lunes, 12 de junio de 2017

ARTE

Comprendo que definir arte puede parecer complicado. Cualquier cosa hecha por el ser humano puede ser vista como arte por algunos que parecen manejar los hilos de lo que lo es o no lo es, e incluso valorarlo a precios desorbitados. La naturaleza parece querer también hacer arte en las puestas de sol o en paisajes increíbles, en el mar o en las montañas en cualquier época del año. El arte hecho por los seres humanos ha ido variando a lo largo del tiempo, pasando por representaciones realistas, bellas a cosas abstractas e incluso grotescas e insultantes... ¿cual es la frontera? ¿quien la pone?

Recordemos la mierda enlatada del “artista” italiano Piero Manzoni de 1961, 


las calaveras de diamantes de Damien Hirst, 

o las “obras de arte” de la artista conceptual británica Tracy Emin como “My Bed” 


y otras, que los marchantes y tratantes de arte hermanos (((Saatchi))), han elevado a la categoría de obras maestras y que cualquier persona con sentido común lo único que puede hacer es vomitar ante tanto despropósito. Pero esta colección de gansadas no estaría completa si no se citase aquí a la “artista australiana” Patricia Piccinini y sus terroríficos seres de silicona, realistas, deformes y monstruosos. Evidentemente, (((los que deciden qué es arte))) ya han decidido que sus obras son el paradigma del arte.
 
Las “obras” de esta mujer son perversas, sucias y no puede extrañarnos que alguien tan sospechoso como John Podesta ha promovido esas “obras” y ayudó a esa “artista” para montar un show en 2005. También el hermano de Podesta, Tony, ha dicho que es su artista favorita. Los dos hermanos son claves en utilizar la Ventana de Overton en el mundo del arte para promover este arte degenerado. En 2013, la ciudad australiana de Canberra le encargó a Piccinini el diseñar una Ballena Voladora para conmemorar el año de su centenario. La “artista” diseño” un globo con forma de algo parecido a una tortuga con enormes ubres campaneando. Sólo le costó a los contribuyentes 300.000 dólares. Algo obsceno se mire como se mire.
 
En arte siempre he considerado que hay una intención deliberada en todo. El arte de verdad sin duda permite la imaginación y la fantasía. Pero para algo que se clasifica como arte, debería ser apreciado primeramente por su belleza o poder emocional. La amiga Piccinini, en una entrevista en 2014 en el “Sidney Morning Herald”, daba claves sobre su trabajo invertido, luciferino y anti-natura “Es sobre la evolución, naturaleza - como la naturaleza es una cosa maravillosa, y estamos aquí como testigos y no está aquí por nosotros - ingeniería genética, cambiando el cuerpo”. ¿Tiene sentido? Para mi desde luego que no.
 
El “arte” de Puccinini ilustra una obsesión con demonios, niños e híbridos humanos-animal genéticamente modificados. Huele a pedofília demoníaca, mostrando monstruos acunados por niños que calmadamente lo aceptan... La “artista” también parece tener una obsesión con los “culos” y los “escrotos”. Los que estén interesados en indagar más profundamente en esta degenerada, ruego analicen qué clase de “galerías de arte” promueven su “trabajo”: Bendigo Art Gallery, Roslyn Oxley Gallery, Monash University Museum of Art, Museum of Contemporary Art Sidney, Queensland Art Gallery y la Galeria de Arte Moderno. Ya me diréis...
 
Pongo algunos ejemplos gráficos del “arte degenerado” de esta mujer (que físicamente parece muy normal...), y que cada uno juzgue. Como he dicho son de silicona todos ellos, incluso los humanos, excepto ella que aparece junto a una de sus “obras”.









 

3 comentarios:

  1. Kuns Dittmer, un antropólogo alemán, decía acerca del arte en su obra Etnología General de 1.954: "La raíz de las artes es el anhelo de descargar tensiones y afectos psíquicos o espiritualizarlos, y satisfacer necesidades de la sociedad y el culto. El arte compenetra la vida -incluso la cotidiana- de los pueblos primitivos de una manera mucho más intensa y es una necesidad vital mucho más imprescindible que entre nosotros."

    Ahora bien, considero que en estos pueblos primitivos -que yo prefiero llamar tradicionales- al hacer del arte parte completa de sus vidas no hacían posible que el mismo se apartara de las personas que componían dichas sociedades. Había una compenetración entera.

    El problema con el mundo moderno fue que precisamente se "cargó" los valores morales y estéticos que se viven en una sociedad tradicional y los reemplazó por un smoke intelectualoíde, el smoke de estos tipos se elevo por sobre la gente del común e intoxicó su buen juicio, este smoke nada tiene que ver con el común sentir de la mayoría de nosotros. El intelectual es una figura a la que lamentablemente se le presta mucha atención y la mayoría de las personas ven en sus opiniones un referente, así que por más que consideren como degenerado el arte de nuestra época muy pocos se rebelaran pues tienen miedo de ser vistos como retrogrados e ignorantes.

    Con respecto a la obra de esta "artista" considero que sólo es posible llegar a ese grado de deformación del ser humano, por la separación del hombre del resto de la naturaleza,naturaleza entendida como ley natural, en esta modernidad tardía -me niego a llamarle posmodernidad- el hombre decayó en un pueril nihilismo quiso ser lo que quiso alejado de toda norma superior y estas son las consecuencias. Estas "obras de arte" no sólo responden a una imagen deformada del hombre como integrante de todo un orden cósmico y espiritual sino también son el reflejo de una época en la que el ser humano se odia y no se acepta como tal y busca deformar su propia figura hasta sentirse satisfecho con lo que ve.

    Claro esta, que en esta dictadura del relativismo cada cual deforma a su gusto la realidad y son "libres" de hacerlo, pero una cosa es cierta, por más que pretendan hacer con la naturaleza humana lo que les plazca,el ser humano seguirá siendo lo que es, ni más ni menos, al final de la jornada la realidad les dará un buen bofetazo y ni todo el "arte", ni toda la "ciencia" -me refiero a la técnica medica que por ejemplo permite "cambiar" los sexos- serán suficientes para tapar el sol con un dedo.

    ResponderEliminar
  2. Si fuera cierto lo de que el arte es el lenguaje del alma, se entendería que estos seres podridos se expresen así, pero creo que ni eso siquiera.
    El arte es y siempre ha sido, un negocio y un reflejo del poderío de los poderosos, por eso siempre ha representado lo que al poder interesaba.
    Ahora al poder le interesa destruir la humanidad que pueda quedarnos y normalizar una serie de prácticas y de ideas, desde la pedofilia hasta el transhumanismo. La gente se para frente a un mamarracho pintado o un pegote esculpido y se pasa horas admirando o más bien, dejándose ver haciendo el subnormal con mucha posturita y gesto de intelectual.

    Un ejemplo de este "HArTe" : https://www.google.es/search?q=Parque+de+Vigeland&num=100&newwindow=1&client=firefox-b&tbm=isch&imgil=Sv-fkaIHQ7M12M%253A%253BK_M8l2tGBBt5OM%253Bhttp%25253A%25252F%25252Fprofundidad.net%25252Fblog%25252Fel-parque-de-las-esculturas-de-vigeland-en-oslo&source=iu&pf=m&fir=Sv-fkaIHQ7M12M%253A%252CK_M8l2tGBBt5OM%252C_&usg=__a0TBAUMR-7WIBPUVM93Di60yic0%3D&biw=1440&bih=778&ved=0ahUKEwjDzubQ6bvUAhUMLlAKHcw1B68QyjcISw&ei=IWFAWYO6H4zcwALM65z4Cg#imgdii=lq2cQljVocny8M:&imgrc=Sv-fkaIHQ7M12M:

    El reina Sofía, el Bugenjeiguen y demás antros solo suelen exponer basura, eso si, carísima y con muy buenas recomendaciones.



    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Las inmundicias que vemos en esta pagina y en todas las galerías de "arte" moderno (aclaremos desde ya que esto es una contradicción en si misma ya que si es moderno no puede ser arte y si es arte no puede ser moderno) son el producto de mentes enfermas, tanto las de los así llamados artistas como las de los cínicos críticos y dueños de las galerías quienes hacen un gran negocio de esta basura.

    Esto no debería de sorprendernos ya estamos en los últimos estadios de la degradación y decadencia del mundo occidental como bien lo predijera el gran Spengler. Las aberraciones que vemos hoy día son la contrapartida visual de los viles postulados de la escuela de Frankfurt (recomiendo lean los excelentes artículos de Felipe sobre la misma en este blog)Los planes de la destrucción de la civilización europea fueron trazados hace casi un siglo y ahora se ven sus frutos. La única reacción contra estas infamias tuvo lugar en el III Reich donde este pseudo arte fue denunciado como "arte degenerado" y erradicado de Alemania.

    ResponderEliminar