domingo, 15 de julio de 2018

¿ERA EINSTEIN UN RACISTA?


No voy a negar mi propio rechazo por un personaje como Einstein, elevado a los altares por su origen, supuesta capacidad científica, resultados que se dice que obtuvo y su teoría de la relatividad que, evidentemente y está corroborado, copió cuando era un funcionario de la Oficina de Patentes en Zurich. Ya he escrito sobre él en otros artículos y no me merece más consideración este tipo.

Sin embargo, aparecen de vez en cuando cosas que son muy jugosas y más en épocas como la nuestra donde todo se mira bajo el microscopio de la estúpida Corrección Política. Ya tenemos el diario personal de viaje del amigo Eisntein por Asia, donde no tiene empacho alguno en mostrar prejuicios raciales mientras realizaba dicho periplo por esas tierras lejanas. La publicación de esos diarios del supuesto ícono en física y humanista, durante ese viaje en los años 20’s, demuestran su profundo rechazo racial hacia los chinos en particular.
 
Fueron escritos entre Octubre de 1922 y Marzo de 1923 y muestran a esa buena persona meditando sobre el viaje, la ciencia, la filosofía y el arte. En China, este hombre que una vez describió el racismo como “una enfermedad de la gente blanca”, describe a la “industriosa, asquerosa y obtusa gente” que va viendo en su camino. Nos indica como “los chinos no se sientan en bancos mientras comen sino que se pone en cuclillas como los europeos cuando cagan en medio del bosque. Todo esto ocurre de forma silenciosa y recatada. Incluso los niños no tienen espíritu y tienen un aspecto obtuso”. Poco después de hablar sobre “la descendencia abundante” y “la fecundidad” de los chinos, va y dice  “Sería una pena que estos chinos suplantasen a todas las demás razas. Para nuestro gusto el mero pensamiento en algo así es triste”.
 
El editor y asistente del “Einstein Papers Project” en el California Institute, Ze’ev Rosenkranz, nos dice que “Pienso que una gran cantidad de comentarios nos resultan chocantes y desagradables y sobre todo lo que dice sobre los chinos en particular. Están muy en contraste con la imagen pública de este gran ícono humanista. Creo que es un shock leer eso y contrastarlo con otras declaraciones públicas suyas. Son indefendibles y él no lo escribió para que fuese publicado”.
 
Pero parece que el negocio es el negocio y el amigo Rosenkranz las ha traducido y editado en el libro titulado “The Travel Diaries of Albert Einstein”, que han sido publicadas por vez primera como un único volumen por la Princeton University Press, incluyendo facsímiles de páginas del diario. Sólo se habían publicado en alemán como parte de una colección de 15 volúmenes llamada “Documentos Reunidos de Albert Einstein”, con unas pocas traducciones suplementarias al inglés. Un portavoz de la Universidad de Princeton dijo que “Es la primera vez que el diario de viajes estará al alcance de cualquiera aunque no sea un estudioso profundo sobre Einstein”.
 
Otros pasajes de los diarios, que se cree que fueron escritos para sus hijastras en Berlín mientras él y su mujer estaban viajando por Asia, España y Palestina como un recordatorio, escribe sobre los chinos que “Incluso esos que han sido reducidos a trabajar como mulas, nunca dan la sensación de que sufran conscientemente. Una nación peculiar que vive en manada y generalmente más autómatas que personas”. Más tarde añade, en palabras de Rosenkranz, “una saludable dosis de misoginia extrema a su racismo con la observación: “Apenas hay diferencia entre hombres y mujeres; No entiendo qué tipo de atracción fatal poseen las mujeres chinas que entusiasme a los hombres hasta el punto de que son incapaces de defenderse ellos mismos contra la formidable bendición de la descendencia”
 
En Colombo, Ceilán, Einstein escribe como la población local “vive entre inmundicia y hedor considerable en el suelo” añadiendo que “Hacen poco y necesitan poco. El ciclo económico simple de la vida”. Las percepciones de Einstein sobre los japoneses que él conoció son, en contraste, más positivas “Los japoneses no son ostentosos, son decentes además de muy atractivos” y escribe “Almas puras como en ningún sitio. Uno tiene que amar y admirar a este país”. Pero Rosenkranz nos puntualiza que también Einstein concluye que “Las necesidades intelectuales de esta nación parecen ser más débiles que las artísticas ¿una disposición natural?”
 
Rosenkranz nos dice que “Los diarios de Einstein sobre el origen biológico de la presunta inferioridad intelectual de japoneses, chinos e hindúes no deben de ser menospreciados y pueden ser vistos como racistas. Einstein nos presenta a esas gentes como biológicamente inferiores, lo que es una clara marca de racismo. El incómodo comentario de que los chinos pueden “suplantar a todas las demás razas”, también puede ser considerado como racista.
 

Rosenkranz añade que “Einstein percibe a la “raza” extranjera como una amenaza... lo que es una de las características de la ideología racista. Y el comentario que golpea al lector actual como el más ofensivo es cuando finge no entender como los hombres chinos pueden ver a las mujeres chinas como suficientemente atractivas para procrear con ellas. A la vista de todo esto, podemos determinar que Einstein hizo unos comentarios racistas y deshumanizadores en el diario, algunos de los cuales son extremadamente desagradables”.
 
Rosenkranz dice al periódico “The Guardian”, que “A pesar de que la visión de Einstein era predominante en ese momento, no era universal. Esa es la reacción cuando me dicen que hemos de entender el contexto, la época, etc., pero creo que he tratado de dar un contexto más amplio. Hubo otros puntos de vista, puntos de vista más tolerantes”. En la introducción del libro, Rosenkranz escribe cuan importante es explorar como un ícono humanista como Einstein, cuya imagen fue usada en una ocasión en una campaña de la UNHCR (Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados), con la frase: “Un grupo de familiares no es la única cosa que un refugiado trae a su nuevo país. Einstein fue un refugiado”, ¿cómo pudo escribir comentarios xenófobos sobre la gente que iba viendo?. Rosenkranz sigue “La respuesta a esta pregunta parece muy relevante en el mundo de hoy, en el cual el odio sobre el otro está en crecimiento en muchos lugares del mundo. Parece que incluso Einstein tuvo muy difícil el reconocerse a sí mismo en el rostro del otro”.
 
Evidentemente, lo que dice Rosenkranz es parte del buenismo e idiotez actual y sigue la corriente aceptada. No se pueden juzgar opiniones o hechos de hace 100 años con criterios de hoy. Sin embargo, lo publica ya que le puede reportar buenos beneficios si, además, crea una cierta polémica con el personaje intocable de Einstein y los tontos útiles compran el libro. Pero no olviden que el juego es entre (((ellos))), ya que nadie más hubiese podido publicar hoy estos diarios. Casi creo que es una pelea de gangsters basada en una venganza... Tampoco entiendo que se tilde de humanista a alguien que estuvo implicado en el desarrollo de la bomba atómica en los USA.

3 comentarios:

  1. Da fatiga pensar en el tamaño de los mitos que nuestra responsabilidad nos obliga a intentar demoler. No hay personaje más invocado, admirado, y citado siempre con frase citas.

    ResponderEliminar
  2. Bueno, ya se sabe cómo es esta (((gente))) haz lo que yo te diga pero no hagas lo que yo hago...

    En fin en 1968 apareció en el billete de 5 Lirot:

    https://www.numismaticabilbao.com/37374/israel-5-lirot-1968-albert-einstein-pick-34b-serie-roja-billete-sc-raro-unc-banknote.jpg

    Curiosa la imagen posterior del billete...

    Con respecto a la raza, Francia (¡cómo no!) sigue avanzando en contra de la realidad:

    https://elpais.com/internacional/2018/07/13/actualidad/1531500289_195738.html

    Naturalmente "los hechos son tiranos, no admiten disentir"... ya les llegará el turno a los gabachos y me temo que al resto también, al paso que vamos.

    Lo curioso es cómo cada 4 años se refrenda a los del Elíseo y demás diablos con apariencia humana de los distintos "palacios y casas" de altos vuelos de los gobernantes occidentales cuando...

    "...a 75 metros de altura la realidad es imperfecta, en el suelo es implacable..."
    -Black Hawk Derribado- Columbia Pictures 2001

    Y el hecho es que los que "estamos en el suelo" sometidos a la realidad implacable seguimos refrendando las decisiones de los gobernantes, con gran entusiasmo además, ya que nos mezclamos y les damos recursos económicos con una alegría digna de mejor empeño, increíble pero cierto.

    Me tocó vivir los disturbios de Lavapiés y eran los que eran ayudados por los que somos. Todos los disturbios y revueltas en Europa, mira tu que casulidad, los provocan los mismos que tienen claro de qué raza son, a diferencia de los "blanquitos oligofrénicos" que aceptan que las razas no existen y son un "constructo social". Por no hablar de las estadísticas de porcentajes de delitos en Europa y EEUU donde el tema de "la raza" brilla con luz propia para el que quiera ver, claro:

    http://www.alertadigital.com/2018/07/06/la-politica-migratoria-de-alemania-por-que-trump-llevaba-razon/

    Bueno, con el tiempo, la única raza admitida como diferenciada y especial y que no habrá problema en considerarles como tal, es decir, como raza, son naturalmente los judíos, muy ufanos de que sean al final, la única raza existente y reconocida, el resto somos "ciudadanos", "seres humanos" y tal... Naturalmente, negros, moros y demás, afortunadamente para ellos, tienen raza y son conscientes de ello independientemente de lo que opine los acólitos de la Escuela de Frankfurt.

    A veces, hay cosas que son curiosas:

    "...el Sr. Einstein tiene todos mis respetos, hizo sus mejores trabajos mientras trabajaba en la oficina de patentes...
    -The Time Machine- Dream Works/Warner Bros. 2002

    Un saludo.

    P.D.: raza
    antrop. raza humana Grupo humano cuyos caracteres morfológicos se perpetúan por herencia. Estos caracteres pueden no coincidir con los somáticos, lingüísticos y culturales, que constituyen unidades denominadas etnias. Gracias a un proceso de mestizaje de enorme amplitud y complejidad, no existe en el mundo ninguna raza pura. Por el color de la piel, el cabello, el ángulo facial y la forma de cráneo, las razas fundamentales son tres: blanca, amarilla y negra. La blanca presenta varias subrazas, entre ellas: la nórdica, alpina, mediterránea, indoafgana, turaniana y la aino asiática. La amarilla suele dividirse en mongólica, indonesia, malaya y amerindia. La negra africana presenta los tipos sudanés, guineanobantú y nilótico.
    zool. Cada uno de los grupos en que se subdividen algunas especies zoológicas y cuyos caracteres diferenciales son muy secundarios.

    De: https://es.thefreedictionary.com/raza

    ResponderEliminar
  3. A Einstein lo pintas como racista pero a Hitler le concedes lo del contexto histórico y dices que más bien era etnicista.
    Tus filias y fobias están claras y tu poca imparcialidad.

    ResponderEliminar