domingo, 29 de octubre de 2017

NO ESTAMOS MEJOR AHORA


Me permito, con vuestro permiso, incluir esta vez el artículo de un buen amigo José Mª T, de Vigo, que considero muy interesante y que describe muy bien la situación a la que hemos llegado. ¡Que lo disfrutéis!

Tomando como base el magistral artículo de Fernando Sánchez Dragó editado en el diario El Mundo el 28 de Febrero de 2016 e inspirado en la negatividad, decepción y sentimiento de bajeza que provocan en mucha gente la actitud y el comportamiento de los partidos políticos en la España actual, se pone de manifiesto un balance de lo que ha significado esta falsa democracia española, estableciendo para ello una sorprendente comparación entre lo que era la España de 1975 y la España actual. Dichas cifras –procedentes de fuentes oficiales ta-les como el BOE, el Ministerio de Hacienda, el Instituto Nacional de Estadística, la DGIP (Dirección General de Inversiones Públicas), etc.– comparan diversos datos entre 1975 y principios de 2016, pudiendo resumirse de la siguiente manera:

- Presupuestos Generales del Estado: 3.822 millones de euros y 122.083, respectivamente.
- Déficit público: 0'4% y 8'5%.
- Deuda pública: 9% y 98% del PIB.
- Tasa de paro: 3'74% y 24'5%.
- Población reclusa: 8.440 y más de 80.000.
- Vivienda: con letras (sin hipoteca) y, ahora, con hipoteca y desahucio.
- Impuestos: indirectos (sobre los bienes de lujo). No se pagaba IRPF ni IVA y, ahora, IRPF más IVA, impuesto de Sociedades, impuesto de Bienes Inmuebles, impuesto de Primer Vagido y de Último Suspiro, Impuesto de Impuestos...
- Clase media: 56% y 43%.
- Industria: 36% y 12'8% del PIB.
- Funcionarios: 700.000 y 3.000.000, grosso modo.
- Índice de fecundidad: 2,8 y 1,27.
- Inmigración ilegal: 0 y 6'5 millones.
- Aborto: prohibido y, ahora, en torno a 150.000 al año.
- Suicidios: inapreciable y ahora más de 30 al día.
- Proyección internacional: 9ª potencia, entonces, y 7ª en el ranking de miseria, ahora.
- Sueldos públicos: los alcaldes no cobraban y los diputados recibían en pesetas el equivalente a 60 euros (hoy tienen un sueldo anual de 76.920, amén de sustanciosos aguinaldos).

Hasta aquí lo aportado por Sánchez Dragó, que no es poco. Pero hay otros datos que no figuran y que cabría mencionar en los mismos términos de comparación:
 
Índice o porcentaje de drogadicción en la población –especialmente entre la juventud–; antes (hasta 1975) y después (a partir de esta fecha, especialmente en los años 80, que es cuando empieza a entrar de lleno la droga en España, es decir, después de la “dictadura”).
 
Aumento también por esa misma época del terrorismo, hasta 1975 prácticamente inexistente (a este respecto, recordemos los “años de plomo” protagonizados especialmente por ETA y el GRAPO en segundo término, en los que casi a diario se asesinaba a algún militar, policía, guardia civil o empresario).
 
Índice de fracaso escolar y baja calidad en el aprendizaje del alumnado (LOGSE, etc.); paradójicamente, en la era de Internet, es decir, cuando hay más acceso y facilidad que nunca para obtener información instantánea sobre cualquier tema… (a este respecto, cabría preguntarse también si es de más calidad, más educativa y didáctica el tipo de programación televisiva actualmente que en 1975).
 
Grado de corrupción en las instituciones, antes y ahora (generalizado a día de hoy).
 
Aumento en la falta de valores entre la población, así como de respeto en la sociedad en general, incluso ante las propias fuerzas de seguridad del Estado –y también hasta la máxima representación física, el propio Jefe del Estado–. Mala educación generalizada, mal vocabulario, malos modales, falta de sensibilidad y respeto, etc.
 
Incremento de la extrema izquierda radical y de los nacionalismos periféricos (cuyo fin, recordémoslo, es el separatismo, tal como estamos comprobando durante estos días en Cataluña, sin ir más lejos). Tendencias ambas, huelga decirlo, violentas en no pocas ocasiones, impregnadas de un odio irracional hacia la idea de España como nación.
 
Carga fiscal cada vez más acusada sobre las personas, enfocada teóricamente a hacer frente a una deuda pública que, también paradójicamente, no deja de aumentar y que se prevé impagable, ya que con el agua al cuello, sólo se puede aspirar a hacer frente al pago de los intereses (España genera diariamente 400 millones de Euros de deuda). ¿Qué porcentaje de impuestos y en qué cuantía se pagaban hasta 1975 y cuánto se paga en la actualidad? A este respecto, es curioso comprobar cómo antes, trabajando sólo el cabeza de familia, una familia subsistía con varios hijos y cómo la tendencia de hoy es que trabajando ambos cónyuges y teniendo sólo una criatura, apenas consiguen llegar a fin de mes…
 
También actualmente estamos mucho más limitados y controlados en todos los sentídos que en 1975 (aunque no se cansen de recordarnos que es por nuestra propia seguridad…), con más restricciones de todo tipo, con más prohibiciones y leyes coercitivas de toda clase en la libertad individual de cada sujeto, todo lo cual se traduce en una merma gradual y generalizada en nuestras cotas de libertad y derechos.
 
Descenso alarmante en la natalidad de los nativos (porque ya no se fomenta ni incentiva) a la par que aumenta el porcentaje de envejecimiento, siendo sustituida la falta de españoles naturales por foráneos que nada tienen que ver con nuestra cultura y civilización (aclarar que esta sustitución sistemática de autóctonos, una gran obra de ingeniería social puesta en práctica deliberadamente, se ve respaldada por los gobiernos traidores de turno, en los que se antepone de forma descarada al tercermundista que viene de fuera y que muy poco o nada aporta, ya que ni se integra ni parece intentarlo; claro que esto es algo que viene sucediendo desde hace décadas en todo el occidente blanco).

A partir de 1977 entran en escena las Comunidades Autónomas (a día de hoy ya no puede haber dudas de que resultan económicamente insostenibles), así como la aparición en masa de los sindicatos y del fenómeno del derecho a la huelga y a manifestarse –no siempre de forma pacífica y ejemplar, por cierto–. También la puesta en práctica de las teorías de la Escuela de Frankfurt, en todo su esplendor. De la Escuela de Chicago; de la Ventana de Overton (el mundo al revés…), etc.

Como ejemplo de todo lo anteriormente citado, téngase en cuenta lo que está aconteciendo en Cataluña: un intento de sedición y golpe de estado totalmente impensable hasta hace cuarenta años… Y es que ahora sí que vivimos una auténtica dictadura, mucho más peligrosa que ninguna otra al recordarnos continuamente que somos más libres que nunca…

Tema okupas, sin ir más lejos: ¿es posible concebir algo así en la legislación de un país supuestamente civilizado, democrático y occidental? ¿Es justo, normal equilibrado, coherente, racional, de sentido común?

Es por todo lo anteriormente comentado que no voto. Porque todo parece diseñado para que no funcione.

Algún despistado buenista, bienpensante y políticamente correcto podría concluir que éste es el precio a pagar por la libertad. En ese caso, que se lo pregunten a todos los vascos (más de 200.000) que tuvieron que abandonar su tierra natal para escapar de la muerte, el secuestro, la extorsión económica, la marginación, la exclusión social y de una opresión insoportable, en general. O también a los cientos de miles de patriotas españoles que viven en Cataluña actualmente, –grado de enfrentamiento y polarización a día de hoy…–

Todo esto, hace cuarenta y dos años, hubiese resultado sencillamente imposible, impensable, inaceptable, inconcebible, inimaginable, aunque hoy sea ya realidad.
 
¿Cómo se mide en porcentajes –resultados claros semejantes a los presentados por Sánchez Dragó y citados al principio de este artículo– todos los datos enumerados citados antes (los nueve puntos citados) y que sabemos que son ciertos? ¿Qué ratio existe, cómo expresarlo en cifras comparativas entre 1975 y la actualidad?

¿Sentimos hoy más confianza en nuestro futuro, somos más optimistas ante el porvenir?

Ya para terminar, dejar constancia de que con las cifras aportadas y las comparaciones establecidas no propongo un regreso a 1975, sino simplemente dejar constancia de que en no pocos y fundamentales aspectos no estamos mejor ahora que hace cuarenta y dos años. Ni mucho menos…


                                            J.M.T.

7 comentarios:

  1. No me darán la razón, pero por desgracia no vivimos en un régimen (palabra muy de moda) diferente al de entonces, lo que tenemos es la modernización del mismo.
    La mayoría de datos son reales, pero se callan otros, no era todo color de rosa, al menos para la mayoría, que si no protestaba es porque no podía y porque cuando lo hacía los medios lo ocultaban. Ahora en lugar de usar la fuerza como primer recurso, usan la persuasión, la presión social, el adoctrinamiento... los medios se han perfeccionado, pero los fines y ¡hasta los apellidos!, son los mismos.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. maese piedra creo que tu nombre demuestra a que corriente perteneces, lo importante no es el derecho a protestar o si los medios masivos de comunicacion lo muestran o no, lo importante es que se haga lo que se debe, con esto me refiero a que cada quien haga su parte (incluyendo a los conglomerados gubernamentales), en 1953 en mi tierra se tuvo un gobernante del corte de su gran general y ejemplar dictador(lo digo como honorifico) Francisco Franco y al igual que el de ustedes encamino la economia la sociedad y los valores de una gran nacion hasta su derrocamiento(no negare que al igual que en españa aqui tambien hubo desaparicones y probablemente castigos desmezurados en ciertas circunstancias, pero se lograron los objetivos de crecimiento y verdadera mejora en la calidad de vida y proyecciones al porvenir de la nacion) por las izquierdas y sus borregos en el 58, a eso vinieron 40 años de mal llamada democracia que hicieron lo mismo que a ustedes les esta pasando ahora,luego de eso en el 98 unapropuesta abiertamente izquierdista pregonando eliminar la corrupccion el miedo incertidumbre al futuro(resumiendo prometiendo paraisos esclusivos para cada habitante)tomo el poder y creo un pseudo estado social comunista llevando mi nacion a la ruina en la que se encuentra (aun teniendo los derechos de protesta y la cobertura por parte de los medios).
      por eso lo importante no es si son los mismos o no sino que tan efectivos son cumpliendo con su trabajo u, un hijo puede no tener la misma capacidad de sus padres por ende no se le puede encasillar al apaellido sino a la habilidad y capacidad y si n9o es envialo a casa y coloca a alguien capaz y que piense a futuro no en el "bienestar" de "todos", pq para que todos tengan bienestar todos deben hacer su 120 % quen o al reves no lo olvides

      Eliminar
  2. Visto los datos, de los cuales, usted señor Piedra, dice que la mayor parte son verdaderos, ¿Qué necesidad de protestar había? ¿De qué protestar? Los que verdaderamente exigían protestar o libertad para hacerlo son estos demócratas de mierda, que buscaban con la democracia, el poder medrar a sus anchas, el poder robarnos como lo están haciendo, (trabajamos 6 meses al año para que estos hijos de… puedan vivir a lo grande y puedan llenar sus cuentas corrientes en paraísos fiscales) Estos son los que han dado alas a los nacionalismos incumpliendo la constitución reiteradamente con el resultado de enfrentarnos a unos españoles contra otros. Estos son los que nos han endeudado con entidades externas y particulares en cantidades que no podremos pagar nunca: Fondo Monetario Internacional, Banco Mundial, Banco Central Europeo etc.
    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  3. Antes no protestabamos porque no podíamos y ahora con muchísima más razón no lo hacemos..dice el dicho que no se sabe lo que se tiene hasta que se pierde y que las comparaciones son odiosas,pero necesarias,hay que tener en cuenta que de esas estadísticas y datos también se beneficiaban los desafectos al régimen pero en esta "expaña"lo que hacemos todos por igual es poner el culo,la vaselina,la cama y pagar encima a quien nos da por el susodicho.

    ResponderEliminar
  4. La gente quiere vivir en paz, tener ilusión en el futuro, una vivienda digna y un trabajo. Eso no ha cambiado desde el Paleolítico Inferior Arcáico y por eso todo lo que vaya en detrimento de tales aspiraciones es malo. Luego el actual sistema de libertades, cuyos resultados tan bien expresa el artículo, es nefasto en sí mismo porque contradice los esenciales derechos del ser humano. Y contra Franco se vivía mejor.

    ResponderEliminar
  5. Se ha llegado hasta aquí (y dejo a un lado la ((("hoja de ruta"))) de poderes ya conocidos) porque lo cierto es que para la mayor parte de la población las condiciones de "libertad" no son negociables. Es decir que no hay nada por encima de la "libertad" y el "indivíduo", aparentemente claro.
    Por lo que independientemente de los "números" aportados por la época de Franco, lo único que importa es la falta de "libertad" que existía en la España de entonces. El resto es circunstancial y prescindible.
    Y es lógico, ¿quién no quiere ser un dios del libre albedrío y la independencia, cuyo solo acto de respirar ya justifica tener el universo a los pies de uno, el ser humano, criatura suprema del multiuniverso que merece el paraíso en la tierra, y caso de haberlo, también más allá, como derecho inalienable de nacimiento?.

    Pero, todo tiene un coste, al final, alguien siempre tiene que pagar...

    Naturalmente hace ya mucho que los dirigentes tienen claro que los importante no es la "libertad real" sino que lo importante es simplemente la "libertad percibida", por lo que si se crea esa ilusión, el resto sale solo.
    Es algo que ya se tiene más que experimentado y probado con unos resultados prácticos excelentes.
    Sin ir más lejos, los ciudadanos USA no son libres desde, por lo menos, 1913. Son simplemente esclavos del sistema bancario como el resto y han puesto sangre propia y han asesinado (solo en Vietnam 2 millones de muertos más todos los que se fueron sumando con el teratógeno "agente naranja") en nombre de la libertad y la democracia. Pero siguen con su rollo de la tierra de los libres y demás... los buenos, los más buenos, ya se sabe.

    Aunque, ¿qué libertad puedes tener si no tienes capacidad para tener una vivienda, ni tampoco un trabajo que no te explote y que te permita sentir una cierta estabilidad?, si a tus hijos los van educar un entorno y un entretenimiento degenerado y abyecto.

    ¿Qué libertad puedes tener pues?: la de la pocilga. Como animal puedes hacer lo que te apetezca como cerdo, puedes elegir (aparentemente) a los cerdos para los que vas a trabajar y puedes revolcarte en tus propios excrementos y en los de los demás. Esa es la "libertad" que a la gente le chifla.

    No tendrás libertad para ser propietario (en ocasiones ni de la herencia) ni para tener las rentas de tu trabajo ni para educar a tus hijos en un entorno sano y seguro, no tendrás la libertad de sentirte en un lugar seguro ni limpio ni tampoco la libertad para hacer planes que proporciona la confianza en que mañana no estarás en el paro... ¿sigo?.

    Comunismo+Neoliberalismo+Sionismo=Orden Mundial s.XXI

    Eso sí, el que quiera que se sienta libre y lo disfrute...

    Yo la única libertad que entiendo y deseo es la que da la independencia económica, el resto son patrañas tipo "Rebelión en la Granja", y es precisamente "capacidad económica" la que han cercenado para el acceso a los bienes básicos: vivienda, energía, descendencia y con el tiempo (todo se andará) aguas y comidas sanas.

    Ahora bien, si los bienes básicos para la población son los smartphone, INTERNET, turismo mundial, multiculturalismo, electrodomésticos y vehículos con obsolescencia programada y decir y hacer lo que les de la gana siempre y cuando no molesten al (((sistema))) pues enhorabuena, han llegado al paraíso, felicidades.

    Y si alguien quiere medrar ya se sabe: "Amigo, guarda el orden y orden te guardará".
    Y, ¿cual es el orden?, el de el caos...

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Habrá quién piense que la libertad es aceptado su sacrificio en aras de la seguridad. No es verdad, lo que se sacrifica es la intimidad, cosa que hace ya tiempo que dejó de considerarse parte de la libertad puesto que vivimos en los tiempos de la sociedad y humanidad pornográfica y se da por sentado que todo es controlado, por su seguridad, como dice la cabecera del blog, ¿pero a quién le importa?, si también se tiene asumido que los mayores delincuentes están en los gobiernos que a su vez liberan o protegen a otros delincuentes algunos con delitos de sangre...
    No cambiamos libertad por seguridad, independientemente del terrorismo que haya, las autoridades pueden restringir lo que quieran y esquilmar y explotarnos cuanto quieran. Nosotros, como buenas vacas, nos asustamos cuando le pegan un tiro a alguna y se la comen, al poco seguimos igual y por mucho que podamos algunos mugir en realidad las vacas, lo que queremos es poder seguir con nuestras distracciones... Y ésta palabra "distracciones" es la clave. Si las vacas no tienen con qué entretenerse y distraerse se pueden fijar demasiado en algunas cosas, por aburrimiento más que nada, pero si son cosas injustas y no hay otra cosa con la que entretenerse, se puede ir acumulando tensión... Ergo, Pan (más o menos) y Circo (mucho) y todo irá bien.
    Y nunca ha habido tanto y tan gran circo como ahora...

    Pero mientras, la ética y moral del zeitgesit goza de muy buena salud:

    https://www.youtube.com/watch?v=L2NSkAXvg9c

    Un saludo.

    ResponderEliminar