martes, 4 de diciembre de 2018

LOS OTROS INTERNADOS EN CAMPOS DE CONCENTRACIÓN

                                                           Campo de Crystal City, Texas 

Todos hemos leído y visto profusamente reportajes y películas sobre los campos de trabajo y concentración alemanes durante la II Guerra Mundial. Bastante menos se ha hablado popularmente de los campos de concentración soviéticos desde 1918 hasta la caída del comunismo y apenas nada de los de la China de Mao o cualquier otro país bajo la garra comunista en Extremo Oriente. ¿Curioso, no? No es un tema que interese a los que mandan, seguramente porque tienen algo o mucho que ver... Los malos siguen siendo los de siempre.

Teniendo esta premisa en mente, me gustaría hablar de los alemanes de origen sudamericano en los USA que junto a japoneses-americanos, fueron prisioneros del sistema correccional gringo en campos de trabajo. Pero ¿qué pasó? ¿Qué crimen habían cometido esos ciudadanos? Después del ataque japonés a Pearl Harbor, los países colaboracionistas de los USA como por ejemplo Costa Rica, Brasil y otros que detuvieron y generalmente deportaron a los inmigrantes alemanes que allí residían bajo orden expresa y directa de los USA.
 
Tenemos la experiencia de un niño de origen alemán llamado Jurgen de 11 años en aquel momento y que vio pasar la Estatua de la Libertad por encima de él cuando lo trasladaban a los USA donde habían sido trasladados él y su familia, sentado sobre su abrigo junto a los suyos y unas pocas maletas hechas de prisa y corriendo, tratando de protegerse del intenso frío del río Hudson. La Isla de Ellis es muy conocida por haber sido la puerta de entrada de millones de inmigrantes que entraron en los USA, pero en el invierno de 1944, el pequeño Jurgen y su familia iban a ser deportados a Alemania. Nos explica Jurgen que ahora es octogenario “Fuimos procesados en la Isla de Ellis como inmigrantes ilegales, pero en realidad fuimos secuestrados por el gobierno USA”.
 
Pero Jurgen y su familia solo eran unos inmigrantes de entre los miles de latinoamericanos de origen alemán que fueron acorralados por sus respectivos gobiernos bajo órdenes de los USA tras el ataque a Pearl Harbor el 7 de Diciembre de 1941. Fueron detenidos de acuerdo con un escasamente conocido programa del Departamento de Estado USA. La llamada División de Problemas Especiales de Guerra, orquestaría la detención de más de 4.000 sudamericanos de Alemania, Japón e Italia en campos de concentración en Texas y otros lugares, así como otras detenciones localizadas en todo el Cono Sur. En total en 15 países sudamericanos se deportarían residentes y ciudadanos de origen alemán a centros de detención en los USA, generalmente sin recurso legal según los documentos de los Archivos Nacionales.
 
Es conocido el internamiento de 120.000 japoneses-americanos en campos de concentración, incluso ha sido reconocido por el Congreso USA, sin embargo la historia de los sudamericanos con origen en países del Eje ha sido convenientemente olvidada. Este año se celebrará el 77 aniversario de la entrada de los USA en la II Guerra Mundial y a medida que se acerca la efeméride, queda menos y menos gente que experimentaron de primera mano los campos de concentración del llamado “Immigration and Naturalization Service Internment Camps” en los Estados Unidos.
 
La II Guerra Mundial llegó de forma suave para Jurgen y su familia así como a otros alemanes que vivían en Costa Rica. Menos de un mes después del ataque a Pearl Harbor, el padre de Jurgen fue arrestado por la policía de Costa Rica, concretamente el 2 de Enero de 1942. Hemos de tener en cuenta que ya a finales de los años 30 el FBI había empezado a identificar a los posibles simpatizantes nazis, ya que temían que el Eje hubiese puesto un pie en Sudamérica. En el caso de Costa Rica, la embajada USA en San José, entregó una lista de nombres de personas a ser deportadas, una acción reconocida en un memorandum por el Departamento de Estado con fecha 15/11/1943.

Países más grandes como México, Chile y Argentina aguantaron la solicitud de deportar a sus ciudadanos, pero eso no era una opción para los pequeños países centro americanos y desde luego, no para Costa Rica. En 1942, el Departamento de Estado USA anunció que boicotearía todos los productos de Costa Rica pertenecientes a empresas de propiedad alemana. El café era más de la mitad de las exportaciones del país entre 1938 y 1945, y el negocio del café estaba dominado por empresas alemanas, según la historiadora de economía Gertrud Peters, de la Universidad Nacional de Costa Rica. Incapaces de enviar por barco los productos a Alemania debido al bloqueo, Costa Rica entre otros muchos países sudamericanos, fue forzada a cumplir lo que mandaban los USA.

Dos semanas después de que fuese detenido el padre de Jurgen, llegó una carta de la policía informándoles de que había sido deportado a los USA, donde estaba retenido en el mayor campo de concentración del país en Crystal City, Texas. La polvorienta ciudad de Texas no podía ser más diferente del clima suave y verde de las montañas de San José. El campo de 202 hectáreas, que en su momento álgido retuvo a 3.400 detenidos, aún estaba en construcción cuando Jurgen llegó a finales de 1943. Jurgen explica que “El campo se había construido sobre un terreno de espinacas. Había una estatua de Popeye en la ciudad”. Aún hoy esa estatua está en la ciudad. Con las lluvias, los caminos sin asfaltar se convertían en trampas de barro y Jurgen y otros niños debían ir a las letrinas con zancos cortos para proteger sus zapatos.

Jurgen también explica que el campo les suministraba lo básico para una familia, incluyendo el acomodo simple en casas que estaban unidas en grupos de tres, letrinas comunales y comida. Su padre, un hombre de negocios, encontró trabajo poniendo asfalto para las carreteras del campo y durante un tiempo arrancando plumas a pavos. Jurgen y su hermano pequeño cortaban hojas de remolacha con un cuchillo para ganar 1 dólar por hora, y así la familia podía pedir productos del catálogo de Montgomery Ward. La familia pudo ahorrar lo suficiente para comprar abrigos para su próximo viaje de expulsión a Alemania. 

Pero que nadie piense que eran campos muy diferentes a los europeos. Estaban vigilados por torres con ametralladoras, militares y rodeado por una valla con alambradas. Evidentemente no podían salir, salvo en equipos de trabajo y fuertemente vigilados. La comida era justa y muchas veces escasa para una familia. Y todo ello sin explicación alguna y saltándose la legislación internacional. Tampoco permitían que fuesen observadores extranjeros a controlar la situación de los prisioneros.

Además de retener a las personas del Eje de su supuesta actuación contra el esfuerzo de guerra USA en el propio país, Crystal City hizo un papel muy importante para los USA en el extranjero: daba rehenes civiles que podían ser intercambiados por soldados americanos prisioneros del III Reich. Ante la posibilidad de pasar los años que quedaban de guerra detenidos, la familia de Jurgen se presentó voluntaria para su deportación. Viajaron en tren hasta la Isla de Ellis antes de embarcar en un barco de la Cruz Roja y partieron hacia Europa. Las tropas aliadas y soviéticas comenzaban a cerrar el cerco sobre Alemania y la situación militar ya era muy difícil. Mientras Jurgen y su familia dejaban el barco en Lisboa, una cola de prisioneros americanos esperaban para embarcar con rumbo a los USA.

No pudieron llegar a Alemania por la situación desastrosa y en 1948 regresaron a Costa Rica. Pudieron recuperar sus propiedades, pero no se puede decir lo mismo de muchas familias alemanas, cuyos negocios y tierras fueron expropiadas por el gobierno y vendidas para pagar la deuda nacional y subsidiar reformas populistas del campo. Tras años de que Alemania estuviese asolada por la guerra, lo que encontraron en Costa Rica era todavía más conflictivo: tras una disputada elección en 1948, el país sufrió una pequeña guerra civil. Esa guerra aupó al presidente José Figueres, el líder que abolió el ejército del país en ese mismo año. En 1949, Costa Rica declaró su neutralidad política.

Con todo ello y como ejemplo de una sola familia, podemos imaginarnos lo que otras pasaron y perdieron en otros países, sin tener nada que ver con la situación en Europa, ni participar en forma alguna en el conflicto. Solo porque eran originarios de países enemigos. Sin embargo, la gran mayoría lo perdió todo y debido a la intromisión USA en diversos países soberanos, a los que les dictaba lo que tenían que hacer y si no los bloqueaba comercialmente, e incluso con presencia militar. Otro abuso USA que no ha pagado.

10 comentarios:

  1. Maestro, y que bien enlaza este aclaratorio post, con el anterior, puesto que se afirma que el imperialismo británico creó los primeros campos de concentración con la población boer sudafricana.
    Independientemente de la ideología de cada uno, la verdad es una.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los primeros campos de concentración los crearon en la guerra de independencia americana, donde los británicos deportaron a miles de colonos americanos en condiciones infrahumanas, mucho peor que en los campos alemanes en la II guerra mundial y que en los gulags soviéticos. A continuación lo hicieron en Sudáfrica, en la guerra de los bóers contra la población Afrikaner.

      Eliminar
  2. Hola Artús, gracias por su colaboración.
    Efectivamente UK fue la primera nación en montar campos de concentración tal como los conocemos en el siglo XX. Y Churchill un gran defensor de los mismos. Otra de estos corsarios históricos.
    Saludos, Felipe Botaya

    ResponderEliminar
  3. Felipe, este tema tiene mas enjundia, pero como comienzo, no esta mal.

    Sobre el post anterior, cascanueces, hay 2 puntos que debo hacerte:

    1.- Cierto lo que dices de la 'africanizacion' de personajes de la cultura europea. Evidente ingenieria social, tan estupida, como lo de hace decadas, haciendo de un niño blanco, solo en la selva, 'el rey de la selva'.

    2.- No es cierto (Me temo) tu punto de vista sobre los animales. Y no lo es, porque la experiencia cientifica nos lo esta demostrando.

    Aludir al 'instinto' es decir que no tenemos ni idea de porque se comporta algo de una forma.

    Cuando hemos desarrollado la IA, la neurologia, hemos aprendido mucho.

    En 1985 ya habia IA capaces de hacer novelas casi como las tuyas, Felipe (Brutus).

    Y sobre los animales, desde 1980 me canse de escuchar que el hombre era la unica especie que disfrutaba asesinando solo por placer, los animales era solo por comer.

    Y que 'crear cultura', era solo de humanos, no de animales, que 'seguian su instinto'.

    Mentira Felipe.

    Hace 20 años se identifico en africa grupos de primates que usaban sonidos especificos para ciertos mensajes ('Alarma, leon', o 'aqui hay agua').

    Esos 'sonidos', se transmitian de padres a hijos.

    500 Km a distancia, otros primates, DE LA MISMA ESPECIE, usaban otros sonidos, para los mismos conceptos. Otra 'lengua'.

    Se llevaron 'niños' de uno al otro grupo (Muy separados), y 'aprendieron' la otra lengua.

    Cultura Felipe, nuestra definicion, cuantitativamente muy inferior, pero cualitativamente, igual.

    Por cierto, hace un año supe que los delfines, dan un nombre especifico a cada hijo que tienen.

    Tu idea del 'instinto' es vulgar ciencia racista de la epoca victoriana, una epoca de civilizacion bastarda que mientras en sus palacios eran 'muy delicados', en china pudrian la vida de millones de seres humanos en la droga, y en el congo belga, cortaban a miles de niños el brazo para que obedecieran.

    Felipe, te lo digo con cariño y aprecio.

    Y hace 2 años se supo que los primates tambien tienen 'guerras' entre ellos, con patrullas nocturnas, y tras 2 años de guerra, quitaron al enemigo los lugares de comida, de agua, asesinaron a los machos lideres, a las hembras, y hasta se comieron a los bebes del grupo a exterminar.

    Tenian recursos de comida de sobra, se comieron a los bebes del grupo enemigo, por pura y simple maldad.

    No es especifico de los humanos Felipe.
    -----
    Por cierto, conoceras a Konrad Zacharias Lorenz.

    Si, la violencia en muchas especies (Gansos, peces) esta muy ritualizada, y su objetivo no es matar al contrario, sino conseguir su rendicion.

    Pero en primates, eso, empiricamente, no es asi.

    Como decia Anne Campbell (Durham University), 'nuevas formas de inteligencia, hacen aparecer nuevas formas de violencia'.

    Yo añadiria, nuevas formas de relaciones sociales (Afecto) y de creacion de informacion (Lenguaje, y de él, cultura).
    ------------------------------------------------------
    Tu concepto de 'instinto', es ciencia de la epoca victoriana.

    En esa epoca no sabian ni lo que era un cortex prefontral, ni lo que era una neurona.
    ------------------------------------------

    Dicho esto, a un animal no se le pueden dar los mismos derechos que a un humano.

    Pero crueldad con ellos, no.

    Y deberias saber, que fue precisamente AH quien saco leyes para prohibir el trato y asesinato cruel de animales .

    -----------------------
    En la Alemania Nacionalsocialista, no sólo fue prohibida la horrible matanza “kosher” de animales, sino que incluso también lo fue la caza
    mediante cepos. La crueldad hacia cualquier animal era severamente castigada (conozco el caso de una persona que pasó tres años y medio en un campo de
    concentración por haber matado un cerdo “de forma cruel”).

    Quizás tenga razón. En verdad, los argumentos que aduce a favor de su punto de vista son muy apremiantes.
    - Diario de Goebbels, editado en 1946 (Apunte del 26 de Abril de 1942)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Pero Göring no era Gran Maestro de Caza del Reich?. Pues no era aficionado a lucir sus trofeos de caza, atraviado con uno de sus operísticos trajes de cazador, en las famosas batidas o Hunter con las que solía agasajar a las visitas.
      Himmler también era bastante aficionado a la caza.
      Es cierto que implementó varias leyes de proteción de los animales...sobre todo para tener bien surtidos sus cotos de caza.

      Eliminar
    2. Pero sobre todo era un enamorado de la cetería y de la tradición medieval de la caza del jabalí con lanza.
      Hitler sin embargo detestaba la caza. En una conversación con Göring le espetó en tono sarcástico: "El cazador defiende y protege a los desgraciados animalitos, hasta que cree que ha de matarlos. El ojeador advierte a su amo acerca del momento y lugar en que el animal hará su aparición, entonces el amo, cómodamente instalado detrás del anteolo espía a su victima para asesinarla. Después, el glorioso cazador, vuelve a casa llevando la presa."
      Göring se defendió aludiendo de lo bueno que era para fomentar las relaciones diplomáticas, que era más fácíl discutir los temas más arduos en un ambiente distendido de un coto de caza, que ante una mesa de negociaciones.
      Hitler siguiendo en su tono sarcástico y despreciativo admitió que tal vez hubiera una francmasonería del bosque.
      "Además, aplaudo al cazador furtivo. Sabe mucho más acerca de la naturaleza, que todos vuestros cazadores domingueros".

      Eliminar
  4. Lo de 'brutus', no es por llamarte bruto , Felipe, sino por el nombre de una IA que hacia novelas de tipo dramatico, como la historia de Cesar y su hijo Brutus.

    Aqui tienes algunas referencias sobre creacion (Si, felipe, creacion, no estan programadas para hacer todo lo que hacen, incluyen motores de generacion de variables aleatorias) de arte (O algo que parece arte), por matematicas (Es lo que en realidad son, estructuras matematicas, las implementes en un pentium, o en un cerebro biologico, ¿Porque crees que un ictus daña el habla, por ejemplo?, porque daña las redes neuronales que implementan ese proceso matematico, el habla):

    Inteligencia artificial y arte
    Fernando Peña Ardanuy.

    http://www.cs.upc.edu/~bejar/ia/material/trabajos/IA_y_Arte.pdf

    ResponderEliminar
  5. https://nmas1.org/news/2017/04/05/retrocria-nazi

    Para cazarlos..., les ha faltado añadir en el artículo.

    ResponderEliminar
  6. "Todo somos iguales"... otra mentira más del pensamiento marxista, la doctrina de lo común, de lo vulgar, el comunismo. El éxito de la "revolución" francesa al desmantelar la aristocracia fue absoluto. Y ahora reina la mediocridad de la tabula rasa, donde la opinión vale más que el conocimiento

    ResponderEliminar
  7. De estos campos de concentración, de trabajo, como se les quiera llamar en el desierto de Arizona no se habla, como tampoco de los crímenes que cometieron los vencedores de la contienda, de los "buenos", antes de la guerra, durante la misma y posteriormente.

    ResponderEliminar