martes, 5 de octubre de 2021

 
DESDE RUSIA CON AMOR

La historia es muy clara cuando habla del inicio de la II Guerra Mundial y si bien está reconocido que la Wehrmacht entró en Polonia el 1 de Septiembre de 1939, tampoco es menos cierto que sus socios soviéticos lo hicieron el 17 de ese mismo mes.

Esto siempre ha sido una espina que los comunistas han llevado muy mal tratando de disimular todos estos años su implicación directa en el inicio de ese terrible conflicto. Hitler fue el culpable absoluto ante la historia. Fin del relato. Pero no pueden ocultar o negar que hubo un pacto alemán/soviético Ribbentrop/Molotov de reparto de Polonia, y que cada uno cumpliría su parte territorial. Como así fue.

Sin embargo, el ministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguéi Víktorovich Lavrov, nos regala en las redes, que la invasión soviética de Polonia fue un “acto de liberación” (ver: https://twitter.com/MID_RF/status/1438768364353114115). No sé si reírme ahora o dentro de un rato. Y sin empacho añade “El 17 de septiembre de 1939, el Ejército Rojo, empezó una campaña de liberación en el territorio de Polonia”. Todo ello con el ánimo soviético de prevenir que las tropas alemanas invadiesen la Bielorusia soviética.

Y sigue “Las gentes de la Bielorusia Occidental y la Ucrania Occidental, recibieron a los soldados soviéticos con júbilo”. Como es lógico, esto provocó agrias respuestas de los usuarios de las redes. Este clamor en contra de la gente, encaja con las recriminaciones mutuas entre Varsovia y Moscú sobre quién empezó la II Guerra Mundial.

La Rusia de hoy no está de acuerdo con las opiniones de sus antiguos estados-satélites, sobre el papel de Stalin en dicha contienda y por firmar el Pacto Ribbentrop/Molotov con Hitler que, como consecuencia, dividía la Europa del Este en esferas de influencia de esos poderes.

No olvidemos que, recientemente, Putin ha culpado a Polonia por el inicio de la guerra, conocida en Rusia como La Gran Guerra Patriótica, y que rechaza las afirmaciones de que se puede culpar por igual a Hitler como a Stalin por esa guerra.

Dirigiéndose a la resolución del Parlamento Europeo que culpaba Pacto Ribbentrop/Molotov por el inicio de la guerra, Putin dijo que lo que llevó a la guerra “fueron los chanchullos entre los poderes occidentales y Hitler".

Entre acusaciones de que Rusia trata de rebajar los crímenes de Stalin y la promoción de su legado tras más de 20 años de Putin en el poder, los legisladores han aprobado una ley prohibiendo las “comparaciones nazi-soviéticas” (ver: https://www.themoscowtimes.com/2021/05/06/russian-lawmakers-seek-to-ban-soviet-nazi-comparisons-a73826)

Supongo que asesinar a casi 25.000 oficiales polacos en Katyn, formaba parte de ese “acto de liberación” en Polonia…

2 comentarios:

  1. Es evidente que había un pacto, como acertadamente señala ud. sr. Botaya. Solo que como bien señala Putin, en términos de legislación internacional, cuando los soviéticos ocuparon el este polaco, después de la invasión alemana, en Polonia no quedaba ninguna autoridad, ni política ni militar, para un acuerdo de rendición o armisticio, por lo que los motivos soviéticos, como irónicamente afirmaba Stalin, eran puramente humanitarios, de protección de la población civil.
    Algo a lo que deberíamos estar acostumbrados como miembros que somos de la OTAN, tan aficionada como es a guerras humanitarias, y a llevar la "democracia" a los más remotos Paises, que cuenten con ricos recursos naturales. Y es que como por arte de magia, y hecho inusual, las bravas élites patriotas polacas, se esfumaron y tomaron camino de Londres, al poco de caer Varsovia.
    Sobre el comportamiento occidental, (resumida en un comentario del germanófilo Henry Ford, azuzar el conflicto entre nazis y rusos, hasta su autodestrucción, y USA venderles todo lo más posible) había mucho que hablar, como de esa rusofobia, que amenaza con vaciar los bolsillos europeos, a fuerza de sabotear todo proyecto energético con Rusia. Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Los soviéticos fueron bastante peores que los alemanes, masacraron más polacos y deportaron a unos 300000 a las fábricas de armamento y a los Gulags, cualquiera que vaya a Polonia podrá comprobarlo si habla con la población, al igual que ocurrió con la invasión de las repúblicas bálticas y Finlandia(Que también formó parte del pacto Molotov-Ribbentrop). La matanza de Katyn fue un claro ejemplo, teniendo en cuenta el vergonzoso silencia de las potencias occidentales, de hecho el gobierno polaco exiliado en Londres rompió relaciones diplomáticas con Inglaterra cuando vio que Churchill no condenó la masacre de Katyn.
    Por otro lado hay que tener en cuenta que Hitler intentó evitar en reiteradas ocasiones la invasión en Polonia, estaba dispuesto a rechazar los territorios de Polonia que habían pertenecido a Alemania a cambio de construir un corredor que uniera a Alemania con Prusia Oriental y la ciudad autónoma de Danzig. Ante lo cual el gobierno polaco estaba de acuerdo hasta que dejó de estarlo debido seguramente a las presiones británicas y francesas, rompiendo el pacto de cooperación que firmaron en 1934.Esta actitud del gobierno polaco obviamente fue una traición frente a Alemania, la cual la pagó bien cara cuando el gobierno Inglés ni se molestó en condenar la matanza de Katyn, una traición en toda regla.
    La diferencia que hubo entre una invasión y otra es que a Alemania le declararon la guerra y a la URSS no, es más como se sabe la Rusia bolchevique fue aliada del capitalismo occidental en dicha guerra contra Alemania, una alianza bastante siniestra ante la cual la historia oficial suele pasar de puntillas.

    ResponderEliminar