: me llama la atención que conceptos tan revolucionarios como el de Sheladrake, el universo holografico de Bohm y Pribram (por decir algunos) no tienen el menor chance de surgir a la opinión pública. A estos autores los conseguí por casualidady por constante investigación. Ud. me hace recordar que, a los principios del siglo XX la gente tenía a la ciencia o tecnología como la Panacea, tenían una fé increíble en esta técnica, el sueño acabó cuando esos conocimientos se usaron en la I Guerra Mundial. Vino el desencanto y se acuño esa frase "cuando la razón se suicidó". Lo mismo nos creemos ahora que la técnica lo va a solucionar todo en nuestra existencia y creo sinceramente, que volveremos a caer en el mismo erro como especie.
    Saludos desde Bogotá.
    PD: me han encantado sus libros!!

    ResponderEliminar
  2. Desterrar la ignorancia, conocernos a nosotros mismos, ir despertando la conciencia día a día. Esto es el camino del discipulado, no de la religión, cuyo peligro es delegar en otro (sea Yahveh o la Ciencia) el recorrido del camino que solo tú debes recorrer.

    ResponderEliminar
  3. Apreciado Felipe,

    Como científico disidente (o heterodoxo), no puedo estar más de acuerdo con tu alegato sobre esta neo-religión cientifista y tecnológica. En mi blog llevo años denunciando que la ciencia materialista-reduccionista aspira a convertirse en la religión global y definitiva que destruya la espiritualidad o la relegue al ámbito de la engañosa New Age. Pero lo peor es que la ciencia moderna ni siquiera se ajusta a las propias reglas del método científico aceptado y se dedica a falsear, manipular o especular con los resultados, mientras vende a la población verdades absolutas, que son meras cortinas de humo (o mentiras, para ser exactos) que se traducen en imposiciones políticas, sociales, económicas, etc. En suma: Lo mismo que se hizo durante siglos en nombre de Dios o del Rey (sea el que fuere), ahora se hace en nombre de la "ciencia" o del planeta, lo cual es aún más perverso. Vamos para atrás, no para adelante, profundizando en un pseudo-conocimiento que nos convierte en máquinas y nos aleja de nuestra auténtica esencia.

    Saludos,
    X.

    ResponderEliminar
  4. "En vez de crecer por sí mismos a niveles superiores, la gente con una programación cristiana potente, pasan la responsabilidad a un Salvador."

    Efectivamente, es alucinante, aquí delegamos todo en el primero que pase y que sirva como chivo expiatorio con tal de que nuestro pellejo, alma y lo que sea quede salvo y a buen resguardo de nuestros propios pecados... siendo uno de ellos la indolencia y aquiescencia ante el becerro de oro.

    Vivimos en un sistema en el que lo bueno y lo malo no cuentan, lo que importa es si da dinero o no. Pasa en la ciencia y otros ámbitos con el reparto del pastel presupuestario, muchas veces basado en la venta de humo.

    En lo que nos toca de forma más íntima, la salud, teniendo en cuenta que la idea es maximizar beneficios, obtener una tasa óptima de retorno de la inversión en investigación y crecer para devorar, las consideraciones morales hace tiempo que desaparecieron de los laboratorios. Lo que interesa a la farmacopea moderna no es conseguir la salud, mas bien, mantener la enfermedad cronificando cualquier cosa. Y eso da que pensar.
    La industria no tiene por qué hacer ningún juramento hipocrático pero posiblemente sí que hayan hecho sus declaraciones hipócritas.

    Ignoro si existe cura para el cáncer, el catarro, el SIDA o la calvicie pero si tal cosa existiese, es poco probable que la distribuyesen como cura, lo harían como tratamiento "ad eternum ad mortem". Si vendo a un precio caro pero asumible una cura para la calvicie pierdo una inmensa fortuna en comparación con vender un "tratamiento para la calvicie" que tengan que comprar, por ejemplo, todos los meses.
    Un enfermo crónico de cáncer es una mina de oro para las farmacéuticas...
    No nos engañemos, ¿a quién le interesa una cura rápida y eficaz para la gripe o el catarro o erradicarlos del planeta?: sólo a los pacientes.

    Un saludo.

    P.D.: ¿Sabias qué?... La naranja es mencionada varias veces en la Bíblia, siendo su significado simbólico y artístico conocido "las manzanas de Dios" en varias culturas de Oriente Medio.
    También simboliza "el mundo" en las pinturas religiosas en las que aparece junto o sujetada por La Virgen.
    "Clockwork Orange" (Naranja Mecánica) es una expresión que procede de la jerga "cockney" londinense y hace referencia lo que aparentemente es una cosa pero internamente es algo completamente diferente.

    ResponderEliminar
  5. Felipe, no es correcto lo que dices sobre alberto (einstein).

    Es cierto que el principio de relatividad (Con su imposibilidad de superar 'c' para ninguna informacion 'clasica', para ninguna masa, gravitatoria o inercial, con su dilatacion del tiempo, con su contraccion del espacio) ya lo fijo poincare, apoyandose en los trabajos de Lorentz (Las transformadas de Lorentz).

    Es cierto que la ecuacion e=m·c^2, la relacion entre masa electromagnetica, y energia, ya venia desde el siglo XIX, trabajando los desarrollos de Maxwell.

    Pero.

    ¿Porque ocurria eso?.

    Pues resulta que en el siglo XIX, un matematico (Aleman) habia creado nuevos tipos de espacios mas alla del euclideo que llevaba 2000 años con el monopolio.

    Los nuevos 'espacios' (Georg Friedrich Bernhard Riemann) podian ser curvos, algo inimaginable antes.

    Pues a nadie se le ocurrio una simple idea:

    ¿Y si nuestro espacio, y nuestro tiempo, son un espacio de rienman (de 4 dimensiones), y la masa, la energia, lo deforma, lo 'hunde'?.

    El porque la masa, la energia hace eso con ese hipotetico espacio 4-D, no se sabe, pero si se postulo esa idea.

    ¡HE VOILA¡, salian unas ecuaciones (Que venian de rienman, junto a la masa o energia), que daban como y cuanto se curvaba ese hipotetico espacio-tiempo de 4-dimensiones.

    Eran ecuaciones puñeteramente complejas (En muy pocos escenarios se las ha podido resolver).

    Eran la autentica joya .

    Con ellas, se predecia el 'arrastre' del espacio-tiempo creado por una masa que gira (Comprobado hace unos años con una sonda especial).

    Con ellas, se predecia, cuanta masa, creaba algo totalmente imposible antes, un agujero negro (¿Porque con 5 masas solares, y no con 2, o con 14?).

    Con ellas, salian unas ondas increibles, del propio espacio-tiempo, de bajisima energia,,,,,,, Se acaban de detectar (Ya van mas de 11 detectadas desde entonces).

    Esas ecuaciones de ese hipotetico espacio-tiempo de 4-D, es la joya de la corona.

    Y si, es la idea genial de alberto, que otros no tuvieron.

    Sobre todo lo que he dicho de poincare, de lorentz, lo se sin ninguna duda por un libro de mi abuelo, maestro de un pueblo de extremadura, que en 1905 compro un libro titulado 'el valor de la ciencia', donde explicaba todo eso https://cienciaytiempo.wordpress.com/2012/07/20/historia-de-la-ciencia-ano-1905-documentos-originales/).

    ES cierto, Einstein ni siquiera es creador del nombre 'principio de relatividad'.

    Ademas, el premio nobel que recibio despues, fue por el efecto fotoelectrico, y precisamente, un cientifico, aleman, llevaba decadas trabajandolo, y la mujer de einstein, ¿Donde trabajaba?, con él, Philipp Eduard Anton Lenard (No solo aleman, sino bastante simpatizante con los nazis, creo).

    Ademas, la explicacion del efecto fotoelectrico en base a la mecanica cuantica de entonces, era trivial pues ya planck habia fijado (No el porque, pero si el cuanto, para poder explicar el espectro del cuerpo negro) años atras la cuatizacion de la emision-recepcion de fotones por la materia.

    Es decir, el nobel de einstein, creo que por 1921, se basaba en una teoria dada en 1900, y en años de mediciones dados por un fisico, para el que trabajaba la mujer de einstein.

    Es dificil tener mas papeletas para ser llamado estafador y mediocre.

    Pero la aplicacion de la gemoetria diferencial de los nuevos espacios de rienman, a nuestro espacio-tiempo, y las increibles ecuaciones que salen de él (Con su inmenso poder),,

    SI es obra de ese pequeño empleado de la oficina de patentes.

    ES cierto que tuvo grandes amigos entre los (((poderosos))).

    Es cierto que detesto la mecanica cuantica,,,,, y en 1982, Alain Aspect, demostro que estaba equivocado.

    Hoy dia, la teletransportacion, rutinariamente, envia informacion mas alla de la velocidad de la luz (Con ciertas cautelas, ojo, no ilimitadamente).

    Pero hay que reconocerle el honor de dar en ese clavo.

    Felipe, mide tus palabras en lo que ignoras, pues estropea lo bueno que en otros puntos haces.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Ese libro de 1905 , su autor,se llamaba Henry Poincare.

    Podeis verlo en el enlace que he dado, con sus propias palabras 'el principio de relatividad, la dilatacion del tiempo, la masa asociada a la energia':

    https://cienciaytiempo.wordpress.com/2012/07/20/historia-de-la-ciencia-ano-1905-documentos-originales/

    Pero a dios lo que es de dios, y al cesar lo que es del cesar.

    Felipe, ni lorentz ni poincare intuyeron que estabamos enn un espacio-tiempo curvo de rienman.

    Cuida lo que dices, no metas la pata, que estropeas los buenos trabajos que haces en otros temas.

    ResponderEliminar
  7. Apreciado Sr. Theti, agradezco sus aportaciones siempre brillantes.
    En mi caso me reafirmo en lo dicho y sigo creyendo que Einstein ha sido elevado a los altares científicos y humanos por quienes quieren ser el referente en todo (sin poder discutirlo) y tienen las herramientas para lograrlo.
    Sobre una base de cálculo y cientía suficientemente desarrollada por otros, nuestro amigo, se la apropió y eso está más que demostrado. Que pudo añadir detalles, no le hace merecedor de todo lo que se ha dicho y hecho por el personaje.
    Saludos, Felipe Botaya

    ResponderEliminar