lunes, 19 de junio de 2017

COSAS DEL IMPERIO BRITÁNICO...


Cuando leo y analizo la II Guerra Mundial y sus contendientes, siempre me ha llamado la atención Inglaterra. Ha sido por muchos motivos, entre ellos mi estrecha relación con dicho país y las batallas que presentó a la Alemania Socialista-Nacional, comenzando con Francia, la Batalla de Inglaterra, África y Europa, hasta el final de la guerra. Aparentemente fue un enemigo irreductible que jamás cedió a las 6 propuestas de paz de Hitler y donde Winston Churchill fue la figura legendaria de esa defensa numantina de las islas.

De las muchas leyendas y cuentos que han trufado y trufan todavía la historia oficial de la II Guerra Mundial, una de las más sólidas y que casi se ha convertido en dogma indiscutible, es la ficción de la pobre y sola Inglaterra contra el monstruo alemán. La historia empieza ya antes de la guerra, pero tiene personalidad propia a partir de 1940 en la que Alemania invade a una inocente y sorprendida Francia.

Esta leyenda tan bien construida nos dice que la intención del Führer era utilizar a la desdichada Francia, vecina de Inglaterra, como base operativa para atacar e invadir a la no preparada Inglaterra. Una especie de portaaviones terrestre. De esta falsedad surge la creencia de que en 1940, UK estaba totalmente sola en la defensa del mundo libre, el último bastión, contra Hitler el demoníaco y enloquecido líder de la terrible y militarista Alemania.

Para no arruinar una buena historieta no se menciona jamás que Francia e Inglaterra ya habían declarado la guerra a Alemania el 3 de Septiembre de 1939 y poco después, como explico en otro artículo, Francia concretamente llegó a invadir una parte de Alemania aunque fracasó. Ni se menciona tampoco de que Alemania ocupó el norte de Francia para prevenir la intención inglesa de realizar el Día D cuatro años después, como así sucedió. No nos engañemos, la Inglaterra de 1940 no estaba sola como nos quieren colar los de la historia oficial y que veamos a un auténtico país-héroe ante la bestia fascista. De eso nada. Todo es un cuento debidamente macerado por los medios para que sea digerible y nos olvidemos de las barbaridades que cometieron contra Alemania y su población.

La Commonweath británica ya en 1940 era lo que hoy llamaríamos un super poder global. El Imperio Británico de forma directa o indirecta tenía el control político y económico del 25% del total de la población mundial y el 30% de la Tierra. Las fuerzas combinadas del Imperio Británico alcanzaban la increíble cifra de 15 millones de soldados, tanto hombres como mujeres, que lucharon en todos los frentes de la guerra. En 1940, Inglaterra luchó y ocupó las colonias africanas de Italia y Alemania. UK invadió y ocupó Libia, la Somalia italiana, Eritrea, Etiopía, Irán, Irak, Siria, Líbano, Islandia, las Islas Feroe y Madagascar.

UK añadió durante 1940 casi 2 millones de kilómetros cuadrados de territorio internacional a su vasto imperio. La infraestructura de transporte de muchos de los territorios ocupados por UK, se usó para enviar ayuda masiva gratis a la Rusia machacada por los bolcheviques. En 1940 UK conspiró en un golpe en Yugoslavia, asesinó a líderes políticos, chantajeó a países neutrales y de forma ilegal inició el bombardeo de población civil en Alemania.

En 1940, la UK de Churchill era la aliada de muchos de los más notorios dictadores. UK conspiró y colaboró abiertamente con el dictador Stalin, entre otros. El déspota bolchevique fue el responsable del genocidio y crímenes contra la humanidad jamás igualado por nadie en la historia. No olvidemos nunca que Churchill y Roosevelt añadieron sus firmas manchadas de sangre al acuerdo de la Conferencia de Yalta, por la cual Stalin añadió 21 naciones como “trofeos de guerra” a su imperio terrible. Pero UK tampoco se quedó sin hacer nada sobre invasión de territorios ajenos y soberanos... Como muchas de las invasiones británicas, la ocupación de Islandia se ha borrado de la historia de los vencedores. Un antiguo miembro de la Royal Navy, R. Hull de Newhaven, escribe “Fue destacado a Islandia en 1944. Durante el año que pasé en la isla, vi que la gente estaba llena de odio hacia los británicos. Fui zarandeado en varias ocasiones y había agresiones de forma habitual por parte de los islandeses”.

Este marinero británico sigue explicando en cómo cuando terminó la guerra “Nosotros y los muchachos de la Marina Mercante decidimos protegernos. Nos reuníamos dentro de las instalaciones portuarias, mientras los islandeses se comenzaban a reunir en la carretera delante del puerto. Los bomberos y los Royal Marines habían recibido la orden de mantenernos separados de la población, pero no movieron un dedo cuando íbamos a la ciudad, volcando coches, rompiendo los escaparates de las tiendas y peleando en los lugares a los los que íbamos con los islandeses. Fueron grandes peleas. No sé si se comunicó a UK, pero lo mejor que hicieron los islandeses fue el persuadir al gobierno británico de que firmase un acuerdo, por el cual nosotros nos marchábamos a los tres meses de acabada la guerra”.

N.M. Symonds empieza su libro “Icelandic Victory in Europe” con las palabras “Fridur! Fridur! Fridur! I Europu” que se puede traducir como “Libertad, Libertad, Libertad en Europa”. Estas palabras eran un sarcasmo a una canción aliada y la ocupación de Islandia. Se añadía con una ilustración en la que se veía a unos marineros británicos borrachos peleándose y destrozando todo lo que encontraban a su paso.

No ha cambiado mucho la ficción de que UK y los USA “defienden nuestras libertades”. La invasión ilegal de Islandia por parte de UK se disfrazó como “un paso para ayudar a una nación amenazada”. Sin comentarios. Lo único que consiguió UK tras la II Guerra Mundial fue perder su imperio y convertirse en un país títere y lacayo de los USA... un gran éxito de Churchill.

5 comentarios:

  1. Hola Felipe. Y si como dice JL, que las noticias de los telediarios hay que darles la vuelta 180-º a la mayoria de ellas, igual tambien a la mayor parte de nuestra Historia. Y si la Alemania del 39 fuesen "los buenos"? Por tus libros (que son una pasada) y la lectura recientemente de El Rompehielos.....creo que aqui hay algo que huele muy mal. Gracias a ti Felipe y a todos lo que discrepais de la "Hitoria oficial". Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Apreciado montañés

      Coincido básicamente con el argumento de Felipe en este artículo. Y está claro que la historia oficial es una gigantesca manipulación, pero no hay que dar la vuelta a la tortilla. Los alemanes no eran "los buenos". En ese gran conflicto sólo había malos y malos, y todos cometieron grandes atrocidades, si bien las de los "malos" fueron exageradas al límite y las de los "buenos" reducidas al mínimo. Ya escribí sobre esto en mi blog Somnium Dei, en la entrada "la historia delos perdedores", en la cual dejo bien claro que los ganan venden al mundo una visión de la historia, pero todo es más de lo mismo: Mientras las ideologías y los regímenes políticos no sufrieron en absoluto (puesto que son entelequias), decenas de millones de personas fueron masacradas en nombre... ¿de qué?

      Saludos,
      X.

      Eliminar
  2. Bueno, es el destino del zángano, a los USA ya les llegará el turno, aunque quizá sea incluso más apropiada esta comparación:

    https://actualidad.rt.com/ciencias/182562-video-avispas-convierten-aranas-esclavos-zombis

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Como ya han dicho, ni los "buenos" eran tan buenos ni los "malos" tan malos. En uno y otro bando sufrieron sobre todo los más pobres y se beneficiaron los más ricos y al margen de unos y otros un poder que siempre sale fortalecido cuando hay muerte y sufrimiento de por medio.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Lo único que consiguió UK tras la II Guerra Mundial fue perder su imperio y convertirse en un país títere y lacayo de los USA... un gran éxito de.... Winston Churchill-Jacobson... (tal vez si fue el resultado que buscaba)

    ResponderEliminar