jueves, 22 de marzo de 2018

¿QUÉ ES EL SOCIALISMO DE VERDAD? (1)


El socialismo, como opción política, ha sido debatido en muchas ocasiones y en muchos foros. Hay todo tipo de opiniones y es un tema que exalta en muchos casos a las personas que participan. No hay término medio. Desde mi punto de vista existen dos tipos de socialismos hasta donde soy capaz de entender: el socialismo soviético y el socialismo nacional alemán. El primero sólo ha traído desgracia, fracasos y muerte al mundo llevado de la mano por su hermano el comunismo y el segundo en escasos 6 años (1933-1939) pudo levantar un país económica, cultural, laboral y socialmente, además de devolverle el orgullo en sí mismo.
 
Esto que digo no sonará políticamente incorrecto e incluso me recordarán la guerra que luego hubo. La guerra fue consecuencia de asuntos oscuros que ya he comentado en varios artículos. Yo hablo de la época de paz y la aplicación del socialismo nacional en Alemania. La guerra posterior distorsionó todo y se trata de otro análisis. Se ha escrito y hablado mucho sobre ese período de paz. Mi aproximación al socialismo nacional creo que debe ser hecha desde dentro y no desde fuera como suele suceder. Si se mira desde fuera sólo parece percibirse el nacionalismo. Si se mira desde dentro se puede ver enseguida la tremenda fuerza de funcionamiento que tenía. Ese socialismo nacional era algo totalmente distinto a lo que generalmente se entiende por ese término, es decir del socialismo derivado de la teoría marxista y comunista.
 
La primera diferencia esencial entre los dos socialismos es que el nacional sólo se limita a algo estrictamente nacional, como su nombre indica. El otro tiene el ánimo internacionalista, sin fronteras, raza o país. La segunda diferencia fundamental es que el primero se puso en marcha teniendo en cuenta el deseo del pueblo, el segundo es impuesto por el deseo de esos que lo organizan y propagan. Una tercera diferencia es que el socialismo nacional trata de aglutinar y unir con una base común a toda la nación sin diferencia de clases, el socialismo internacional inicia la guerra de clases. El socialismo nacional estaba dirigido por alemanes, el socialismo internacional es un instrumento de elementos internacionalistas. En el socialismo nacional es la personalidad del líder la que dirige, en el socialismo internacional sólo existe la inercia de la masa que es explotada debidamente por sus organizadores.
 
Desde mi punto de vista y frente a estos detalles de importancia, el socialismo nacional debe ser reconocido y distinguido del otro. Cuando fuese asimilado por toda Alemania, se extendería y sería la base de trabajo para su futuro desarrollo en otros países según sus características propias. El marxismo y el comunismo acabaron en Alemania. Jugaron su parte y su papel se acabó. Desde hacia tiempo hicieron sentir su influencia en todas las esferas de la vida alemana, intelectual, política y económica, hasta la supresión del verdadero socialismo. El socialismo no es algo que deba aprenderse sólo a través de la teoría, sino ser probado y aplicado en la realidad. Como escribió el Dr. Goebbels “El socialismo, tal como lo entendemos, no reduce a los hombres a un nivel bajo, sino que los coloca de acuerdo a su capacidad individual y de liderazgo. Si tuviese que intentarlo y poner nuestros anhelos y objetivos en esa dirección, diría que nuestro objetivo es formar en Alemania a las personas para que tengan los mismos derechos durante toda su vida. Quiero que todos, de nivel alto, medio o bajo, pertenezcan a ese pueblo. Deseamos que los de más alto nivel se sientan ellos mismos mucho más unidos con los últimos y los de más bajo nivel que con los más altos de otras naciones. Esta aspiración solo puede llevarse a cabo con un deseo y una unión nacional total”.
 
Serían muchos los ejemplos de las medidas que tomó el gobierno alemán para dar ejemplo de su concepción del socialismo nacional de verdad. Pudo restaurar entre los trabajadores alemanes el sentido del honor y el auto-respeto. La Ley del 1 de Abril de 1933, que otorgaba al 1 de Mayo la categoría de la gran Fiesta del Día del Trabajo y ese fue el primer paso de la reorganización del trabajo en Alemania. La primera celebración de la nueva fiesta fue unánime y universal: los alemanes jamás habían tenido algo así. Miles de personas se reunieron al mismo tiempo, en todo el país para escuchar el discurso del líder y luego celebrar la gran fiesta. Todos los negocios y profesiones, por vez primera, se unieron en común simbolizando la unidad de los dos tipos de trabajo, el manual y el mental, queriendo mostrar la necesidad de valorar por igual los dos ante la comunidad. El socialismo nacional no reconocía diferencia discriminatoria alguna entre el trabajador mental y el trabajador manual. Lo que hoy llamaríamos mano de obra directa (manual) y mano de obra indirecta (mental).
 
De esa festividad surgió el Frente Alemán del Trabajo. El 2 de Mayo los sindicatos marxistas fueron abolidos. En el extranjero, los sindicatos marxistas acusaron al gobierno alemán de haber robado a los trabajadores lo que diariamente habían pagado ahorrando durante años en los fondos del sindicato. Esta acusación no podía ser sostenida ya que el dinero no había sido tomado de los trabajadores, a los cuales pertenecía sin discusión, sino de los codiciosos representantes de los sindicatos a los cuales no pertenecía ese dinero y que lo administraban sin control o se lo apropiaban a base de salarios disparatados y otras prebendas. Con el trabajador, su dinero también iba al Frente Alemán del Trabajo. Y ahí sólo podía ser usado de la mejor y más legítima forma en su nombre, como así fue.
 
El gran objetivo del Frente Alemán del Trabajo era asegurar la industria alemana contra las huelgas constantes y sus consecuencias desintegradoras generadas por el socialismo marxista. El socialismo alemán se oponía absolutamente a fomentar la lucha entre los empresarios y los empleados. Esto también muestra una diferencia importante con el socialismo marxista, que buscaba y busca fomentar el desacuerdo y la pelea constante de patronos y empleados, mientras mantenía su poder y control. En Alemania, con el socialismo nacional una huelga era imposible debido a que ningún empresario se atrevería a pagar menos de la cifra salarial acordada, de lo contrario el Estado ayudaría inmediatamente a los trabajadores en su problema. Junto al tema salarial, la cuestión de los horarios también fue considerado. El la Alemania Marxista-socialista de después de la I Guerra Mundial, llegaron momentos muy difíciles para los trabajadores. Sus líderes aprovechaban cualquier oportunidad para mostrar lo que la teoría podía cumplimentar. Tenían una mayoría en el Reichstag, un miembro del partido era el presidente del Reich. Sin embargo, eran tan perezosos o tan indiferentes como para llevar a cabo su programa.
 
En cuanto las masas comenzaron a pasar hambre fueron pasto fácil para ser manipuladas y excitadas contra el capitalismo y los ricos. Mientras que 6 millones de parados estaban por las calles y sus mujeres y niños pasaban hambre, empresarios egoístas explotaban este estado de cosas ya que pagaban salarios de limosna... Si alguien gruñía o se quejaba perdía su trabajo. Si buscaba la ayuda del secretario del sindicato se convertía en diana. ¿Qué más les daba el empresario a los sindicatos? Si se llevaba a cabo una huelga, lo único que tenía que hacer era cerrar la verja de la tienda o fábrica y decir “Vale! Vamos a ver quien aguanta más, vosotros o yo” Podían pasar días o semanas, pero el resultado era siempre el mismo. Los trabajadores volvían con miedo en el cuerpo, pero contentos de trabajar otra vez a ¡cualquier coste!
 
Así es como el trabajador alemán lo perdió todo. Fue por este tipo de victimización y penurias que el gobierno alemán de 1933 fue al rescate de los trabajadores y le devolvió el respeto a sí mismos. Eso había sido hasta entonces el resultado de circunstancias perversas y la esclavitud a una clase dirigente, empresarial y sindical sin escrúpulos. Todo esto cambió cuando el gobierno de 1933 llegó al poder. Un clamor de gratitud y liberación llegó desde todos los estratos de los trabajadores alemanes. Los “Camisas Pardas” eran muy bien recibidos en cualquier lugar mientras iban a tiendas y fábricas para conocer sobre las necesidades y circunstancias de cada trabajador en su puesto de trabajo. Los secretarios de los sindicatos fueron expulsados por esos mismos trabajadores. El Frente Alemán del Trabajo estaba ahí para cumplir lo que había prometido.

11 comentarios:

  1. Ya podían haber elegido cualquier otra fecha que el iluminado,satánico y embustero 1 de mayo.

    ResponderEliminar
  2. Por eso El Frente Alemán del Trabajo (libro) no se encuentra en ningún sitio.No interesa que las personas sepan nada.Gracias sr Botalla y espero que pueda seguir ilustrando nos con sus conocimientos, después de la (((nueva ley)))

    ResponderEliminar
  3. Existe un socialismo más, el libertario, el que se escoge por voluntad propia y no por la fuerza, la presión del grupo o el miedo al mismo. En este no hay líderes que te "guíen al paraíso" ni matones que te machaquen si no sigues al líder. El fascismo es lo que es y nunca ha estado del lado del pueblo, por mucho que se pretenda maquillar y el comunismo (totalitario) tampoco, como ha demostrado la historia en ambos casos.
    La teoría y el populismo están muy bien, pero la historia, (la real, no la oficial) y la memoria, deberían impedir que cayésemos en antiguos errores.


    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El socialismo libertario producto del anarquismo es pura utopía puesto que cuando se ha intentado poner en práctica en gran parte ha fracasado debido a la propia naturaleza humana, la cual es egoísta, egocéntrica y jerárquica. Obviamente sería la mejor opción, la autogestión obrera, "ni estado ni patrón" como dicen los más libertarios o anarquistas, pero eso no es posible llevarlo a la práctica porque vuelvo a repetirlo la naturaleza humana lo impide, las teorías libertarias que te prometen también el paraíso están muy lejos de la realidad. Por otro lado comentarle que el fascismo(Socialismo nacional) llegó a Alemania por voluntad propia de una gran mayoría del pueblo, mediante las urnas y posteriormente, cosa que no ocurrió mediante el comunismo soviético, el cual subió al poder después de una cruenta guerra civil que duró 5 años, o sea, por las armas. Lo cierto es que en el caso de Alemania el socialismo nacional a pesar de los defectos que tuvo y a pesar también de sus pugnas internas(Porque las tuvo y fueron importantes entre el sector hitlerista y el strasserista) dio solución a los problemas más importantes, como los económicos, acabando con el paro y la pobreza en pocos años. Esto es una realidad histórica independientemente de la ideología de cada uno, la tenga o no la tenga.

      Eliminar
    2. Las utopías son las que hacen que el mundo valga la pena.
      El anarquismo existió como organización social en Ucrania en los años 20 y en parte de España entre el 36 y el 37.
      El problema no fue "la naturaleza human", al menos no la de sus actores, sino la de aquellos a los que no interesaba que algo así existiera y fuese ejemplo para otras sociedades.

      Tras el comunismo soviético y tras el fascismo nazi, no nos engañemos, estaban los mismos asesinos, los mismos que ahora siguen manipulando el mundo.

      Otro saludo.

      Eliminar
    3. Por otro lado se olvida usted de la otra ideología que impera en gran parte de occidente, el liberalismo, las llamadas democracias parlamentarias, plutocracias como las llaman otros, que en realidad es lo único que son, representativas, nada participativas, o sea, es otra forma de dictadura, de partidos, aunque haya muchos ignorantes entre el populacho que se tragan el cuanto de que hay democracia sólo porque les dejen votar cada cuatro años.

      Un saludo.

      Eliminar
    4. Es cierto que en parte de España durante la guerra civil de 1936 la CNT llevó a cabo un proyecto de colectivización y autogestión de las empresas, tanto en la industria como en el campo, llegó a ser uno de las mayores experiencias autogestionarias de Europa. Conozco el tema, pero siendo objetivo, dicha revolución social funcionó bien en el campo, a nivel agrario con la colectivización de los latifundios, pero en la industria no fue tan fácil, las diferencias en los trabajadores a la hora de organizar la producción y el trabajo creó una serie de problemas, la naturaleza humana está ahí aunque haya muy buenas intenciones. Por cierto dicha experiencia autogestionaria fue destruida por los partidos del frente popular, en especial por el PCE, el PSUC, las checas soviéticas y el gobierno de Companys en Cataluña. A los sucesos de Mayo de 1937 me remito, a las purgas stalinistas, cuando Stalin dio la orden de eliminar a la CNT y al POUM, matando a muchos anarcosindicalistas y poumistas y obviamente destruyendo las colectivizaciones para que el ejemplo no cundiera en otros países de Europa, sobre todo en Francia e Inglaterra, no voy a negarlo.
      Sobre lo que afirma al final de su mensaje sí es cierto que el comunismo soviético fue un invento del capitalismo financiero internacional, está demostrado que la oligarquía financiera de Londres y Nueva York financiaron la llamada revolución bolchevique, hay numerosas situaciones históricas que en su proceder así lo demuestran. Hay un hecho histórico durante la segunda guerra mundial que lo demuestra, cuando el capitalismo occidental y el comunismo soviético se aliaron para derrotar a Alemania, se sabe de las grandes cantidades de armamento que tanto los EE.UU. como Inglaterra le dieron a la antigua URSS para derrotar a Alemania en el frente del este. Por eso no estoy de acuerdo con usted en este aspecto, piense que a Alemania le declararon la guerra por invadir Polonia por el oeste para recuperar los territorios en dicho país, los soviéticos hicieron lo propio por el este además de una forma más brutal y no se la declararon, esto,¿Por qué?, una contradicción total, puesto que las plutocracias occidentales y el comunismo soviético eran ideologías irreconciliables. Así se demuestra que el motivo de la guerra no fue la invasión de Polonia por parte de los alemanes, el motivo y el objetivo de la guerra fueron eliminar al régimen NS alemán.
      Por otro lado hay que darse cuenta como el "nazismo" es una ideología perseguida, al igual que la figura de Hitler, de hecho hay historiadores revisionistas que son perseguidos por dar otra versión diferente sobre los orígenes y desarrollo de la segundas guerra mundial, no digamos ya por investigar y dar otra versión diferente del llamado "holocausto". Los hay que han sido perseguidos y encarcelados aquí en España(También en otros países europeos), como es el caso de Pedro Varela, nacional-socialista declarado y la librería Europa, la cual fue cerrada en Julio de 2016, o sea, aquí en España se encarcela a personas por vender libros y se cierran librerías, lo cual es muy grave puesto que es un atentado a la libertad de expresión, este hombre sí que es un preso político. Por eso le comento que si según usted tras el "nazismo" estuvo la élite criminal que domina el mundo, explíqueme entonces el por qué la ideología NS y todo lo que conlleva está perseguida en el occidente capitalista,deme una explicación.
      Para llegar a este tipo de conclusiones no hay que dejarse llevar por posiciones ideológicas, es sólo cuestión de investigar de forma rigurosa sobre los hechos históricos y llegar a una opinión lo más objetiva y neutral posible.

      Un saludo.

      Eliminar
  4. Qué opina Sr.Botaya de los partidos que se hacen llamar socialistas o de izquierdas en España?

    Cree usted que tenemos algún partido en España que aunque sea de lejos tenga esos valores socialistas nacional?

    Cree usted que un gobierno socialista nacional a la española pondría fin a esta república bananera que es España en la actualidad?

    Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los partidos que se hacen llamar socialistas o de izquierdas en España de llegar al poder serian lo mismo que los partidos que se hacen llamar socialistas o de izquierdas en Grecia.... y ya todos saben que paso en Grecia poniendose de rodillas frente al Bundesbank, BCE y FMI.

      Eliminar
  5. Hitler sobre la diferencia entre ellos y el socialismo sovietico: https://m.youtube.com/watch?v=KrGsz2zs-9k

    ResponderEliminar