domingo, 11 de julio de 2021

 
MOTÍN DE SOLDADOS NEGROS USA EN LA II GUERRA MUNDIAL

Se siguen descubriendo cosas y acontecimientos curiosos y sangrantes sobre la II Guerra Mundial, de cuyo resultado así estamos como estamos. En este caso, un historiador australiano llamado Ray Holyoak, de la Universidad de Cook, ha sacado a la luz unos documentos ocultos que explican que soldados de raza negra de los USA, utilizaron ametralladoras y armamento pesado para atacar a sus superiores blancos en el asedio a una base americana en Queensland en 1942. Esta información jamás había llegado al gran público.

La investigación del amigo Holyoak comenzó ante una información curiosa que indicaba que el congresista Lyndon B. Johnson (vicepresidente y presidente tras el asesinato de Kennedy), había visitado durante tres días Townsville en 1942. El profesor se preguntaba ¿para qué había ido allí?. Lo que descubrió eran las pruebas detalladas del mayor motín en el ejército USA.

El amigo Holyoak dice “Durante 80 años hubo un rumor continuo en Townsville de que había habido un motín de soldados negros. Durante el último año y medio he encontrado documentación de primera mano con pruebas de que eso ocurrió en 1942”. Pensemos que durante la II Guerra Mundial, Townsville era una base crucial para todas las campañas en el Pacífico contra Japón, incluyendo la batalla del Mar del Coral, donde fue hundido el super acorazado japonés Yamato. 

Unos 600 soldados negros fueron trasladados hasta la ciudad para construir unos aeródromos. Según el historiador, esos soldados, pertenecientes al Batallón 96 del Cuerpo de Ingenieros de los USA, fueron estacionados en una base en las afueras de la ciudad, conocida como Kelso. Ese fue el lugar de un asedio que duró 8 horas, y que estalló por burlas raciales y violencia.

Nuestro historiador y su documentación de los archivos de la policía de Queensland y la Brigada de Townsville, nos detalla lo que pasó aquella noche “Tras varios abusos por parte de dos oficiales blancos, hubo varios cabecillas negros que decidieron ametrallar las tiendas de los oficiales blancos”. 

Según lo hallado, los soldados cogieron ametralladoras y armas antiaéreas y abrieron fuego contra las tiendas, donde los oficiales estaban bebiendo. Se dispararon más de 700 cartuchos. Al menos hubo un muerto y docenas heridos de gravedad y se avisó a tropas australianas para que bloqueasen las carreteras a los amotinados. Holyoak también descubrió un informe escrito por Robert Sherrod, un periodista USA que estaba con las tropas.

Nunca se llevó a la prensa ese informe, sino que fue entregado en mano a Lyndon B. Johnson en un hotel de Townsville y eventualmente archivado en los Archivos Nacionales de los USA. Holyoak dice “Creo que en el momento fue censurado. Tanto el gobierno australiano como el USA, no querían saber los detalles de este asunto. Las políticas raciales de entonces realmente excluían a la gente de color”. Tanto el Departamento de Defensa australiano como el Memorial de Guerra australiano, dijeron que llevaría meses el investigar el incidente, y añadieron que no disponían de detalles para entregar al gran público.

Sin embargo la historiadora de Townsville la Dra. Dorothy Gibson-Wilde, dijo que los hallazgos validan los rumores de los últimos 80 años y añade que “siempre que se hablaba de ello, la gente solía decir ‘No puede ser verdad. Nadie ha oido nada sobre ello’, y de hecho se mantuvo en secreto muy bien”. 

El amigo Holyoak que pasó dos años investigando sobre los oficiales y soldados involucrados y por qué esta información se había mantenido en secreto durante tanto tiempo, tenía claro que si se hubiese sabido entonces hubiese sido como un reguero de pólvora, y los soldados negros USA destacados en diversos frentes bien podían haberse amotinado, con las consecuencias fácilmente imaginables en el prestigio y capacidad de combate USA.

Y no olvidemos que los aliados, con los USA a la cabeza, eran los buenos…

No hay comentarios:

Publicar un comentario