jueves, 12 de octubre de 2017

¿POR QUÉ NORUEGA?

Panzer II e infanteria alemana en suelo noruego
La batalla por Noruega fue la continuación del inicio de la II Guerra Mundial y se trata de un frente del cual no se habla demasiado. Debió de ser otra de las locuras expansionistas de Hitler... Es cierto que hay libros, artículos, etc., pero que desde mi punto de vista no acaban de dejar claro el por qué se produjo esa batalla tan alejada del frente central europeo que en aquel momento estaba tranquilo. Quizás la historia que no nos cuentan los medios va por otro lado. Bueno, tampoco es una sorpresa ¿no?

Es cierto que muchas personas en este punto se hacen la pregunta del millón de euros: ¿Si Hitler quería la paz, por qué invadió tantos países?. Países como Polonia, la URSS y algunos más. En el caso de la URSS y así lo he indicado en otros artículos en este blog, fue un ataque preventivo para romper el plan comunista de invadir toda Europa. Pero nos iríamos lejos en este momento sobre la intención de este artículo y por ello me centraré en por qué Alemania invadió unas naciones tan pacíficas como Noruega y Dinamarca. Ello  tiene conexión.
 
De hecho, se sabe que el Führer tenía pruebas indiscutibles de que Inglaterra no respetaría a la neutral Noruega. La Inteligencia Naval alemana había logrado penetrar en los códigos navales británicos en Febrero de 1940 y obtuvo una información vital sobre los planes y actividades de los aliados. Lo que se interceptó indicaba claramente que los aliados preparaban la operación contra Noruega, con la excusa de ayudar a Finlandia.
 
Alemania no tenía ningún plan de invasión de Noruega o Dinamarca cuando empezó la II Guerra Mundial. Hitler consideraba ventajoso que los países escandinavos fuesen neutrales. El 12 de Agosto de 1939, en una conversación con el Ministro de Asuntos Exteriores italiano, el conde Ciano, Hitler dijo que estaba convencido de que ningún beligerante atacaría a los países escandinavos y que esos países no se unirían para atacar a Alemania. Lo dicho por Hitler parecía sincero y se confirma en su directiva del 9 de Octubre de 1939. Eso sí y en función de los informes secretos, Hitler se mostró convencido de la necesidad de un ataque preventivo para contrarrestar en movimiento militar británico en ciernes sobre Noruega.
 
El almirante Erich Räder, en una reunión rutinaria con Hitler el 10 de Octubre de 1939, señaló que el montaje de bases navales y aéreas inglesas en Noruega sería algo muy peligroso para Alemania. Räder dijo que Inglaterra podría controlar e impedir las operaciones navales alemanas en el Atlántico y en el mar Báltico. El flujo de mineral de hierro de Suecia no se podría llevar a cabo y que los aliados serían capaces de utilizar Noruega como base para ataques aéreos contra Alemania. En una reunión del 18 de Diciembre de 1939, Hitler dio a conocer que su preferencia era por una Noruega neutral, pero que si el enemigo trataba de extender la guerra hacia esa zona, él se vería forzado a reaccionar de forma acorde.
 
El conocimiento de los códigos británicos interceptados confirmaban los peores temores del almirante Räder. Tanto Inglaterra como Francia creían que la amenaza de que Alemania perdiese su suministro de mineral de hierro que tanto necesitaba, provocaría que dicho país iniciase operaciones militares en los países escandinavos. De todas formas, Inglaterra y Francia tenían objetivos diferentes. Inglaterra creía que las operaciones alemanas podrían ser ganadas por los aliados debido a rápidas victorias militares en una guerra que estaba estancada. Francia quería abrir un nuevo frente para distraer la atención alemana y recursos de sus fronteras. Tanto Inglaterra como Francia creían que un bloqueo marítimo contra Alemania sería más efectivo una vez que Noruega fuese conquistada, especialmente si tenían éxito en afectar al suministro de mineral de hierro. Estaban decididos a aceptar los riesgos políticos y militares para conseguir ese fin.
 
Los informes de la inteligencia alemana continuaban indicando que los aliados invadirían Noruega incluso antes de la conclusión de la paz entre Finlandia y la URSS. El 28 de Marzo de 1940, supieron sobre la decisión tomada por el Consejo Supremo Aliado de Guerra de minar la aguas noruegas. Un informe diplomático del 30 de Marzo de 1940, indicaba que los aliados comenzarían operaciones en el norte de Europa en muy pocos días. Las operaciones de minado británicas en aguas territoriales noruegas, empezaron el  8 de Abril de 1940. A pesar de que no hubo enfrentamientos con fuerzas noruegas, el minado fue una clara violación de la neutralidad noruega y constituyó un acto de guerra.
 
La decisión alemana de invadir Dinamarca estaba basada en el plan del general Nikolaus von Falkenhorst, que indicaba que era deseable ocupar Dinamarca como una “tierra puente” hacia Noruega. Dinamarca se rindió enseguida a las tropas alemanas el 9 de Abril de 1940. La campaña de Noruega duró 62 días y desgraciadamente costó muchas vidas. Se dice que unos 860 noruegos murieron, otras fuentes indican que fueron 1.700 entre muerto y heridos, con otros 400 civiles que murieron durante la campaña. Noruega perdió a todas sus fuerzas navales y fue ocupada hasta el final de guerra por Alemania.
 
La invasión alemana del 9 de Abril de 1940, fue hecha para prevenir la invasión de Inglaterra. Los alemanes alcanzaron todos sus objetivos en lo que puede denominarse como un espectacular éxito militar. La ocupación de Noruega complicó las medidas de bloqueo inglesas y abrió la puerta al Atlántico para interferir en el suministro a Inglaterra que viniese de ultramar. Se evitó la amenaza aérea a Alemania por la presencia británica en Noruega y también se evitó la posibilidad de que Suecia cayese bajo el control aliado. Y los más importante es que se aseguró el suministro de material de hierro y la marina alemana tuvo la oportunidad de eliminar algunas de sus limitaciones impuestas por su propia geografía.
 
Las esperanzas británicas de que se podían conseguir rápidas victorias en una zona donde se enfrentarían a la enorme superioridad de la marina inglesa, no se cumplieron. Las esperanzas de victoria británicas en Noruega se convirtieron en una derrota humillante. El objetivo francés de rebajar la amenaza en su país al abrir un segundo frente tampoco se consiguió. Una guerra prolongada en Noruega y la consecuente dificultad de materia prima para Alemania no se materializó. La única gran ventaja de los aliados fue el endurecer a la opinión pública contra Alemania en los países neutrales, especialmente en los USA. Mucha gente no sabe hoy que la invasión alemana de Dinamarca y Noruega había evitado la invasión aliada y el ahogo de los recursos para Alemania.
 
La naturaleza preventiva de la invasión alemana de Dinamarca y Noruega ha sido reconocida por muchos historiadores reputados. Por ejemplo David Cesarini. Este historiador escribió: “La campaña en el Oeste fue iniciada por la incursión naval inglesa en aguas noruegas en Febrero de 1940. En un intento de limitar las importaciones de material de hierro a Alemania, los británicos minaron las aguas noruegas y desembarcaron tropas en Trondheim. El 9 de Abril de 1940, Hitler respondió lanzando una invasión en Noruega y ordenó la ocupación de Dinamarca. Los daneses capitularon en un día, pero las batallas terrestres en Noruega y los enfrentamientos navales continuaron durante ocho semanas hasta que las tropas aliadas fueron evacuadas
 
Esta guerra en Noruega y sus motivos nos demuestra que quien tiene la razón no gana la batalla de la propaganda y los medios. Los aliados le dieron buena carnaza a los medios mundialistas.

5 comentarios:

  1. Otro hecho poco conocido y que suscita algunas preguntas es que hasta el final de la guerra el III Reich mantuvo en Noruega estacionados 400.000 soldados, una cantidad notable que uno piensa que se podría haber empleado en el tan necesitado frente Este o en Berlín.

    Algún historiador y analista estima que fue debido a que Hitler temía un desembarco aliado en Noruega y se había visto impresionado por los golpes de mano de algunos "commandos" británicos.

    Otros especulan con el mantenimiento y seguridad en la producción de agua pesada o que simplemente, al final, Alemania había perdido la capacidad de mover grandes cantidades de tropas por el estrecho que la separa de Escandinavia.

    En cualquier caso, lo cierto es que con el control de Noruega el III Reich mantuvo la posibilidad de que submarinos y aviones partiesen hacia cualquier punto del mundo hasta el último día de guerra, del mismo modo que la relativa fantasía del "Alpen Festung" permitió tener una vía abierta hacia Liechtenstein y Suiza hasta Mayo de 1945.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El desembarco aliado en Noruega para atacar a Alemania por el norte creo que es la teoría más acertada para pensar que Hitler enviara un contingente de tropas tan importante a Noruega. Lo que ocurrió en Dunkerque fue un claro ejemplo de como los aliados querían atacar a Alemania por el Oeste, En Noruega lo hubieran intentado también, pero por el Norte.

      Eliminar
  2. Adolf Hitler explica toda la cuestión de la invasión a Noruega y otras muchas cosas interesantes en este tema en este discurso:

    https://www.youtube.com/watch?v=mPf135PCOZQ&t=4831s

    Un placer escribir en su blog señor Botaya.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Hola Vi Bn, agradezco tu extraordinaria capacidad de síntesis ante un asunto de tamaña complejidad como la guerra en Noruega. Es sensacional.
    De todas formas y con el ánimo de aprender, ruego me indiques a qué te refieres en tu afilado análisis ya que quisiera tener la oportunidad de compartir conocimientos contigo.
    Muy agradecido y en la espera de tus noticias, Felipe Botaya

    ResponderEliminar