domingo, 10 de abril de 2016

¿EL LIBRO MALDITO? (y 5)


¿Qué hacer ante estas cifras, datos y hechos? Para Hitler sólo había una conclusión lógica. Expulsarlos. Esto quería decir sacarlos de la sociedad, de la economía y restaurar el control de los medios y el gobierno a los no-judíos. Lo que se conoció como la sociedad “Judenrein” (libre de judíos), es decir una sociedad libre de manipulación interna y externa de los intereses judíos. Esta fue de hecho la conclusión de Hitler años antes de que empezase a escribir MEIN KAMPF. A finales de 1919 mientras empezaba a conocer el partido que sería el NSDAP, escribió una carta a uno de sus responsables sobre cómo responder a la cuestión judía. Esta sorprendente primera carta acaba como sigue:

“El anti-semitismo racional debe llevar a una lucha sistemática y legal y la erradicación de los privilegios que disfrutan los judíos sobre los demás extranjeros que viven entre nosotros (leyes de extranjeros). El objetivo final, de todas maneras, debe ser la expulsión total de todos los judíos (die Entfernung der Juden überhaupt), de nuestra sociedad. Ambos objetivos sólo pueden ser alcanzados por un gobierno o fuerza nacional, jamás por un gobierno de impotencia nacional". Su visión no cambiaría en MEIN KAMPF ni, evidentemente, en ningún momento de su vida. Su solución fue siempre la misma: expulsarlos. De forma absoluta. De forma brutal si fuese necesario, pero debían marcharse.
 
Y aquí hay un punto sorprendente para todo aquel que se tome la molestia de leer los escritos de Hitler. Sin excepción, nunca dijo de matar a los judíos. A pesar de que su terminología pudo cambiar en el tiempo, sus palabras siempre se referían a una forma de expulsión: los judíos deben ser “deportados”, “expulsados”, “erradicados”. Su papel y poder en el Reich Alemán debe ser “destruido” o “liquidado”. Pero palabras explícitas como “matar”, “disparar”, “asesinar”, “gasear”, no aparecen en sus discursos, escritos o incluso en conversaciones privadas. Sólo hay una excepción y es justo reconocerlo, al final de MEIN KAMPF. Había 600.000 judíos en Alemania al inicio de la I Guerra Mundial, una guerra que terminó con la muerte de más de 2.000.000 de alemanes. Hitler argumentó que “matar a 12 ó 15 mil corruptores judíos” al inicio de la guerra con gases venenosos, los mismos que cayeron sobre las tropas alemanas en el campo de batalla, “habría ahorrado más de un millón de vidas y habría llevado a la victoria a las tropas alemanas”.
 
No habla de todos los judíos o de la gran mayoría, según Hitler sólo un uno o dos por ciento habría sido suficiente para detener sus perniciosas intenciones. Pero esta parece ser la última y única referencia de Hitler sobre el tema en los millones de documentos del III Reich y de cualquiera de sus discursos. Sin embargo en las traducciones y empezando por las inglesas, siempre se usan lo términos “exterminar”, “destruir” o “aniquilar” a los judíos, pero esto es otra mentira. Ninguna de sus palabras pide el asesinato masivo o ni siquiera cualquier asesinato. Si los judíos han de ser llevados fuera de Alemania, deben ser “exterminados” (literalmente “Echar fuera de los términos, desterrar” RAE). Si su control sobre la economía ha terminado, su poder consecuentemente, ha sido “aniquilado” o “reducido a nada”. Si la sociedad judía ha sido expulsada, se puede decir de forma correcta que ha sido “destruida” (literalmente “quitar a alguien los medios con que se mantenía o estorbarle que los adquiera” RAE). Las palabras de Hitler no fueron nunca diferentes de las de cualquier otro líder mundial cuando se enfrenta a un enemigo. El Presidente USA Barack Hussein Obama habla de “destrucción del cáncer del Estado Islámico”, pero nadie le acusa de intentar un genocidio. Por lo tanto, no encontramos que se diga algo sobre asesinatos masivos (con la excepción indicada en la I Guerra Mundial), campos de exterminio, genocidio o algo parecido en MEIN KAMPF.
 
Con todo ello podemos determinar muy claramente que Hitler sólo consideraba como un enemigo real a los judíos. Él no era alguien que odiase a la humanidad. No le gustaban los franceses, respetaba a los británicos y a los americanos, y simpatizaba con los rusos, no con los bolcheviques. Incluso las razas “inferiores”, según él, nunca fueron un objetivo de desprecio, como mucho de piedad. Hoy estamos bajo la impresión de que en 1940, el mundo entero estaba temblando ante la idea de que los nazis iban a ganar. Pero eso sólo era propaganda aliada. Hitler quería ser un poder mundial, como todas las grandes naciones, pero jamás alguien que dirigiese el mundo. En síntesis, excepto que fueses judío, no tenían nada que temer. Los blancos no tenían nada que temer, excepto que permitiesen ser dirigidos por los judíos marxistas o los capitalistas judíos. Los hispanos, negros y orientales, a pesar de su status inferior según Hitler, no tenían nada que temer. Francia e Inglaterra no tenían nada que temer, hasta que ellos le declararon la guerra a Alemania (y no al revés). America no tenía nada que temer, hasta que Roosevelt tomo la equivocada decisión de empujar a Alemania y a Japón al conflicto. Siempre y sólo los judíos fueron su enemigo.
 
Desde la perspectiva judía, lógicamente, es la maldad absoluta: un hombre que busca la destrucción del poder judío, confiscar su tremenda riqueza y crear una sociedad libre de judíos. Si hubiese triunfado y su nueva sociedad hubiese florecido, hubiese querido decir la catástrofe para los judíos en todo el mundo. La gente hubiese comenzado a percibir negativamente a los judíos. Por eso MEIN KAMPF es tan peligroso y la nueva versión alemana está abarrotada de explicaciones a pie de página, hasta prácticamente doblar el volumen, para dirigir al lector por donde quieren los censores políticamente correctos y no pensar lo que no deben. Pero ese objetivo, por muchos comentarios que se añadan es perder el tiempo. La gente desea el libro tal como era y sin explicaciones de mentes actuales debidamente domesticadas y de fidelidad perruna a la élite.
 
MEIN KAMPF es la evaluación de un hombre en la historia y una visión de futuro. Es franco, es duro, no tiene complejos. No cumple con las expectativas actuales de educación determinada, objetividad dirigida y corrección política. Suena ofensivo a los sensibles oídos de hoy. Pero el libro es, sin duda alguna, importante. Es más coherente que quizás otro trabajo político en toda la historia. Merece ser leído. Y cada lector será entonces libre para determinar si es valioso y con sentido para uno mismo.

15 comentarios:

  1. Sin haber leído el libro me chocan dos cosas: la superioridad de la raza germánica (más bien es una subraza de la caucasoide) sobre el resto y la expulsión de los judíos. Sobre lo primero, solo decir que para H. P. Blavatsky los teutónicos son la subraza más nueva de la quinta raza; que en términos darwinianos quiere decir que son la adaptación al medio más reciente. En el segundo punto se basan quienes ven conexiones secretas entre cierto sector del nacionalsocialismo y la formación del protoestado de Israel. Porque si echas a alguien de un lugar, tendrá que ser para que se vaya a otro lugar y en esta regla de tres entra la Tierra Prometida ¿habría una conspiración entre ese sector del nacionalsocialismo, el Holo..... y la formación del estado de Israel?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno,la idea de Hitler era mandarlos a madagascar,no a palestina...

      Eliminar
  2. FIJO. A MI ME HUELE QUE SI HABIA ESA CONSPIRACION. ES QUE ACASO CABE OTRA COSA????

    ResponderEliminar
  3. FIJO. A MI ME HUELE QUE SI HABIA ESA CONSPIRACION. ES QUE ACASO CABE OTRA COSA????

    ResponderEliminar
  4. Respuestas
    1. Hola Carlos, gracias por el enlace, un gran documental.

      Por si alguien quiere revisar mejor el documento de la CRUZ ROJA que aparece en el vídeo, lo puede encontrar aquí junto con la claudicación definitiva de la iglesia de los "Papas" de la mano del ex-Papa Benedicto XVI, ¿quién te ha visto joven y quién te ve señor de Corte y vida?:

      https://forocatolico.wordpress.com/2011/10/01/segun-cruz-roja-internacional-los-hebreos-fallecidos-en-campos-de-concentracion-fueron-20-veces-menos/

      Un saludo.

      Eliminar
    2. Solo he llegado hasta la entrevista con Dommerge, aunque el revisionismo ya es algo plenamente reconocido (y demonizado, claro está). Aunque sionismo y judaísmo son términos distintos, no los veo tan contradictorios, pues el judaísmo -y a la vista está en su libro sagrado, la Biblia- es un pueblo supremacista, el pueblo elegido. Y en consecuencia su dominio sobre los demás pueblos está plenamente justificado. Por lo tanto, esa separación entre judaísmo y sionismo para mí no es tan tajante ¿no les parece?

      Eliminar
    3. Si, ciertamente no es tan tajante la diferencia.

      Sin embargo, los sionistas son los que más poder tienen y los más activos en todo ésto.

      Un saludo.

      Eliminar
    4. Carlos, no tengo ni idea si los que mueven los hilos de los que mueven los hilos y viceversa son sionistas o no. Para el caso da igual. Para mí son una especie de magos negros inteligentísimos que utilizan su don para dominar al resto de los seres, esclavizarlos y que encima les estén agradecidos: son los amos de la caverna.

      Eliminar
    5. María Luisa, estoy de acuerdo y tienes razón. Al final todo se reduce a eso.

      Un saludo.

      Eliminar
  5. No se si habrá algún libro que recoja con fidelidad todos los discursos del Führer pero sería sin duda fascinante ya que era un gran orador.

    Dejo un enlace a un blog fantástico:

    http://ww2diario.blogspot.com.es/2009/12/discurso-de-ano-nuevo-del-fuhrer.html

    El último párrafo da qué pensar sobre todo sabiendo lo que es la City de Londres...

    https://www.youtube.com/watch?v=Ro6HHadlbuY

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Hitler, Juana de arco, El Pueblo judio, El pueblo azteca,,,,,,,,,,

    Todos tenian sus "dioses", dioses que desean siempre lo mismo, y para eso usan a sus "contactados" (Hitler, juana de arco), cambiar la historia, pero sobre todo, sangre y dolor, mucha sangre y dolor.

    Yavhee (4000 años hace que se aparecio al pueblo judio), era cruel, sanginario, racista, vengativo, celoso, lleno de ira.

    Como los otros, sangre y dolor.

    Cuando empezo la WWII, hitler "oia sus voces interiores".

    Asi, contra la opinion de TODOS sus generales, se atrevio, y holanda, belgica, francia, en semanas, cayeron.

    Un milagro, nunca mejor dicho.

    Cuando estalingrado, cuando venian ya por alemania, cuando entraban en Berlin, esas voces, abandonaron a adolfo, a su pueblo.

    Cuando Juana de arco fue presa , sus "voces interiores", callaron, la abandonaron.

    Antes, una adolescente de un pueblo perdido, dirigio ejercitos como ningun general.

    El pueblo judio es presa de un sanginario llamado Yavhee.

    Y a traves de "su pueblo", el sanguinario, esclaviza a toda la raza humana, y asi obtiene, como decia carlos castaneda, su alimento.

    Y el pueblo judio, recorre la historia perdido y podeido por su demonio.

    Y su demonio, le da sus recompensas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola THETI11. Interesante comentario. Parece que sigue el hilo de "los aurigas" de JL que llevan a su pueblo al desastre para "un gran dolor". Podríamos añadir a Napoleón, Alejandro Magno, Julio César... ¿Geroge W. Bush y Aznar-Zapatero-Rajoy?. Según algunos, seguro que todos son reptilianos, por el dolor que han causado y que utilizan como moneda para... ¿?.

      Las famosas "voces interiores", ¿nadie se ha preguntado cuándo dejaron de "oirlas" en realidad?, ¿lo reconocieron en algún momento o es una suposición?.

      La teoría de los "aurigas" postula que primero te dan la Fortuna para engañarte y engañar y posteriormente te hacen caer para "gran dolor" propio y de los engañados: océanos de sangre y desesperación.

      En realidad, si se mira más de cerca la cosa no falla: "las voces " te abandonan cuando te crees que eres o estás al mismo nivel que "las voces" confundiendo la propia y los propios deseos con los de la Providencia: No falla: Fallas. En realidad los ingleses tienen una expresión que lo define relativamente bien un clásico muy actual: "wishful thinking".
      La diferencia para alguien que se endiosa y los que han asistido a su teofanía es inapreciable hasta que los hechos sancionan la teórica divinidad e infalibilidad humana. Pero... francamente no creo que sea una cuestión de que "las voces engañen", más bien es que se corta la comunicación y prefieres engañarte, incluida mi santa favorita: Juana de Arco. Tengo la impresión que "metió la pata" en lo mismo. Todo lo que hacemos es egoísta, hasta los santos, que al fin y al cabo desean ser santos por algo, incluso alguno/a ser la voz de Dios... mal asunto para un simple mortal que puede llegar a confundir su propia voz con la de Dios.

      Por lo de sangre y dolor... estoy de acuerdo, si lo siguen haciendo es porque funciona, pero creo que no hay que confundir a quienes hacen tal cosa como resultado de unas acciones que originariamente no lo pretenden, con aquellos que lo hacen como "leitmotiv" de su cultura, vida, religión, etc, etc.

      Por increíble que parezca creo que en realidad "los tiros" van por aquí:

      https://cienciaytiempo.wordpress.com/category/mecanica-cuantica-el-vertigo/

      Solo hay que leer en detalle e imaginar lo que se desprende de ello. Según yo lo veo: ya se sabe, importa más lo que ves que lo que miras...

      Por cierto un blog excelente, felicidades.

      Recomendados: "Albert Einstein, el plagiario incorregible" de Christopher jon Bjerknes y "Cómo Einstein arruinó la Física" de Roger Schlafly.

      En cuanto a lo de Carlos Castaneda a mí me dio mucho que pensar ésto:

      https://www.youtube.com/watch?v=-WFhiiqQSxM

      Un excelente videoprograma como suelen ser los de David Parcerisa...

      El hecho es que a mí ni me apetece perder la "relativa conexión" ni al "gemelo que se nos engancha", aunque yo creo más bien que se "nos asigna". ¿Mi solución?, la habitual: cambiarle la dieta de alimentación (no es fácil) y ponerlo "a la vista" como todos deberíamos hacer con nuestra "sombra" subconsciente, ponerla bien a la luz y sacarle provecho.
      Si la cosa no degenera en esquizofrenia, "el bicho" empieza a funcionar de maravilla, 2 en 1, es el primer paso..., según mi teoría, simbiosis que sería fatal que terminase en Hybris... pero quizá esa sea la gracia de algunas experiencias humanas en éste mundo.

      Eliminar
    2. Y con permiso, un poco de Historia.

      No todos los generales de Hitler tenían opiniones contrarias a sus planes, en realidad esos tipos eran como éste elemento:

      http://www.exordio.com/1939-1945/personajes/halder.html

      Un pájaro de mucho cuidado.

      Pero otros si que compartían los planes preparados para la Victoria de Alemania:

      http://www.eurasia1945.com/protagonistas/personajes/heinz-guderian/

      En lo que sí se opusieron la mayoría (alguno incluso suplicándolo de rodillas) fue en el ataque a la URSS, y pocos eran más conscientes que Guderian de lo que era el Ejército Rojo y Rusia.

      Pero era imposible, de haber retrasado el ataque, al igual que en la Operación Tifón, cuando ya se masticaba el desastre, hubiese sido facilitar las cosas a Stalin.

      Visto en retrospectiva, Alemania perdió la guerra en 1941, aunque eso en el momento es casi imposible verlo debido a los factores aún entonces en el aire sobre lo que podría pasar en el futuro.

      Stalingrado tiene mucha tela que cortar y excede con amplitud una entrada, ya que la multitud de factores que influyeron en el resultado final es bastante más complicado que lo que recogen las películas, pero me quedo con una perla: Si la ciudad se hubiese llamado como se llama hoy en día, "Volgogrado", es posible que la historia hubiese sido diferente.
      ¿Quien sabe?.

      Un saludo.

      Eliminar