lunes, 11 de noviembre de 2019

UNA CIUDAD...


Situada en Crimea, Yalta es una soleada ciudad costera del Mar Negro que fue residencia de verano no solo de la familia imperial rusa del zar Nicolás II, sino también de todos los jerifaltes y sátrapas comunistas desde Stalin hasta Gorbachov. No hay duda de que Crimea y Yalta concretamente, forman parte de la historia del siglo XX. Yalta ha sido una ciudad de traiciones e indecisiones mortales.

El Zar Nicolás II, citado más arriba, puede considerarse culpable y mucho por sus indecisiones que aseguraron el mayor desastre del siglo XX en el mundo. Tuvo en sus manos la oportunidad de cambiar el curso de la historia evitando la I Guerra Mundial y la aparición del comunismo, pero fracasó. Eso le costó la vida y nuestra desgracia hasta hoy...
 
En 1914, Serbia trató de provocar la guerra entre Rusia y su enemigo, el Imperio Austro-Húngaro en Bosnia-Herzegovina, asesinando en Sarajevo al Archiduque Francisco Fernando de Austria y su esposa. El archiduque era el heredero al trono de los Ausburgo. Como era de esperar, Austria movilizó a su ejército para vengarse de Serbia. Serbia era un estrecho aliado de Rusia, tal como es hoy, y además una pieza fundamental de la expansión rusa hacia la Europa del Este, tras el imperio otomano.
 
En un acto fatal que acabaría con la edad de oro europea, el Zar Nicolás ordenó a su enorme ejército a movilizarse contra Austria en apoyo de Serbia. Esa movilización forzó a Alemania, aliado del imperio austro-húngaro, a movilizar sus tropas también. Ello provocó que Francia se movilizase en respuesta a Alemania. Ante un la posibilidad de dos frentes, Rusia y Francia, Alemania fue forzada a atacar a Francia antes de que el enorme ejército ruso avanzase. La decisión del Zar Nicolás II de movilizar a sus tropas, fue la llama que encendió la I Guerra Mundial y que llevó más tarde a la segunda.
 
Nicolás II ante todo este lío que se estaba fraguando, debería haber tomado su tren personal hasta Berlín y reunirse con su primo “Willy”, el Kaiser Guillermo, para alertarle del cataclismo que se les venía encima. Pero no hizo nada. Acabó perdiendo el Imperio Ruso y su familia, su vida, y catapultando a Europa a tres décadas de guerra.
 
En la ex-mansión del Zar en Yalta, llamada Livadia, uno ya no siente meláncolia, sino ira. En esa misma casa, en Febrero de 1945, el presidente USA, Franklin D. Roosevelt, Stalin por la URSS y el británico Winston Churchill, se reunieron para diseñar la futura Europa de posguerra. Y ahí está la traición que decía yo al principio. Y me atrevería a añadir  que fue la más grande de la historia ya que los líderes aliados le entregaron media Europa a Stalin, traicionando a millones de europeos y enviándolos al gulag soviético, a la dictadura y la confiscación de todos sus bienes y propiedades.
 
Pavel Sudoplatov, el último general de la KGB, que dirigió el equipo que mató a Trostky en México y que luego participó en esa reunión en Yalta, describió adecuadamente ese pacto en sus memorias “Fue tan cínico como el pacto Hitler-Stalin de 1939”, que se repartió partes de la Europa del Este entre Alemania y la URSS. Pero en ese caso, Hitler y Stalin hicieron un negocio a dos bandas, recuperando tierras que esas naciones habían perdido durante y después de la I Guerra Mundial. Yalta fue una vergonzosa venta de una parte a la otra de media Europa. El senil Roosevelt adoraba a Stalin que ya había a asesinado a 20 millones de personas, llamándole “Uncle Joe”...
 
La maquinaria pesada utilizada por Stalin para industrializar la URSS y levantar sus fábricas de armas, fue comprada a los USA. La Unión Soviética confiscó los cereales y grano de sus granjeros para financiar esa industrialización, dejándoles morir de hambre. Mao Tse Tung pagaría en los años 50‘s la industrialización de China sin piedad con su población y siguiendo el mismo esquema asesino que en la URSS.
 
Habitualmente se olvida que los campos de concentración y asesinatos masivos de Stalin alcanzaron su cenit a mediados de los años 30’s, como mínimo 5 años antes que Hitler. Y los USA corrieron a dar su ayuda a la URSS cuando fue atacada por Alemania, suministrando enormes cantidades de material, armas, gasolina y dinero. Increíblemente el ingenuo Roosevelt y la delegación americana estuvieron instalados en la mansión de Livadia. El NKVD, la policía secreta soviética, revisó cada rincón y grieta de Livadia, y escuchó todo lo que dijo Roosevelt y sus ayudantes.
 
Los británicos estuvieron en el cercano Palacio de Vorontzov, también controlado por el NKVD. Sarah Churchill le dijo a un miembro de la delegación que sería bueno probar el “Pollo a la Kiev”. Se le envió uno una hora después... Otro diplomático británico dijo que quería limón para su té. Se envió rápidamente un limonero entero. Y no es broma... El NKVD y el GRU o Inteligencia Militar, sabían casi todo lo que pensaban los americanos e ingleses. Hubo dos agentes soviéticos en el entorno de Roosevelt: el asistente del Tesoro Harry Dexter White y (((Alger Siss))). Sudoplatov nos dice que escuchó del GRU, que había un tercer agente muy bien situado en la Casa Blanca y otro que fue un famoso financiero y vástago de una de las familias más famosas de los USA. Harry Dexter White trabajó para el Secretario del Tesoro, (((Morgenthau))), que había desarrollado un plan para desindustrializar Alemania y convertirla en pequeños cantones rurales de la Edad Media. 

La pregunta es inevitable: ¿cómo es posible que “Señores de la Guerra” como Roosevelt y Churchill actuasen tan estúpida y cobardemente? Stalin tenía a 12 millones de soldados moviéndose hacia la Europa del Este. Stalin intimidó a Roosevelt y a Churchill, haciendo que reemplazasen a Adolf Hitler por un dirigente realmente peligroso, Stalin. La URSS se llevó la parte del león de la lucha en Europa, destruyendo el 75% de todas las fuerzas terrestres y aéreas alemanas, con lo que quería su parte de los despojos.
 
Cuando los aliados desembarcaron en Normandía, frente a ellos sólo había el fantasma de una otrora poderosa Wehrmacht, machacada por la falta de carburante, municiones, blindados y sin cobertura aérea. Fue sorprendente la resistencia de ese ejército con todas sus carencias en el frente del Oeste. Tras la rendición de las fuerzas alemanas, el general George Patton estaba preparado para hacer girar su famoso 3er Ejército contra los soviéticos en la Europa del Este. Los USA tuvieron la bomba atómica, los soviéticos no. Pero los USA e Inglaterra en bancarrota, decidieron satisfacer a Stalin. La Europa del Este pagó un precio terrible. Patton fue relevado y naturalmente asesinado en un misterioso accidente de coche en Diciembre de 1945.

Del general George Patton es aquella famosa frase al concluir la guerra "Hemos luchado contra el enemigo equivocado".

10 comentarios:

  1. El libro de Robert Wilcox sobre el asesinato de Patton, ya con su reunion con Patterson dejo entrever su posiciòn respecto a los rusos y los judìos, cosa que lo crucificò!!

    ResponderEliminar
  2. Cierto, amigo Carlos.
    Saludos, Felipe Botaya

    ResponderEliminar
  3. Hola Don Carlos, en efecto, de nuevo en la diana...

    A mí se me ocurre al planteamiento de FBG que los tres bichos tenían los mismos "jefes", de hecho, casualidades de la vida, Stalin falleció al poco de quejarse de "la cantidad de judíos que tenía rodeándole", a uno de ellos, Beria, se le atribuye el mérito del síncope del "Tío Iosif".

    Las quejas del tío Stalin no eran infundadas, la Revolución Roja fue cosa de los judíos, más del 87% de sus cabecillas lo eran. Curiosamente su intelectual estrella Karl Marx, había salido de una escuela jesuita...

    ftp://ftp.repec.org/opt/ReDIF/RePEc/rau/journl/SU12/REBE-SU12-A1.pdf

    No es tan sorprendente como parece, cuando se fundó por Ignacio de Loyola era la única orden que admitía a judíos conversos saltándose a la torera los prudentes Estatutos de Pureza de Sangre. De aquellos polvos estos lodos que han consumado la deriva actual de la Iglesia Católica.

    En cuanto a Churchill es increíble que tenga algún tipo de estima por sus compatriotas, no sólo mantuvo la guerra rechazando las ofertas de paz del III Reich lo que finalmente les hizo perder el Imperio y ser lacayos de los USA amén de ser el "Carnicero de Galípoli", a diferencia de otros ilusos, desinformados e idiotas pasados y presentes, él sabía perfectamente a quién estaba sirviendo:

    https://magonia.com/wp-content/uploads/churchill-jewish-role-in-russian-revolution.pdf

    Será que un tiempo después de publicar el artículo, "vio la luz", posiblemente en forma de libras esterlinas, oro y promesas...

    "No hay muralla que resista el asalto del oro"
    -Cicerón-

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Y otra de esas casualidades que se dan en la vida:

    https://elpais.com/internacional/2019/11/14/actualidad/1573731993_688371.html

    Es decir, que el Papa Negro es jesuita, el Papa Blanco también y ahora el equivalente al ministro de finanzas también es de la famosa orden que aplicó el primer proyecto de comunismo mientras conseguía unos opíparos beneficios en las "reducciones" americanas.

    Y algo más...

    https://www.elperiodicodearagon.com/noticias/opinion/por-fueron-expulsados-jesuitas_1192761.html

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una delicia leer sus escritos, igual que los del señor Botaya. Un saludo a ambos

      Eliminar
  5. ¡Muchas Gracias Don Mariano! y un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Saludos Felipe. Gracias siempre por tus artículos y tu visión alternativa. Ví un vídeo tuyo (https://youtu.be/KWmL27oKil4) de presentación de "Porta Stellae" (que ya tengo en mis manos) donde comentas sobre un triángulo Toledo-Hendaya-Montserrat cuyo centro sería... ¿¿Tudela?? ¿¿¿??? Eso sí que es un misterio...

    ResponderEliminar
  7. Hola Anónimo, gracias por tener mi libro. Espero te guste.
    Efectivamente, en ese triángulo el centro es Tudela en donde está el pórtico del Fin de los Tiempos...
    Un abrazo, Felipe Botaya

    ResponderEliminar
  8. Voy a hacer una reflexión sobre un tema que vengo escuchando tanto a Felipe como a D.P..dro V...la y es el que se refieran al Partido Nacionalsocialista Obrero Alemán como social nacionalista dando a entender (bajo mi prisma) una suerte de complejo de inferioridad y queriendose cubrir con el termino socialismo/ta de una patina de progresismo que ciertamente no demuestran con su valiente trayectoria de vida pero quiza como forma de hacer más digerible a las masas su pensamiento lo están instituyendo sin tener en cuenta la realidad.
    El nombre en alemán del NSDAP (Nationalsozialistiche Deutsche Arbeiter Partei) es el anterior y no media ninguna traducción en la que se alteren los terminos derivada del idioma inglés y en parte del alemán.
    El NSDAP según sus creadores y tb Adolf Hitler era a diferencia del partido comunista o socialista (en minuscula) un partido solo para Alemania, antiinternacionalista y solo exportable para los pueblos germanos y/o quizá arios (p.ej.Persia) y el concepto socialista se refiere a un socialismo Renano creado al comienzo de la Revolución Industrial donde se reconocia el valor del trabajador alemán en contraposición al capitalismo puro o al socialismo ingles de abuso del trabajador integrandolo solo como si de una maquina susutituible se tratase.
    Hay más socialismos (utópico,cientifico, puramente marxista, socialdemocrata, etc) pero son diferentes al alemán con origen en Renania y que después de la II GM los alemanes volvieron a instaurar como ESM (Economia Social de Mercado).
    Para resumir, el Parido de Hitler fundado por Drexler y puesto en orbita por Hitler se llama Partido Nacionalsocialista Obrero Alemán o su disminutivo Nacionalsocialista. El idioma inglés es una lengua moderna con muy pocas etimologias,por eso bucear en él no es muy provechoso para derivar el origen de nombres de lugares o cosas semejantes.
    Todo lo anterior lo escribo con humildad y para subsanar lo que creo un error que se debe corregir pero por supuesto estoy dispuesto a que se me rebata.
    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar